29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se cumplirían 46 años del nacimiento de la modelo y la bisnieta de Lucía y Luis Miguel sigue el camino de su familia en el mundo artístico

La saga Dominguín-Bosé: Dora Postigo, hija de Bimba, mantiene el legado familiar con su debut en el cine

Dora Postigo, cantante y actriz.
Dora Postigo, cantante y actriz. / Es la mayor de las hijas de Bimba Bosé.
Dora Postigo, la hija mayor de la fallecida Bimba Bosé, continúa la gran herencia artística de la saga Dominguín-Bosé. La dinastía que crearon Lucía Bosé y Luis Miguel Dominguín ha estado marcada por la influencia del mundo taurino y el refinamiento de la Italia más liberal. Sus descendientes han sabido continuar el legado marcado por la gran influencia cultural del arte, la danza o la música de personalidades como Pablo Picasso, Salvador Dalí o Luis Buñuel.

El pasado jueves 29 de septiembre, la estación de Príncipe Pío era una oda al “más es más”. La parada madrileña acogía el estreno de Rainbow, el nuevo proyecto televisivo del director Paco León para la plataforma Netflix. La alfombra roja acogió a muchos de los rostros conocidos del panorama artístico nacional como Ana Locking, Chanel Terrero, Ester Expósito o Samantha Hudson.

La película cuenta con un reparto estelar, pues entre las protagonistas figuran Carmen Machi, Carmen Maura o Dora Postigo, cantante e hija de la fallecida Bimba Bosé. La joven debuta en la gran pantalla y de hecho era una de las grandes revelaciones de la nueva producción del sevillano. La hija de la modelo y el productor musical Diego Postigo continúa el legado de la dinastía Dominguín- Bosé en el panorama artístico nacional que ya iniciaron sus bisabuelos, la modelo Lucía Bosé y el torero Luis Miguel Dominguín.

Luis Miguel Dominguín y Lucía Bosé, la estirpe torera y el refinamiento italiano

“Cuidado con el torero”. La actriz y modelo Lucía Bosé no paraba de recibir advertencias sobre la fama de mujeriego que tenía por aquel entonces Luis Miguel Dominguín, uno de los toreros más exitosos de la España de la década de los cincuenta. La que fuera proclamada Miss Italia en 1947 tenía previsto viajar a España para rodar Muerte de un ciclista junto a Alberto Closas dirigida por Juan Antonio Bardem y de hecho, fue por casualidad en una fiesta celebrada en la Embajada de Cuba donde conocería al diestro.

A pesar de que mantenía affaires fugaces ( y de sobra conocidos) con la actriz Ava Gardner, Dominguín quedó prendado de la belleza de “la italiana”, como él la llamaba. El flechazo fue inmediato y de hecho tal era la pasión que había entre ambos que pasaron varios días en el madrileño Hotel Hilton. No fue hasta marzo de 1955 cuando contrajeron matrimonio en Las Vegas y en octubre ante los ojos de Dios. El enlace fue precipitado ya que, el matador, aficionado a las cacerías que organizaba el caudillo, no sería bienvenido si no sellaba la unión por la iglesia junto a la modelo italiana. 

Lucía Bosé: su verdad sobre Luis Miguel Dominguín, Visconti y Camilo Sesto

Luis Miguel Dominguín y Lucía Bosé.

Aunque formaban una de las parejas más aclamadas de la vida social madrileña durante la década de los cincuenta, el choque entre la la tradición taurina de los círculos en los que se movía Dominguín y el refinamiento italiano del universo de Lucía Bosé era evidente. El matador prefería las jornadas de caza entre altos mandos del franquismo y la modelo se decantaba por pasar tiempo junto a artistas de la talla de Pablo Picasso o Luis Buñuel. 

Los altibajos en la pareja no tardaron en llegar.La modelo tuvo que hacer frente a los comportamientos machistas del matador y las infidelidades que hicieron mella en el matrimonio. La deslealtad que más hirió a la modelo fue la que mantuvo su marido junto a su prima Mariví Dominguín, con la que se llevaba 20 años, en 1967 y que desató la ira de la miss. Aunque la modelo se apropió de un rifle e iba dispuesta a acabar con sus vidas, le prendió fuego a Villa Paz, la residencia donde se encontraban. Posteriormente, la pareja no se escondía y de hecho, fueron portada de la revista Garbo durante el verano de 1970.

La familia Bosé y Picasso, una provechosa relación de más de 830.000 euros  | Vanity Fair

El matrimonio Dominguín junto al matrimonio Picasso.

La separación llegó en 1968 y aunque la modelo no volvió a pasar por el altar, el matador volvió a hacer alarde su fama de Don Juan y conquistó a Rosario Primo de Rivera, su última mujer y quien se mantuvo a su lado hasta su fallecimiento, víctima de una insuficiencia cardíaca. La nieta de Miguel Primo de Rivera fue la la única mujer quien logró amansar la fama de mujeriego del torero. 

Por su parte, la miss italiana quiso alejarse de cualquier recuerdo de aquella época junto al matador, por lo que sus últimos años estuvieron marcados por la excentricidad. Se tiñó el pelo de azul y se refugió en el arte, pues era una gran aficionada a la pintura. La actriz falleció en soledad el 23 de marzo de 2020 a causa de COVID-19.

Miguel, Lucía y Paola : de sus vivencias con Picasso a triunfar en las pasarelas

El divorcio de sus padres ocasionó un gran impacto en sus hijos : Miguel, Paola y Lucía. Aunque ambos mantenían una gran relación con sus progenitores, de hecho Paola afirmó que “estaba enamorada de su padre” y Lucía que “se sentía muy orgullosa de ser su hija”. A pesar de la influencia del mundo taurino en la familia, los vástagos del matrimonio siempre se sintieron más atraídos por el poder cultural del círculo de amistades de la modelo. No es de extrañar, pues durante su infancia crecieron sin la figura paterna, pues el torero pasaba largas jornadas fuera de casa por su trabajo, es más, no pudo asistir al nacimiento de su hija Paola por encontrarse toreando.

Los hijos de la pareja pasaban temporadas junto a personalidades del mundo de la música, la danza o la pintura. Viajaban a Cadaqués para visitar a Dalí y jugaban con Picasso, con quien junto a su mujer Jaqueline pasaban largas temporadas. Se intercambiaban pinturas o el artista no dudaba en colocarse un disfraz de indio para entretener a los pequeños.

Miguel Bosé recuerda el día de mayor tensión vivida con su padre, Luis  Miguel Dominguín

Miguel Bosé, Luis Miguel Dominguín y Salvador Dalí.

Miguel Bosé junto a sus hermanas recibieron una educación exquisita marcada por su formación en el Liceo Francés y su vínculo con el mundo de la cultura. El artista se consagró con Linda en 1977 bajo la atenta mirada de sus padres como uno de los integrantes del Fenómeno Fan en el programa Esta Noche Fiesta y desde ese momento, desarrolló una fulgurante carrera interpretativa durante los años ochenta. Sorprendió vestido con una falda, bailando Superman o travestido cantando Un año de Amor en una película de Pedro Almodovar. Nada era imposible para el primogénito del matrimonio. Aunque uno de los aspectos que suscitaba mayor interés de la vida personal del cantante era su posible homosexualidad y que aunque se confesó “homosexual y bisexual”, solo se le conoce un romance junto a una mujer, la actriz Ana Obregón.

Paola Dominguín:

Paola Dominguín junto a José Coronado.

Si Miguel Bosé reinaba en los escenarios, su hermana Paola toreaba en las pasarelas. La joven heredó de su madre la soltura como maniquí. Debutó en la década de los ochenta junto al diseñador Francis Montesinos en el desfile "Made in Spain", celebrado en Las Ventas y cuya pretensión fue homenajear a la cultura española, torera y flamenca. Durante su juventud desfiló para Valentino, Armani, YSL, Calvin Klein, Paco Rabanne, Carolina Herrera, Oscar de la Renta entre otros. La joven no solo conquistó las pasarelas, sino los platós de cine. 

Durante el rodaje de Brumal ( 1988) conoció al que sería uno de los amores de su vida y padre de su hijo, el actor José Coronado, con el que tuvo a su hijo, el también actor Nicolás Coronado. Durante su relación con el intérprete, revivió la historia de su madre como víctima de infidelidades, una de ellas con la tonadillera Isabel Pantoja. La pareja rompió en 1991 y a día de hoy mantienen una gran amistad.

Lucía, Palito, Jara... Las Dominguín Bosé, más activas que nunca

Lucía Dominguín junto a sus hijos.

En todas las sagas suele haber un miembro díscolo y en la dinastía Bosé, la segunda hija del matrimonio ostenta el título. Lucía Dominguín es aficionada a participar en reality shows, la vida en el campo y como su madre, a la pintura. Junto a su hermana Paola vive en una finca localizada en el municipio de Vilamarxant, donde fomentan el cultivo ecológico y el amor por la naturaleza. La vida amorosa de Lucía Dominguín está marcada por dos relaciones y posteriores divorcios. Junto al ingeniero Alessandro Salvatore, tuvo a sus hijos Bimba y Olfo de los que se tuvo que separar por perder la custodia, aunque la recuperaría años más tarde por mediación de su padre. Años más tarde, Lucía Dominguín volvió a casarse, esta vez con el productor Carlos Tristancho, con el que tuvo a sus dos hijas pequeñas, Palito y Jara. Aunque en un principio fue un matrimonio estable, pronto se vería golpeado por la ruina económica.

Bimba Bosé (Eleonora Salvatore), modelo. 41 años

Bimba Bosé.

Aunque el golpe más duro a la que se enfrentó Lucía fue a la muerte de su hija Bimba Bosé a los 41 años en enero de 2017. La modelo llevaba luchando desde 2014 contra un cáncer de mamá que finalmente no logró superar y fue una dura perdida que impactó a la saga. La dj era considerada la heredera del legado de su tío Miguel y de hecho, su belleza andrógina cautivaba a diseñadores como David Delfín o Lydia Delgado. Este sábado, habría cumplido 46 años y su hija Dora continúa el legado de una de las sagas históricas del país.  

COMPARTIR: