15 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La intérprete ha enlazado varias dinastías teatrales, hija de Ismael Merlo, se casó con Carlos Larrañaga con el que fundó una nueva rama de la saga

La actriz María Luisa Merlo recibe el reconocido Premio Nacional de Teatro Pepe Isbert en su XXII edición

María Luisa Merlo
María Luisa Merlo
AMIThE (Asociación Nacional de Amigos de los Teatros Históricos de España) entregará el XXII Premio Nacional de Teatro Pepe Isbert a la actriz de 77 años María Luisa Merlo. En activo desde los diecisiete años, su trayectoria teatral se inició en ‘Ven y ven al Eslava’ con Nati Mistral y continúa hoy en día con la obra ‘Conversaciones con mamá’.

María Luis Merlo respiró teatro desde que nació y en ella se cruzan varias dinastías que llevan más de un siglo escribiendo algunas de las mejores páginas del mundo del espectáculo patrio. La Merlo, como se la conoce en el mundo de la escena, vino al mundo el 6 de septiembre de 1941, hija de Ismael Merlo, uno de los grandes nombres de la escena, y de la también actriz María Luisa Colomina. El mundo del teatro siempre se caracterizó por ser más liberal que la España de la calle. Por eso, María Luisa se tomó con naturalidad la separación de sus padres y que su progenitor se uniera a Vicky Lagos lo que les enlazaba con otra dinastía teatral: los Goyanes.

La relación de María Luisa con su padre fue una de las más importantes de su vida. En su libro de memorias publicado en 2003 Más allá del teatro, la actriz hablaba con sinceridad de sus sentimientos hacía su padre: “No soy una Electra, porque no hubo una relación amor/odio con mi padre, sino solo una relación de amor fortísima, él es el primero que me enseña esa relación de amor en libertad…la cagada de mi vida ha sido buscar a papá para encontrar solo hijos. Seguramente mi padre conmigo era maravilloso y con los demás un desastre. Seguramente, el intentar buscar lo que me daba mi padre a mí en otros hombres ha sido un error absoluto”.

Era cuestión de tiempo que la Merlo siguiera los pasos familiares. Con solo 17 años el mítico Luis Escobar la incorporó al reparto de Ven y ven al Eslava uno de los musicales que hicieron época en la escena española. Ella era la pareja joven junto a Pedro Osinaga, con el que vivió romance, frente a la gran pareja protagonista formada por Nati Mistral y Tony Leblanc.

Boda de Carlos Larrañaga y María Luisa Merlo. 

A partir de ahí inició una de las carreras teatrales más sólidas de nuestro país. Desde entonces ha interpretado desde teatro clásico hasta musicales pasando por comedias comerciales de autores como Alfonso Paso. Puntos álgidos de su trayectoria fueron los montajes Vidas privadas (1970), Pato a la naranja (1972), Los hijos de Kennedy (1977), El corto vuelo del gallo (1980), de Jaime Salom, junto a Gemma Cuervo, Diálogo secreto (1984), de Antonio Buero Vallejo junto a su padre Ismael Merlo, Los bellos durmientes (1994), de Antonio Gala junto a su hija Amparo Larrañaga. Odio a Hamlet (1998), de Paul Rudnik y Leonor de Aquitania (2006). Actualmente está representando Conversaciones con mamá.

El cine ha sido en gran parte su asignatura pendiente. Aunque en los inicios de su carrera rodó varios films como Ursus (1961), Mi noche de bodas (1961), Siempre en domingo (1961), Cuidado con las personas formales (1961) o Más bonita que ninguna (1965). A partir de ese momento sus apariciones en la gran pantalla fueron puntuales con títulos como Ligue story (1972) o Tocata y fuga de Lolita (1974). Su papel más destacado fue en En septiembre (1981) de Jaime de Armiñán. Su última película hasta la fecha es Proyecto dos (2008). Su trayectoria televisiva ha sido más dilatada. Son incontables sus apariciones en los míticos Estudio 1. También ha participado en serie como Aquí no hay quien viva, Mis adorables vecinos o Los serrano. También participó en el reality Mira quién baila en 2007.

La saga Larrañaga-Merlo

El hombre más importante de su vida junto con su padre fue sin duda el actor Carlos Larrañaga, perteneciente a otra gran dinastía de la época. hijo de la actriz María Fernanda Ladrón de Guevara y del actor Pedro Larrañaga, y hermano de Amparo Rivelles. Se casaron en el año 1961 y tras 16 años de relación tan intensa como tormentosa y apasionada se separaron en 1975. El divorcio no se firmó hasta 1983. Para entonces Carlos Larrañaga había iniciado ya una historia de amor con la que sería su siguiente esposa, la actriz y dramaturga Ana Diosdado

A pesar de lo tormentoso del matrimonio su amistad nunca se rompió sobre todo porque tenían tres hijos en común: el productor Pedro Larrañaga y los actores Amparo Larrañaga y Luis Merlo. Además, María Luisa se hizo cargo de Caco, hijo que Carlos había tenido en su juventud.

Carlos Larrañaga y María Luisa Merlo, ya divorciados, rodeados de sus hijos Pedro Larrañaga, Luis Merlos y Amparo Larrañaga. 

En sus memorias confesó haber tenido problemas con el alcohol y las drogas fruto de una depresión tras la muerte de su padre en 1984. En plano sentimental, se volvió a casar en 1992, en este caso con un profesor universitario inglés, Michael Kenton. Se divorciaron en 1997.

COMPARTIR: