23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"POLIAMOR", “PANSEXUAL", "BITCÓIN", "EMERGENCIÓLOGO" o "QUINOA", ALGUNOS de los NUEVOS TÉRMINOS AÑADIDOS POR LA ACADEMIA DE LA LENGUA AL DICCIONARIO

Estas son las nuevas palabras aceptadas por la RAE que te sorprenderán

A la Real Academia Española se la ha acusado de rancia, obsoleta o lenta de reflejos, sin embargo, la actualización que ha llevado a cabo este año recogiendo las complejidades de la identidad sexual y de género, parecen desmentirlo. La última edición del diccionario incluye más de 3.836 modificaciones, muchas de ellas referidas a la tecnología. "Son palabras que definen un año", ha explicado en el acto de presentación la directora del Diccionario de la Lengua Española y académica, Paz Battaner,

Este pasado jueves, 16 de diciembre, la Real Academia Española (RAE) presentó la actualización 23.5 del Diccionario de la lengua española (DLE), dando a conocer las novedades que se incorporan a la versión digital de la RAE y la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), consultada por millones de hispanohablantes. Se han llevado a cabo 3.836 modificaciones que ya están disponibles en www.dle.rae.es.

Palabras como “transgénero”, “poliamor” o “pansexual”, tan utilizadas en estos últimos años, son algunas de las novedades que la RAE ha decidido introducir en el DLE. De esta forma, si se busca poliamor en el diccionario, aparece la siguiente definición: Poliamor: Relación erótica y estable entre varias personas con el consentimiento de todas ellas".

Otro campo que ha sido ampliado con varias modificaciones es el relacionado con  la digitalización. Palabras como “bot”, “bitcóin”, “criptomoneda”, “ciberdelincuencia”, “ciberacoso”, “webinario”, “geolocalizar” o “intro” forman parte de los nuevos términos introducidos, que reflejan la creciente digitalización de la moneda.

Criptomonedas

No todas las modificaciones presentadas responden a la introducción de nuevos términos en el Diccionario, también se han añadido nuevas acepciones a términos ya existentes. Es el caso de la palabra "compartir", que ahora incluye la acepción de ‘poner a disposición de un usuario un archivo o un contenido digital’, o los de los verbos comunes como “cortar” y “pegar”, a los que, en esta actualización, se añade la forma coloquial “cortapega”.

Las experiencias vividas a causa del coronavirus también han dejado su huella en el Diccionario Español, al que se han incorporado nuevos términos como “burbuja social”,  “nasobuco”, “cubrebocas” o "nueva normalidad". Y otros, que son comunes en América, “emergenciólogo” y “urgenciólogo”, que se utilizan en diferentes regiones para referirse al médico especialista en el campo de la medicina de urgencias. Otros americanismos que ya forman parte de esta nueva versión del Diccionario (la 23.5) son “repentismo”, “salvada”, “sambar” o formas compuestas de México como  “valer madre” o “valemadrismo”, que significa de "poca importancia". 

La nueva actualización del DLE incorpora, asimismo, palabras coloquiales usadas en el día a día de los hablantes españoles, como búho, en referencia al autobús nocturno; chuche, acortamiento de chuchería; ojiplático, o nuevas acepciones para palabras como empanado, quedada o rayar.


La cocina, actualizada

Algo que hacemos todos los días y de lo que disfrutamos tanto no podía pasar desapercibido en esta actualización, dejando constancia de ello un buen número de palabras que se han incorporado a la versión 23.5. El Sanjacobo; el cachopo, típico de la gastronomía asturiana; el paparajote, dulce murciano preparado a partir de la hoja del limonero o el rebujito andaluz, son un pequeño ejemplo de las novedades que podemos encontrar. A estas, se unen algunas procedentes de otras lenguas, como el “crudité”, procedente del francés, o la “quinoa”, voz de origen quechua.

Además de los nuevos términos, se han introducido nuevas acepciones a palabras ya existentes. De esta forma, "vino" cuenta con una nueva acepción, "de verano", o el "vinagre" ya podemos encontrarlo "balsámico". 

Las últimas modificaciones aparecen en la versión digital del DLE, que cuenta con el apoyo de la Fundación La Caixa. En cuanto al formato papel, se sabe que habrá una vigésimo cuarta edición del Diccionario pero todavía no hay fecha para su publicación.

 

COMPARTIR: