23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Regresa el próximo 12 de junio, en la plaza de toros de Jaén. Para sus empresas siempre ha confiado en su hermano Andrés

Los negocios de José Tomás ante su vuelta al ruedo: No aparece como administrador de ninguna sociedad

José Tomás.
José Tomás.
José Tomás vuelve a los ruedos el próximo 12 de junio y lo hará en la plaza de toros de Jaén, conocida como el Coso de la Alameda. Algunos medios han publicado que el diestro de Galapagar regresa a los alberos por sus problemas económicos. Lo cierto es que el matador no aparece en España como administrador en ninguna sociedad. Para los negocios, Tomás siempre ha confiado en su hermano Andrés.

José Tomás, el mítico diestro de Galapagar, vuelve a los ruedos el próximo 12 de junio, en el Coso de la Alameda en Jaén. Han pasado tres años y diez días desde su última aparición, el 22 de junio de 2019 en Granada, cuando, en una gran faena, cortó seis orejas y el rabo protagonizando una tarde para el recuerdo de los aficionados.

La noticia llega después de que hace más de un año se supiera que el diestro de Galapagar puso fin a su relación con Isabel, la mujer con la que compartió su vida durante casi veinte años. El torero y su pareja se habían trasladado a vivir hace años a la localidad malagueña de Estepona, con su hijo de 11 años. Una nueva posible relación sentimental del diestro pudo ser el motivo de la ruptura, como reflejaron algunos medios en su momento. 

José Tomás e Isabel, su pareja durante casi 20 años. 

Por otra parte, esta vuelta al ruedo se produce entre rumores por su situación económica. Lo cierto es que todas las sociedades están a nombre de su hermano Andrés y el diestro no aparece en ninguna compañía en España como administrador o con otro cargo, según ha comprobado Elcierredigital.com en el Boletín Oficial del Registro Mercantil de España (BORME).

Tres empresas en el entorno familiar

Las tres empresas que rodean al diestro de Galapagar, y que se dedican a la explotación económica del fenómeno José Tomás,  están en manos de su hermano Andrés. El torero no aparece en ninguna con ningún tipo de cargo.

La primera, Agropecuaria Quinchos S.L., tiene su domicilio social en la plaza que lleva el nombre del torero en su localidad natal, Galapagar, en concreto en el número 8. Esta empresa tiene como objetivo la “explotación de otro ganado bovino y búfalos”. Fue constituida el 28 de abril de 1998 y tiene como administrador único y accionista mayoritario a Andrés Román Martín, hermano del diestro de Galapagar.

La agropecuaria tiene una probabilidad de retraso en pagos de 0’76 por ciento y un índice de resiliencia reducido del 38 por ciento. En 2019, el balance de ventas fue de 32.850 euros, su activo total de 874.490 euros y el capital social de 18.000 euros. El índice de resilencia es la capacidad que tiene la entidad analizada para hacer frente a una situación excepcional y no prevista, con impacto significativo en el proceso productivo y/o capacidad de la entidad.

El activo total de la empresa creció en un 6,92 por ciento entre 2018 y 2019. Este crecimiento ha sido menor en el caso del activo no corriente, que sólo se incrementó un 5,70 por ciento. Este crecimiento se ha financiado en mayor proporción con un aumento del endeudamiento, que se ha incrementado un 9,25 por ciento.

José Tomás con Isabel paseando a su hijo hace años.

No obstante, el Patrimonio Neto de la sociedad aumentó un 1,70 por ciento. Este crecimiento es consecuencia del aumento del activo no corriente, que se incrementó un 114,81 por ciento. Este crecimiento se ha financiado con un aumento del endeudamiento del 9,96 por ciento

La segunda sociedad es Román de Galapagar S.L., cuyo domicilio social también está en Galapagar (Madrid), en el número 11 de la plaza de la Constitución, y su negocio son las “actividades recreativas y de entretenimiento”. Constituida el 1 de enero de 1999, su administrador único es, al igual que en la anterior, el hermano del torero, Andrés Román Martín.

Esta empresa tiene una probabilidad de retraso en los pagos del 2,24 por ciento y un índice de resiliencia del 68 por ciento, es decir elevado. En 2019, el balance de ventas fue de 240.000 euros y su activo, de 4.707.342 euros.

El activo total de la empresa decreció un 1,45 por ciento entre 2018 y 2019, lo que se ha reflejado en la reducción del activo no corriente en un 0,25 por ciento. La reducción del activo contrasta con el crecimiento del Patrimonio Neto que han aumentado un 1,76 por ciento. Por tanto, el endeudamiento de la empresa se ha reducido un 9,08 por ciento.

José Tomás en el ruedo. 

Por último, nos encontramos con Promin José Tomás S.L., situada, al igual que la anterior, en el número 11 de la plaza de la Constitución de la misma localidad madrileña. En esta empresa, dedicada al “alquiler de bienes inmobiliarios por cuenta propia” y constituida el 20 de mayo de 1998, aparece José Tomás Román Capelo, sobrino del diestro, como accionista mayoritario y como administrador único Andrés Román.

En 2019, presentó un balance negativo de 3.335 euros, un activo total de 6.846.772 euros y un capital social de 3.926.778 euros. Tiene una probabilidad de retraso en los pagos del 2’02 por ciento, o sea, moderada-baja y un índice de resiliencia reducido, del 35 por ciento.

La situación financiera de la compañía es desfavorable y la evolución de los resultados ha sido negativa. La capacidad para convertir en recursos líquidos las ventas generadas por el ejercicio de su actividad, se sitúa por debajo de las empresas de su sector y tamaño. La capacidad de la empresa para generar efectivo a partir de sus actividades ordinarias y hacer frente a sus deudas a corto plazo es aceptable.

José Tomás Fundación

El único estamento oficial donde José Tomás figura con un cargo es en su Fundación. El pasado 15 de septiembre, José Tomás pasó a ocupar el puesto de administrador único de José Tomás Fundación, un organismo creado en junio de 2009.

Según su propia página web, esta Fundación, situada en el número 11 de la plaza de la Constitución de Galapagar (Madrid), donde también figuran dos de las sociedades familiares, tiene como objetivo "aportar un especial grano de arena para mejorar  el futuro de aquellos que peor lo divisan y, por otro lado, demostrar con sus actuaciones el compromiso de la tauromaquia con las problemáticas sociales y humanas de la sociedad actual". 

El reclamo del torero de Galapagar ha hecho que las ventas para ver su vuelta al ruedo en el coso de Jaén se estén disparando. Lidiará en solitario cuatro toros de las ganaderías de Juan Pedro Domecq, Victoriano del Río y Álvaro Núñez del Cubillo. La elección por parte de José Tomás de una plaza con aforo para 10.800 aficionados, puede suponerle una importante taquilla que, como es lógico, redundará en la economía del torero. 

COMPARTIR: