05 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El Ministro Rodríguez Uribes anuncia que intentará establecer una nueva tasación de los cuadros de la baronesa Carmen Cervera de acuerdo a la crisis

El culebrón del Thyssen: Cultura intenta la no venta del 'Mata Mua' y Tita apuesta por su hijo Borja

Carmen y Borja Thyssen frente al 'Mata Mua'.
Carmen y Borja Thyssen frente al 'Mata Mua'.
A todos cogió por sorpresa la decisión de Carmen Cervera, baronesa Thyssen, de querer vender cuatro cuadros de su colección, entre ellos el mítico 'Mata Mua' de Paul Gauguin. Tras el desconcierto inicial el Ministro de Cultuya ya ha anunciado que quiere renegociar con la viuda del Barón Thyssen pero para ello solicita una nueva tasación del cuadro y que tenga en cuenta el contexto actual de crisis. Por su parte, Borja Thyssen será el nuevo Vicipresidente del Museo por expreso deseo de su madre.

La venta de cuatro obras del Museo Thyssen va camino de convertirse en un culebrón. El jueves 11 de junio, Carmen Cervera anunció su intención de poner a la venta Mata Mua de GauguinCaballos de carreras en un paisaje de DegasMartha Mckeen de Wellfleet de HopperEl puente de Charing Cross, de Monet. La noticia aparentemente pilló por sorpresa al Ministro de Cultura Rodríguez Uribes.

Aunque Cultura no se posicionó oficialmente en el ánimo de muchos estaba que las razones últimas de la Baronesa Thyssen era presionar al Ejecutivo después de años en los que, cual espada de Damocles, la decisión de Carmen Cervera ha pendido sobre toda España por la posibilidad de que la colección Thyssen no continuase en las mismas condiciones en nuestro país.

Ahora, el ministro socialista Rodríguez Uribes ha decidido manifestarse sobre la retirada de estas cuatro obras pictóricas de las paredes del Museo Thyssen, ubicado en el antiguo Palacio de Villlahermosa casi frente al Museo del Prado de Madrid. El Ministro se ha mostrado con interés por alcanzar un acuerdo “razonable en tiempos de crisis” con la baronesa Thyssen respecto a su colección privada. Incluido, el cuadro de Mata Mua de Paul Gauguin, que tiene derecho de exportación.

El Ministro tiene claro que se debería hacer una nueva tasación de las obras a cargo de técnicos tanto del Ministerio como del Museo, aunque siempre teniendo en cuenta el contexto actual de crisis económica. Estas declaraciones las ha realizado en el Fórum Nueva Economía donde, además, aseguró que el ministerio dio el visto bueno a la salida de estas piezas en diciembre pasado, estando al frente de la cartera de Cultura José Guirao.

Rodríguez Uribes.

No es ningún secreto que Carmen Cervera nunca tuvo buena sintonía con el exministro Guirao, ex director del Museo Reina Sofía. Hasta tal punto que no hizo acto de presencia en la presentación de la exposición sobre Balthus que tuvo lugar en el Thyssen en febrero de 2019.

En el acto se esperaba la presencia de la baronesa junto al entonces titular de Cultura y junto a Setsuko Klossowska de Rola, la viuda del reconocido pintor. Sin embargo, Tita no apareció y sí lo hicieron su hijo Borja Thyssen y su nuera Blanca Cuesta. Un desprecio público a un ministro con el que no tenía sintonía y sí una exhibición de unidad con su hijo Borja y su nuera Blanca Cuesta, después de años de serios enfrentamientos.

Tita y los Ministros

A José Guirao le tocó bailar con la más fea tras aterrizar en Cultura. La cesión al Estado de la colección de arte Carmen Thyssen había expirado hace años y en esos momentos se encontraba en prórroga, tras el principio de acuerdo obtenido entre la viuda del Barón Thyssen y el Ministro de Cultura del PP, Iñigo Méndez de Vigo.

Pero tras la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a La Moncloa y al desalojó del Gobierno del Partido Popular, el futuro de la colección volvió a quedar en el aire. Seis meses después del cambio de ejecutivo, Guirao y los abogados de Tita, el despacho MA Abogados, un bufete donde están los exministros populares Ángel Acebes y José María Michavilla, llegaron a un punto en común: se necesitaba más tiempo. Es decir, la enésima prórroga para saber si la colección de arte privada más importante de España sigue en nuestro país.

La relación entre Carmen Cervera y los distintos titulares de Cultura se ha tensado y destensado en función de la permeabilidad de éstos a aceptar las condiciones de la aristócrata. Además, la situación de inestabilidad política, hasta que llegó el Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos, hacía que para Tita no fuera garantía ninguna de perdurabilidad. Es decir, llegar a acuerdos con Ejecutivos que no tenían garantizada su supervivencia política.

El conocido cuadro Mata-Mua ,del postimpresionista Paul Gauguin, es una de las obras favoritas de la colección privada de Carmen Thyssen, que no del Museo como tal. Hasta tal punto, que bautizó con el nombre de esta obra de 1892 a su conocido yate.

La colección de la exmiss España consta actualmente de 426 obras y fue prestada, a cambio de dinero, al Estado en 1991 con una duración de diez años. Se renovó diez años, y desde 2011 se hace de forma anual.

El matrimonio Thyssen-Cuesta con el Ministro de Cultura, José Guirao y la viuda de Balthus. / Bernardo Paz 

No es la primera vez que Tita hace uso de cuadros de su colección para solventar algún supuesto problema de liquidez. La legislación impide vender obras de arte de forma libre, aunque sean de propiedad privada, salvo en situaciones muy concretas. El Estado tiene derecho a realizar una oferta para adquirir la obra de arte antes de que ésta salga al mercado.

En 2012, la casa de subastas Christie's vendió por casi 28 millones de euros el cuadro La esclusa de John Constable. Esta obra de la colección de la Baronesa estaba colgada de las paredes de su célebre museo. La viuda del Barón Thyssen alegó falta de liquidez y la última ministra de Cultura del Gobierno de Rodríguez Zapatero, dio su ‘Ok’ cuando decidió que el Ejecutivo no estaba interesado.

Sin embargo, las elecciones de noviembre de 2011 retrasaron la venta ya que, al producirse un cambio de Gobierno, era mejor esperar a que el nuevo Ejecutivo del PP se prenunciara. El entonces ministro José Ignacio Wert mantuvo la postura de su predecesora.

Ahora, Cultura parece dispuesto a no perder cuatro cuadros, sobre todo el celebérrimo Mata Mua de Gauguin, que es uno de los símbolos del Museo Thyssen, aunque, realmente, pertenece a la colección privada de Carmen Cervera. Al margen de la colección permanente del Museo Thyssen-Bornemisza, que es propiedad del Estado desde que en 1993 adquiriera las 800 obras que la componían. Por tanto, está al margen de los vaivenes de la colección privada Carmen Thyssen-Bornemisza.

Borja, entre Hacienda y la Vicepresidencia del Museo

Este culebrón pictórico entre el Gobierno y Tita Cervera llega después de que, a finales del pasado año, su hijo Borja Thyssen fuera declarado absuelto de defraudar 600.000 euros a la Hacienda Pública española en el ejercicio de 2007.

El pasado 19 de diciembre de 2019, fue declarado absuelto al no encontrar el Tribunal pruebas suficientes de que el acusado no tuviera su residencia en Andorra, como defendía para no hacer la declaración fiscal durante ese ejercicio en España. Sin embargo, la Fiscalía recurrió esa sentencia y ahora pide que se devuelva esa causa al Juzgado de lo Penal número 22 de Madrid. Pero, además, al hijo de la baronesa todavía le quedan otras causas pendientes con Hacienda.

Borja Thyssen. 

El Ministerio Público sostiene en un recurso presentado ante la Audiencia Provincial de madrid que la decisión de absolver al acusado de defraudar 592.557 de euros del IRPF de 2007 no tuvo en cuenta la falta de "coherencia" de las pruebas practicadas sobre el país de residencia de Borja Thyssen, que supuestamente era Andorra en aquella fecha.

La Fiscalía pedía dos años de cárcel para el hijo de la baronesa Thyssen, además de 600.000 euros de multa y la devolución de otros 600.000 euros a la Hacienda Pública, en total 1,2 millones de euros. Después de la sentencia absolutoria del pasado mes de diciembre, tanto la Fiscalía como la Abogacía del Estado presentaron un recurso.

Todo un problema que no facilita precisamente las relaciones del Tita Cervera con el Gobierno. Mientras tanto, Borja cada vez tiene más influencia en el mundo del arte, sobre todo, después de que la Baronesa haya anunciado que su hijo será el nuevo Vicepresidente del Museo Thyssen.

COMPARTIR: