18 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su versión de esta obra galdosiana se puede ver en la Sala Negra de los Teatros del Canal de Madrid hasta el 18 de abril

Manuel Canseco, director de la obra 'Realidad': "La evidencia es que a Galdós ni se le conoce ni se lee hoy en día"

Manuel Canseco.
Manuel Canseco.
La obra 'Realidad' de Benito Pérez Galdós, con dirección y adaptación de Manuel Canseco, se representa hasta el domingo 18 de abril en la Sala Negra de los Teatros del Canal de Madrid. El dramaturgo Manuel Canseco ya adaptó otras obras del genial escritor canario, como 'Misericordia' y 'Miau'. Este texto es una descripción de las hipocresías de la alta sociedad madrileña de finales del siglo XIX y principios del XX a través de la historia de una infidelidad femenina.

Tras "Misericordia" y "Miau", el director extremeño de teatro Manuel Canseco vuelve a retomar las obras de Pérez Galdós y hace una versión libre de "Realidad", con la que el Instituto Cervantes conmemoró hace días el centenario de la muerte del novelista grancanario. "Esta obra es una mirada crítica a la realidad que nos rodea", explica el director y adaptador de esta obra a elcierredigital.com. 

Bajo la dirección de Canseco, Alejandra Torray, Juan Carlos Talavera, Adolfo Pastor, Cristina Juan y Cristina Palomo son los actores de esta pieza, que produce y distribuye  Maribel Mesón. 

Manuel Canseco, autor, director, intérprete y productor, ha dirigido el Centro Dramático y de Música de Extremadura, el Festival de Mérida y el Aula Teatro de la Universidad Autónoma de Madrid, así como numerosos teatros como el Teatro Lara, el Real Coliseo Carlos III y el Teatro Galileo. Ha recibido el Premio Tirso de Molina por su obra Proceso a Besteiro. En 2019 el Festival de teatro Clásico de Almagro  homenajeó al Director, celebrando su montaje número 100 como Director Teatral con la representación de María Estuardo, corona trágica en el Corral de Comedias. 

- ¿Pierde presencia hacer esta obra un año después del fallido año Galdosiano? 

Si es que el año de Galdós no fue 2020. El año de Galdós no ha llegado. Llevamos un siglo esperándolo. El objetivo de un año cultural es conseguir difundir la obra de un autor, pero se convierte en algo que toca a una cita obligada. La evidencia es que a Benito Pérez Galdós ni se le conoce, ni se lee hoy en día.

El reparto de la obra. 

- ¿Qué significa poner al día a Galdós?

- No es exactamente eso.  Hay una escenografía y una puesta en escena concreta, pero lo esencial en Galdós es la palabra y eso no cambia. No hay ninguna necesidad. 'Realidad' habla de la infidelidad femenina en un contexto histórico concreto y no hay que trasladarlo al día de hoy. Galdós es un retratista de su época y en eso nos tenemos que centrar. Evidentemente hay una adaptación del texto, porque la obra original serían tres horas de representación y con muchos actores en escena, algo que ni a nivel de producción ni por parte del público se puede sobrellevar. 

- ¿Cómo se prepara el trabajo con los actores para un texto como éste?

- La verdad es que es prácticamente el mismo reparto con el que hice mi anterior montaje, María Estuardo, Corona Trágica.  Tenía muy claro con quién hacerlo y qué tenían que hacer. Lo triste es que el teatro de hoy en día no permite que las obras hagan rodaje y cuando tanto los actores como los técnicos ya han hecho suya la obra entra en cartel otra obra, la siguiente en la lista. No hay un circuito teatral en condiciones como hace años. Es decir, no es todo culpa del coronavirus, antes ya estábamos en esto. Luego están los teatros públicos que deberían montar ciertos espectáculos y mover otros y no lo hacen. Vivimos en la era de las autonomías que ha traído cierto chauvinismo mal entendido. Prefieren un montaje de una compañía o de un autor del propio territorio que algo de fuera por mucha calidad que tenga y, claro, eso hace que en el país del ciegos el tuerto sea el rey. 

- Galdós que estrenó mucho teatro en vida, sin embargo se le repone poco frente a otros autores. ¿Por qué ocurre esto?

La verdad es que es inexplicable porque lo poco que se ha montado de él en los últimos años ha funcionado. Misericordia se mantuvo durante años en cartel con un éxito impresionante. Alguien dijo que  con esta obra María Fernanda D'Ocon alcanzó su cénit.  Nosotros decíamos "no digas de este agua no beberé, ni no volveré a reponer Misericordia". También tuve la suerte de montar Miau y funcionó. 

- ¿Tenía claro que quería celebrar el año de Galdós con Realidad?

-No creo que me hubieran dejado elegir nunca. Esto ha surgido porque yo hice la adaptación de la obra para la revista galdosiana Isadora y recibió muy buenas críticas. Le gustó mucho a todo el mundo y llegaron los eventos del año galdosiano que se celebran con retraso por todo lo del Covid-19. Espero que ahora al público le guste Realidad y reivindiquemos así la gran figura de Galdós.

COMPARTIR: