19 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El general Juan Picasso recogió sobre el terreno, con cientos de entrevistas, los hechos que acaecieron y desencadenaron la tragedia en Marruecos

Cien años de 'El desastre de Annual' (VI): Los testimonios exclusivos del 'Expediente Picasso'

Cien años del Desastre de Annual.
Cien años del Desastre de Annual.
Diversos investigadores rehacen para El Cierre Digital, en varios capítulos, la derrota militar española que pasaría a la Historia como “el desastre de Annual”. El periodista Julio Merino recoge en esta entrega los hechos narrados por los testigos de la tragedia y recogidos por el 'Expediente Picasso', el informe que instruyó el general don Juan Picasso por decisión del Gobierno y de las Cortes Españolas.

Aunque el Desastre de Annual realmente comenzó con el asalto y la toma insensata del Monte Abarrán, que fue lo que promovió la respuesta rebelde de Abd el-Krim y los suyos, y siguió por la derrota trágica de Igueriben y las demás posiciones y blocaos repartidos peligrosamente, el desastre real hay que centrarlo en el día 22 de julio de 1921, cuando las tropas moras, más de 3.000 en un principio y hasta 10.000 después, asaltaron a sangre y fuego la posición central, donde estaba el Cuartel General de mando del Comandante Jefe de Melilla, el general don Manuel Fernández Silvestre. 

Entonces se produjo la desbandada desordenada y anárquica, trágica y mortal, ya que de los 3.000 soldados españoles que salieron huyendo invadidos por el pánico ciego que les movía incluso a robarse entre ellos y a matarse por escapar antes, y donde ya no había mandos, ni oficiales ni jefes y todo era un 'sálvese quién pueda' mortal. ¡Fue ciertamente un desastre! Que incluso se llevó por delante al propio General Jefe, el alocado, ambicioso y servil (no en vano era el niño bonito de  Su Majestad Alfonso XIII), tanto que según la versión del propio hermano de Abd-el-Krim, se acabó suicidando de un tiro en la cabeza.

Pero como nadie, ni periodistas, ni historiadores, estudiaron tan a fondo lo que fue aquel desastre como el general don Juan Picasso recogió con cientos de entrevistas y estudios sobre el terreno, me van a permitir que reproduzca lo que el general instructor dejó por escrito en su famoso 'Expediente Picasso'. 

Posiciones dependientes de Annual: Primera parte

"En este lugar, y para seguir la metódica exposición de los hechos, se considera procedente resumir la suerte que corrieran las posiciones de la zona de Anual, no sólo de las que eran administrativamente dependientes de su demarcación territorial, sino también de todas aquellas que constituyendo, de una parte, el frente avanzado, y sirviendo a su vez de protección a la línea de comunicaciones, son arrastradas sus guarniciones por la retirada general, como también de la parte opuesta, las de apoyo del sector que, cubriendo a retaguardia el territorio aledaño al camino de Ben Tieb a Anual, obedeciendo asimismo a la razón del repliegue, convierten sus destacamentos sobre la línea de retirada o sucumben en el intento de alcanzarla, recogiendo los restos de todas ellas sobre Ben Tieb y Dríus: reseña en casos incompleta o reducida a simples menciones en cuanto han podido ser obtenidas estas noticias, pues de algunas posiciones no ha quedado ni rastro de sus aniquiladas guarniciones, conociéndose lo que de ellas fuera por meras referencias; remitiéndose en todas, y de manera general -como ya preliminarmente se hizo constar- por lo que se refiere a la descripción de las posiciones, su asiento, estructura, organización defensiva, armamento, repuestos y aguadas, a las declaraciones de los testigos respectivos como base natural de apreciación de su capacidad de resistencia y condiciones en que realizaron su particular defensa".

 Talilit

"Dice el sargento del regimiento de Ceriñola Marcial García, que la guarnición de la posición la constituía una compañía de dicho cuerpo, cuyo capitán estaba con permiso en la plaza, manteniendo una sección destacada en la avanzadilla, que respondía al objeto de relacionar ópticamente la posición con la cabecera de Anual; una sección de ametralladoras de posición al mando del capitán Don Benigno Ferrer, jefe a la sazón de la posición, y un destacamento de Artillería a cargo de un oficial.

Cien años del Desastre de Annual.

Que el 22 de julio, a las 11, recibieron orden para evacuar sobre Sidi Dris, efectuándolo inmediatamente el capitán Ferrer con la sección de Ceriñola del teniente García Moreno, sin tomar disposiciones para la marcha, y la restante fuerza salió después al mando del teniente Aguilar de Mera (L) con la que iba el declarante, sin adoptar tampoco medidas de seguridad; que a poco de salir empezaron a ser hostilizados por los moradores del territorio, y como el teniente de la sección se adelantara y los individuos de ella pretendieran dar a correr, el declarante los contuvo a mano armada, haciéndoles entender que era debido esperar a la fuerza de la avanzada; que en esta situación permaneció hasta que la vio salir; continuó con su gente la marcha, perseguidos por el tiroteo hasta llegar al río de Sidi Dris, donde fue protegida la retirada por las fuerzas de Policía de la posición que salieron en su apoyo.

De la fuerza de la avanzada dice que sólo llegó un soldado a Sidi Dris, maltrecho y desarmado, y nadie del destacamento de Artillería, que se había quedado inutilizando las piezas y hubo de darse por desaparecido; y el soldado Garrido, de Ceriñola, dice, en atestado número 163, que de los 200 individuos de que aproximadamente constaría la guarnición de Talilit, sólo llegaron a Sidi Dris noventa y cuatro, por efecto de las bajas durante la retirada y haber combatido para acogerse a la última referida posición.

Incorporadas las fuerzas remanentes a Sidi Dris, y comprendidas en su guarnición, siguieron luego la suerte de ella en el asedio y asalto de que fuera objeto, sin que por su aislamiento y situación pudiera ser socorrida por la Marina, a la que se encomendó el arduo intento de su salvamento.

Muy posteriormente, presentados los soldados prisioneros García Manzanares, de Ceriñola, y Sánchez Gil, de Artillería, dicen, en atestado número 184, que desde el 17 presenciaron los ataques de las posiciones, sin que a ellos se les hostilizase, no sufriendo más consecuencias que la falta del convoy diario de Anual, teniendo que hacer el suministro en Sidi Dris, por mediación del jefe moro del poblado de Beni Margani, que, a petición del capitán, llevaban los víveres, confirmando, en lo demás, que el 22 abandonaron la posición, que fueron atacados por los moradores de los poblados, sufriendo muchas bajas, y que, reuniéndose en el río Kebir en un número de unos noventa, pudieron acogerse a Sidi Dris".

Buimeyán

"Adelantada esta posición, en situación dominante, sobre la margen izquierda del Amekrán, constituía su guarnición una compañía de fusiles y otra de ametralladoras del regimiento de Ceriñola, fuerzas de Policía en número de 60 hombres, como cabecera de la 15ª mía de Tensaman, y un destacamento de Artillería a cargo de un oficial.

Cien años del Desastre de Annual.

Hostilizada esta posición insistentemente desde mediados de Junio, queda con anterioridad relatado el proceso de sus vicisitudes, retrayéndose como consecuencia de dichos ataques el servicio de seguridad que con anterioridad se extendiera hasta la Loma de los Árboles, dejando con ello al descubierto su aguada y últimamente interceptada; así como, estableciéndose el enemigo en los poblados en contorno de la posición, dificultó también el paso de los convoyes de Anual, llegando a hacer difícil su situación".

 Intermedia "C".

"Fue establecida esta posición el día 20, delante de Izúmar, en la dirección de Anual, al extremo de una loma alargada, dominando el empalme de caminos que contorneaban por su pie la expresada posición de Izúmar, en el otro extremo de la cual loma estaba situada una avanzadilla de una sección. La posición estaba guarnecida por una compañía del regimiento de África, con dos ametralladoras, cuyo ganado había sido retirado a Anual.

A tenor de la declaración del soldado Antonio López Expósito, el 21 por la tarde, cuando se replegaban las fuerzas de protección, y aun cuando dice que la noche transcurrió con tranquilidad […] que en la noche, a las veinte, pidió auxilio la avanzadilla, que no le fue prestado ni por Anual ni por Izúmar, viéndose obligado a replegarse a la posición principal.

Prosigue el expresado López que el 22 por la mañana continuaba la tranquilidad, viendo pasar las tropas en retirada procedentes de Anual, por lo que el capitán mandó abandonar la posición, prendiéndola fuego, incorporándose la fuerza a la columna y siguiendo sus vicisitudes".

 Izúmar

"El precitado soldado Alaejos dice que al pasar por su pie, en retirada, le hizo el efecto de estar ya abandonada esta importante posición.

Asentada en un elevado cerro (750 metros de altitud), constituían su guarnición unas compañía del regimiento de San Fernando, una sección del de Ceriñola, destacada en Yebel Uddía, y el destacamento de artillería correspondiente para el servicio de las cuatro piezas de 7'5 Saint Chamond, que días antes de los sucesos fueron montadas. El 21 pernoctó además allí la 5ª batería de montaña de Anual, replegada sobre la posición en consecuencia de las vicisitudes del combate del mismo día en apoyo al convoy de Igueriben. El 22 se habían montado los servicios de protección como de ordinario y sin novedad; pero al darse cuenta de la evacuación de Anual decidióse el abandono y, sin ser hostilizada, la guarnición se incorporó a la columna de evacuación de aquel campamento.

El alférez Guedea, de la sección de Ceriñola, dice que bajó descuidadamente al camino en la mañana del 22 para enterarse de lo que ocurría en Anual y razón del movimiento de fuerzas en retirada que observaba, e instruido del caso, cuando subió de regreso a la posición encontró a su sección formada, diciéndole el sargento que habían recibido orden de evacuar, como ya lo habían efectuado las demás fuerzas, por lo que, a su vez, lo hizo con la suya, y que en el momento de abandonar la posición, o muy poco antes, el enemigo empezó a hacer fuego. En ella vio que era pasto de las llamas el depósito de municiones".

Intermedia "B"

"No se ha presentado, ni ha podido ser recibida, por tanto, declaración a ningún individuo de esta posición.

El soldado del regimiento de Infantería de Ceriñola Bacardit, que pernoctó en ella de paso para Anual, describe la posición. Estaba guarnecida por una compañía del regimiento de Ceriñola, al mando del capitán don Miguel Pérez García, y un destacamento de 40 policías al mando de un oficial.

Cien años del Desastre de Annual.

Según el capitán Jiménez Ortoneda, que recorrió en su servicio la posición en la mañana del 22, como ya se ha hecho constar, el capitán jefe de ella le manifestó que carecía de órdenes, "pero que sabría morir cumpliendo con su deber". Mas el teniente médico Peña dice que la guarnición de esta posición se replegó a la de Yebel Uddía".

Yebel-Uddía

"No se han presentado tampoco supervivientes de esta posición, asentada en el monte de su nombre, a 1100 metros de altitud.

El soldado del regimiento de Ceriñola Pérez Morlanes describe la posición; pero salió de ella con anterioridad a los sucesos y desconoce su actuación.

También la describe el alférez de Artillería Lacaci, que en ella estuvo destacado hasta el día 4 de julio.

La guarnición se componía de dos secciones de la 6ª compañía del segundo batallón del regimiento de Ceriñola y un destacamento de 30 policías al mando de un sargento.

El teniente Vidal Cuadras, de Artillería dice que el 22 pudo observar desde su posición de Chéif el ataque, durante una hora, de Yebel Uddía, de la que vieron con los gemelos a última hora de la tarde que habían desaparecido las tiendas, como asimismo manifiesta que la vio arder el teniente de Artillería Reig desde Buhafora".

Intermedia "A"

"En atestado 131, el soldado del regimiento de San Fernando Francisco Gómez Iniester, que como cartero de la posición residía en Dríus y el 22 de madrugada llevó el correo, regresando a su residencia hacia las ocho de la mañana sin advertir novedad, se describe someramente esta posición, pues tampoco se han presentado supervivientes de ella que poder examinar; constituían su guarnición dos secciones de la tercera compañía del tercer batallón de aquel regimiento, cuya tercera sección estaba destacada en Azrú, dos ametralladoras del primer batallón y el destacamento correspondiente de Artillería al mando de un oficial.

Cien años del Desastre de Annual.

No se tienen noticias directas de la acción de esta posición; por referencias se conocen, con arreglo a la declaración del teniente de Artillería Vidal Cuadras de Chéif, que a las tres de la madrugada del día 25 se recibió un despacho por óptica de Dríus ordenando que a las cuatro de la misma se abandonasen las posiciones de Tafersit y Midar, inutilizando cuanto pudiera ser de aprovechamiento al enemigo, se replegaran sus posiciones sobre la columna del campamento, contiguo a la posición; que esta orden fue transmitida a todas las posiciones circundantes que con la suya comunicaban, no pudiendo hacerlo con "A", "no recuerda por qué motivo"; y el teniente de Artillería Gómez López, de Dríus, comentando la retirada de las expresadas posiciones, consigna al folio 834, que a la posición "A" se olvidó el telegrafista de comunicar la orden, por lo que continuó resistiendo tres días más, según se cree, hasta que la tomó por asalto el enemigo.

El teniente médico Peña, en atestado al folio 283, dice que empezaron a atacar la posición "A" el mismo día 22; que se defendió durante dos días y enviaba heliogramas dando cuenta de que el enemigo la rodeaba y a los cuales no recibía contestación; confirmado el teniente Vidal Cuadras -folio 1495- que al llegar a Dríus en retirada, "A" seguía haciendo fuego y funcionando el heliógrafo".

Tzayudait

"Guarnecida esta posición únicamente por fuerzas de Policía, dice el teniente de Artillería Reig que desde Buhafora, donde se encontraba destacado, vio hacia las doce de la noche del 22 que la posición encendía una hoguera, dando a entender con ello el abandono del puesto; y que los policías del destacamento no llegaron a defenderse; pues, antes bien, se sumaron a los insurgentes".

Mehayast

"Esta posición está asentada en un elevado monte de Beni Ulixech, el Yebel Azrú, de 1150 metros de altitud. Su acceso se hacía desde Ben Tieb por un mal camino de herradura, en las faldas de la cual altura había varios poblados moros. Hace su descripción el cabo de la Brigada Disciplinaria Francisco Rodrígues Hernández, consistiendo su guarnición en una compañía de dicho cuerpo, pero sólo de 36 hombres y dos oficiales. A tenor de dicha declaración, desde su situación elevada se veían, cuando las nubes acumuladas en la altura lo permitían, Sidi Dris, Izúmar, Igueriben y otras posiciones del territorio.

Presenciaron en consecuencia el abandono de Anual y el incendio de algunas tiendas cuando la columna de evacuación había ya rebasado la altura de Izúmar, posición que asimismo vieron arder hacia la una de la tarde.

Cien años del Desastre de Annual.

Poco más de esa hora, vióse rodear la posición grupos de indígenas armados, en actitud expectante y enemigos afluir de Izúmar. Consultóse, dice, a la una y media a Ben Tieb sobre el partido que debiera adoptarse, a lo que no cree se obtuvo contestación, y como empezaron a hostilizar y aumentar la concentración de enemigos, contestóse su fuego como media hora; mas, no alcanzando la fuerza para cubrir el parapeto, y estimándose no poder sostenerse en aquel aislamiento, determinóse evacuar la posición, como intentaron hacer, saliendo a la desfilada y llevando las municiones que pudo sobre sí las fuerzas y cargadas las acémilas, quemando el resto de las que había en el repuesto. Emprendióse la retirada hostilizados nuevamente, y como al kilómetro escaso hubieron de hacer alto para contestar y contener la agresión, apretados, no obstante y rodeados de moros, hubieron de separarse en grupos, que en su dispersión fueron desechos, muertos o prisioneros, y algunos pudieron acogerse como el testigo y un oficial, errando a la lejana posición de Kebdani, extremo que confirma el comandante Sanz García".

Tuguntz

"Estaba guarnecida por la cuarta compañía del segundo batallón del regimiento de San Fernando.

El capitán precitado de la Policía González Longoria, dice que al restituirse a la cabecera de su mía, en Yarf el Baax, en la noche del 22 , recibió un despacho del jefe de la expresada posición manifestando se acababa de presentar un moro manifestando "que el declarante ordenada se le entregara la posición", a lo que hubo de responder que la Policía aprehendiera y diese muerte al referido moro; a lo que contestó Tuguntz que el moro era Cadur Namar, y que ya se había marchado; enterándose a poco de que la Policía había abandonado la avanzadilla y la posición era atacada por el enemigo, ataque que continuaba en la mañana siguiente del 23, siendo de advertir que en estado general de la situación no figura tal avanzadilla.

Según declaración del capitán del regimiento de Melilla, en la noche del 22 a 23, se recibieron en Kebdani varios telefomenas de servicio urgente circular, expedidos por la posición de Tuguntz, en los que se decía que era atacada, que no tenía víveres ni agua, escaseando las municiones y pidiendo órdenes, las que no se les pudieron dar por depender dicha posición de la circunscripción de Dríus, donde el general segundo jefe se encontraba. Que a las primeras horas de la mañana del 23, los aeroplanos lanzaron bombas en las inmediaciones de Tunguntz”.

Yemaa de Nador y Halaud

"Situada esta posición en un cerro de regular altura en las vertientes derechas del Uardana, estaba dominada por otra elevación a un kilómetro hacia el Noroeste que ocupaba la avanzada de Halaud.

Guarnecía la posición la cuarta compañía del primer batallón del expresado regimiento de San Fernando, que mantenía en la avanzada un puesto de sargento y 20 hombres y el destacamento correspondiente de Artillería a cargo de un oficial.

Según las declaraciones […] el 22 vieron, hacia la tarde, las fuerzas de Anual en retirada, y a poco correrse grupos de moros en torno de la posición, por lo que dispuso el capitán fuese reforzada la avanzada; dice el cabo que también advirtieron que salía la cabecera próxima de la 13ª mía de Dar Mizian, la Policía, y dirigirse a la posición, y que ellos supusieron vendría a cooperar a la defensa; y aun depone el artillero Ruiz que la harca auxiliar, que a distancia precedía a las fuerzas de Anual al retirarse, acudió también a ella con la pretensión de que se la dejara ocupar la posición. El hecho es que el capitán mandó salir a las 5 una sección con propósito de despejar las avenidas del terreno, en que se iba condensando el enemigo, mientras las otras se aprestaban a la defensa del parapeto. Salió y desplegó la sección en ejecución del mandato; pero un grupo de caballería, dícese, de la Policía sublevada, le cortó el paso y le rodeó haciendo fuego, al que contestaba con el suyo; pero acosada por el enemigo, en mayor número, la acometió y deshizo. Salieron las otras secciones detrás, combatiendo como hasta medio kilómetro, pero revolviéndose el enemigo contra ellas, las dispersó asimismo.

La gente de la avanzadilla, al ver que al cuarto de hora había cesado el fuego de la posición, observando que los moros corrían hacia ella, y al darse cuenta de la evacuación sin haber advertido la señal convenida para llegado que fuera este caso, resolvieron abandonar el puesto a su vez con intento de dirigirse a Dríus. Combatida de igual modo esta fuerza, dispersa y habiendo sufrido muchas bajas, sólo los restos de uno y otro grupo pudieron acogerse desperdigados a dicho campamento”.

Morabo de Sidi Mohamed

“Asentada esta posición a 850 metros de altitud (no existen supervivientes de su guarnición; era una sección del regimiento de San Fernando destacada de la compañía de Ben Tieb), y según manifiesta el capitán de Policía Fortea -folio 483 vuelto- y el teniente médico Peña -folio 679 vuelto-, la vieron arder la tarde del 22 de julio, dando de hecho que sucumbiera aquella”.

COMPARTIR: