21 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Desde las autoridades egipcias creen que este hallazgo puede impulsar al maltrecho sector turístico de este mítico histórico país

Secretos del Antiguo Egipto: El hallazgo de 27 sarcófagos en la necrópolis de Saqqara aumenta la leyenda

Los sarcófagos no se habían abierto desde su enterramiento.
Los sarcófagos no se habían abierto desde su enterramiento.
La necrópolis de Saqqara (Egipto) ha sido testigo de uno de los grandes hallazgos arqueológicos de los últimos tiempos. En esta ubicación se han localizado 27 sarcófagos del antiguo Egipto con más de 2.500 años de antigüedad. El estado de conservación de las piezas, que no han sido abiertas desde su enterramiento, es bueno y las autoridades han anunciado que se esperan nuevos descubrimientos próximamente.

La historia de la humanidad es inagotable. En este sentido, sus vestigios son tan vastos que a diario aparecen elementos que trastocan el conocimiento recopilado hasta el momento. La arqueología encabeza un conjunto de ciencias encargadas, entre otras misiones, de rastrear estas improntas del pasado con el objetivo de profundizar sobre el comportamiento de las sociedades de antaño y ofrecer una explicación sobre cómo hemos llegado a este punto.

Sin embargo, lo que no es habitual es lo sucedido en la necrópolis de Saqqara en los últimos días. Y es que el ministerio de Turismo y Antiguedades de Egipto anunció recientemente que un grupo de arqueólogos de este país ha hallado en esta ubicación 27 sarcófagos que no se habían abierto desde su enterramiento. El titular de esta cartera, el ministro Khaled Al-Anani ha mostrado ante la prensa su fascinación por el hallazgo: “Es una sensación indescriptible cuando eres testigo de un nuevo descubrimiento arqueológico”.

El descubrimiento es el de mayor entidad en lo que respecta a sarcófagos egipcios desde el que tuvo lugar en octubre de 2019 en la necrópolis de Al-Assasif, donde hasta una treintena fueron localizados. Además, su valor es incalculable, pues las primeras afirmaciones apuntan a que estas urnas funerarias tienen 2.500 años de antigüedad, circunstancia que convierte en llamativo su buen estado de conservación.

Los sarcófagos son de madera y fueron encontrados apilados uno encima de otro. Aún son visibles sus motivos decorativos en dorado, blanco, rojo, negro y azul, pero todavía no se han identificado sus potenciales propietarios. Estos elementos no son los únicos objetos descubiertos. En las inmediaciones de estas urnas se ha constatado la presencia de estatuillas ushebtis y múltiples artefactos de pequeñas dimensiones.

Los arqueólogos han quedado prendados del impactante descubrimiento.

Si bien la increíble colección de sarcófagos ha revolucionado el mundo de la arqueología, su localización parece ser solo la punta del iceberg, en tanto que en los próximos meses iremos conociendo previsiblemente nuevos descubrimientos y, lo que es más importante, una ingente cantidad de información asociada a ellos. “Vendrán más secretos. Esto es solo el principio”, aseguran desde el ministerio del país del Nilo. De hecho, se espera la pronta aparición de más sarcófagos en los lados del pozo de once metros de antigüedad donde ha tenido lugar el hallazgo.

Saqqara, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se encuentra a apenas 30 kilómetros de El Cairo. Su necrópolis llegó a ser la más importante de Egipto cuando Memfis era su capital y estuvo en funcionamiento desde el advenimiento de la primera dinastía hasta la llegada de los cristianos. La pieza estrella del complejo monumental es la célebre pirámide de Zoser, aunque como ya se ha visto la magnitud del lugar es tan descomunal que aun quedan muchos enigmas sin revelar. Por ello, los arqueólogos trabajan continuamente para tratar de resolverlos.

La impactante necrópolis de Saqqara. 

La noticia del hallazgo llega en un momento de necesidad para el turismo de Egipto, tradicionalmente uno de los destinos más visitados del planeta, ya que la pandemia de coronavirus ha limitado el campo de acción a un sector que en 2019 remontó la inercia negativa que durante años registró a causa de la agitación político-social. Y es que trece millones y medio de visitantes visitaron el país africano hasta la explosión del virus.

En este sentido, ya en julio las autoridades competentes volvieron a abrir al público las pirámides de Giza y otros enclaves básicos en el turismo egipcio tras tres meses de cierre y, del mismo modo, establecieron precios más asequibles para fomentar la llegada de visitantes. Asimismo, el ejecutivo egipcio planea abrir durante el próximo año el Gran Museo Egipcio, uno de sus proyectos estrella. La apuesta es firme, pues esta entidad ya acumula más de 54.000 piezas de todas las épocas históricas de este país.

COMPARTIR: