08 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Era conocido por sus peculiares actuaciones y su precisión artística

Muere el famoso director de orquesta Mariss Jansons, conocido por sus conciertos de Año Nuevo en Viena

Mariss Jansons tenía un modo peculiar de dirigir la orquesta.
Mariss Jansons tenía un modo peculiar de dirigir la orquesta.
El famoso director de orquesta letón Mariss Jansons ha fallecido a los 76 años de edad a causa de una dolencia cardíaca. Su muerte fue anunciada por la orquesta vienesa Wiener Philharmoniker, de la que era miembro de honor. El director era conocido por su original manera de actuar en los conciertos de fin de año.

Jansons fuer un director sensacional y un hombre sensible. Nacido en Riga en 1943, falleció en la noche del sábado en su domicilio en la ciudad rusa de San Petersburgo. El peculiar músico, uno de los directores de orquesta más prestigiosos de su generación y que había trabajado durante muchos años en Noruega, Estados Unidos, Holanda y Alemania, llevaba tiempo con problemas de salud.

Al igual que su padre, Jansons ha muerto por una dolencia cardíaca. 

Si bien Jansons ya había sufrido algunos infartos en los años 90, que lo obligaron a interrumpir unos meses su actividad profesional, siempre volvía a escena, incansablemente entregado a la música, señala la citada agencia. 

El prestigioso director tenía programadas dos actuaciones en Viena, el 28 de noviembre pasado y el 2 de diciembre, pero ya había cancelado ambas por problemas de salud. Mariss Jansons, adorado por su público y conocido como un hombre sencillo sin actitudes de estrella, había sido galardonado con numerosas distinciones noruegas, británicas, alemanas y austríacas.

Mariss Jansons era hijo del director de orquesta letón Arvid Jansons y de su esposa judía, Araida.  Mariss permaneció escondido durante su primera infancia en la Riga ocupada por los nazis. Durante los años en que Arvid era subdirector de la Filarmónica de Leningrado, Mariss memorizó su biblioteca musical y dirigió una bandeja llena de cerillas. Jamás nadie igualaría su precisión a la hora de situar la colocación de los músicos de orquesta.

Mariss Jansons era conocido por su originalidad y precisión al colocar los instrumentos de la orquesta. 

Retenido por las autoridades soviéticas por antecedentes étnicos, se le permitió finalmente salir hacia Gales en la década de 1970, donde un impresionante ciclo Chaikovski fue emitido por la televisión nacional, y a Oslo, donde se convirtió en director titular de su orquesta en 1979. Su padre Arvid murió cinco años más tarde en el norte de Inglaterra, en Manchester, de un ataque al corazón mientras dirigía  la Halle Orchestra.

Unidos por la música  y por la enfermedad coronaria, padre e hijo. En 1996 Mariss sufrió un ataque cardíaco casi mortal mientras dirigía Bohème en Oslo. Sólo la presencia de un médico y la proximidad de un hospital le salvaron la vida. Al año siguiente se convirtió en director musical en Pittsburgh, revitalizando la orquesta durante más de media década. A partir de 2002 dirigió la Orquesta Sinfónica de la Radio de Baviera, manteniendo su estatus como la mejor  de Alemania, detrás de Berlín. Paralelamente, ocupó la titularidad de la Orquesta del Concertgebouw de Amsterdam entre 2004 y 2014. Entre sus aclamadas grabaciones se incluyen lecturas absolutamente magistrales de las sinfonías de Mahler y Shostakovich.

Jansons tenía  una hija, Ilona, de su primer matrimonio.

COMPARTIR: