22 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El contenido de esta publicidad indignó al sector cultural, uno de los más afectados por el COVID, porque ponía como "mal ejemplo acudir a festivales"

Murcia obligada a retirar una campaña institucional que demonizaba los conciertos

El cartel de la polémica.
El cartel de la polémica.
El ayuntamiento de Murcia ha generado una gran polémica con su nueva campaña contra el coronavirus. Esta cuenta con imágenes de un joven con una pulsera de un festival, que muchos han interpretado como un ataque al mundo de la cultura. La indignación, canalizada a través de las redes sociales, ha sido tal, que el consistorio murciano ha retirado la campaña.

La última iniciativa municipal puesta en marcha por el ayuntamiento de Murcia contra el Coronavirus ha desatado la polémica. El consistorio murciano impulsó una campaña de concienciación contra la pandemia que muchas voces han criticado dentro del mundo de la cultura y, en particular, el sector de la música.

El motivo es el contenido de la misma. Desde el cabildo distribuyeron carteles que mostraban la imagen de dos brazos, cada uno decorado con una pulsera. Una de las pulseras servía para dar acceso a un festival musical. La otra, para ingresar en un centro hospitalario. Como lema de los carteles, se había escogido la frase: “Este verano, tú eliges la pulsera”.

En las horas sucesivas al inicio de la campaña, se constató una avalancha de críticas contra el ayuntamiento murciano. Fue tal la presión, que el consistorio decidió retirar la campaña de la discordia. Además, la institución ha querido aclarar en su cuenta de Twitter lo que considera una “confusión” a través de un comunicado oficial en el que explica que las tres imágenes que componen la campaña “buscan animar a realizar distintas actividades, siempre con responsabilidad”, entre ellas “bucear, tumbarse en la playa o asistir a un concierto”.

Este verano, las mascarillas han sido la tónica dominante de los conciertos en España.

Asimismo, el consistorio ha explicado que “desde el primer momento de la pandemia, el Ayuntamiento de Murcia ha reconocido la importancia del sector cultural, siendo la primera institución de España en declarar la cultura como actividad esencial”. En este sentido, recuerdan que “este año, el Ayuntamiento ha promovido la mayor programación cultural de los últimos veranos, con más de 100 actividades en las que han trabajado 300 artistas con sus equipos de producción. A estas actividades han asistido de forma responsable más de 24.000 personas”.

No son pocos los artistas que han mostrado su enfado ante esta iniciativa, pues consideran que su sector es uno de los más afectados por la pandemia. Algunos de ellos, como el grupo Chikos del Maíz, han subrayado que en los conciertos de este verano se han cumplido las medidas de seguridad, y no se ha detectado brote alguno: “un sector olvidado y machacado pero que ha sabido adaptarse a las nuevas normativas sanitarias y donde no ha habido contagios ni brotes durante todo el periodo estival. Vergüenza.”, expresaba la banda en su cuenta de Twitter. Otras voces del mundillo, como el cantante Alberto Jiménez, de Miss Caffeina, se han unido a la indignación general.

El tema del respeto a las medidas sanitarias en los conciertos vuelve así a la palestra de la actualidad. En las semanas precedentes, lo acontecido durante el espectáculo del conocido grupo musical Taburete, también generó una gigantesca controversia. Y es que, durante la actuación del grupo liderado por Willy Bárcenas, múltiples vídeos en redes sociales demostraron que muchos de los espectadores no llevaban mascarillas ni cumplían con la distancia social.

Además, el cantante de la banda pronunció la frase “ni una puta mascarilla”, algo que fue criticado por muchos de sus compañeros de profesión, como Lola Índigo u Omar Montes. No obstante, Bárcenas quiso aclarar que la frase fue malinterpretada y no fue pronunciada en el sentido que la gente había entendido, como ya informó elcierredigital.com.

 

COMPARTIR: