07 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El exdirectivo de Canal Nou que vetó a Bárbara Rey en 'Tómbola' se estrella ahora como propietario de la empresa alimentaria 'SuperSano'

La controvertida trayectoria de Jesús Sánchez Carrascosa, el controlador 'mediático' del exministro Zaplana

El Cierre Digital en
/ Sánchez Carrascosa
Jesús Sánchez Carrascosa se ha visto obligado a cerrar la cadena de distribución alimentaria 'SuperSano', que promovía el consumo de productos ecológicos. Este empresario naufraga en el campo de la alimentación tras sus éxitos a nivel político: en 1995 dirigió la campaña que llevó a la presidencia de la Generalitat Valencia a Eduardo Zaplana, que lo convirtió en su jefe de Gabinete y en director del Canal 9 como su 'hombre de los medios de comunicación'.

Jesús Sánchez Carrascosa ha vuelto a la primera plana mediática tras el fracaso y cierre por mandato judicial de su quebrada cadena de distribución alimentaria SuperSano, que promovía sin suerte el consumo de productos ecológicos.

Este empresario murciano había querido volver a los orígenes tras su paso por la prensa y la política. Y es que Sánchez Carrascosa fue un destacado ecologista antes de darse a conocer como jefe de campaña de Eduardo Zaplana en las elecciones autonómicas de 1995, que llevaron por primera vez al PP al poder en la Comunidad Valenciana.

'Tombolazo'

Zaplana le agradeció sus servicios convirtiéndolo primero en su jefe de Gabinete y más adelante en director del Canal 9, que bajo su mandato lanzó 'Tómbola', pionero en la televisión rosa

Aquel formato, según Jesús Mariñas, "fue la catedral, la universidad y el trampolín de todo lo que se hace ahora. Nos vapulearon porque decían que era demasiado para la época, pero ahí aprendimos todos: nosotros a hacer televisión y los famosos aprendieron a ir a un plató y a cobrar".

El mítico espacio rosa se colocó en la agenda política en el verano de 1997 tras vetar a Bárbara Rey, que esa noche podría haber insinuado que su chalet había sido asaltado por el CESID (hoy CNI) para robar fotos y vídeos que comprometían a Juan Carlos I.

El País explicaba que "responsables de la productora señalaron a la actriz que habían recibido 'órdenes superiores' que impedían su intervención, según explicó ayer la propia actriz a elcierredigital.com. Bárbara Rey se negó a abandonar las instalaciones en virtud del contrato que había firmado. La productora aseguró que cobraría los dos millones de pesetas estipulados (12.000€), aun sin intervenir en el programa".

Presiones estatales

El productor del programa, Ángel Moreno, ha reconocido años después que aquel día sufrió presiones telefónicas de Sánchez Carrascosa, que podría haber sido presionado por 'altas instancias del Estado', según cree el empresario que realizaba 'Tómbola'.

SuperSano. 

Sánchez Carrascosa no finalizó aquel 1997 al frente de Canal 9 porque dimitió. El directivo aseguró años después que estaba orgulloso de su papel en la autonómica: "De mi paso por esa empresa tengo la conciencia muy tranquila porque me fui con un 27% de audiencia y los gastos operativos equilibrados: los programas cubrían sus costes con los ingresos que generaban y aún daban beneficios".

Su adiós se debía a su interés en lanzar un holding mediático valenciano que principalmente se nutría de publicidad de la Generalitat Valenciana, pero aquel multimedia compuesto por Valencia Tevé y Diario de Valencia acabó naufragando cuando llegó al poder Francisco Camps, que persiguió por tierra, mar y aire a todo el zaplanismo.

SuperSano

En el momento de lanzar la cadena de alimentación Sánchez Carrascosa se mostraba ilusionado: "Nuestro país produce el 90% de la materia prima mundial de este tipo de productos, pero sólo consume el 1%. Hay que estar en línea con el público para atraer a nuevos consumidores y captar a los que ya lo son, bajando precios a costa de reducir márgenes; cogiendo volumen con la apertura de nuevas tiendas; abriendo todos los días del año (menos Navidad y Año nuevo) y en un horario amplio".

Los supermercados SuperSano, dedicados a la alimentación saludable, nacieron en 2009 desde Alicante, donde se instaló Sánchez Carrascosa cuando abandonó la política. El exasesor de Zaplana llevaba a gala su activismo ecologista y se enfocó al sector de la alimentación sostenible. En 2017, tras una fase de crecimiento continuado pese a haber nacido en lo más duro de la crisis, la cadena contaba con una docena de tiendas en Alicante, València, Murcia, Albacete, Almería, Zaragoza y Madrid, donde llegó a abrir tres supermercados ecológicos.

Pero el negocio finalmente quebró después de que el exdircom de Zaplana intentase traspasar la originaria tienda de la cadena a su cuñada.

Zaplana, en boca de todos

Eduardo Zaplana también ha vuelto a salir en prensa para su desgracia. Y es que una grabación en 2013 de José Manuel Villarejo a María Dolores de Cospedal, ahora desvelada por El País, deja claro que la ex secretaria general del PP pensaba que el expresidente valenciano podía haber filtrado a la prensa la existencia de los papeles de Bárcenas por venganza contra Mariano Rajoy, que le marcó la puerta de salida de la política en 2008.

Eduardo Zaplana.

Zaplana, que está en libertad desde hace tres años y tres meses porque su leucemia invitó al juez a sacarle de prisión, se enfrenta ahora al 'caso Erial', en el que se investiga el presunto cobro de comisiones por adjudicaciones de plantas de ITV y del Plan Eólico Valenciano.

El dinero de esas mordidas habría viajado a Luxemburgo y Andorra antes de volver, en parte, a España para ser blanqueado mediante compra de casas, terrenos, barcos o relojes. Cabe recordar que Zaplana fue detenido en 2018 por este asunto.

En el centro de la diana

Un informe de la UCO afirma que Zaplana blanqueó 4,5 millones de euros de mordidas y dice que "la trazabilidad de los fondos ha venido a determinar la existencia de una amplia estructura societaria que habría tenido la finalidad de canalizar, ocultar y poner a disposición de sus beneficiarios finales estos fondos de supuesta procedencia delictiva".

Zaplana, que en una grabación del caso Naseiro reconocía que había entrado en política para 'forrarse', podría haber ocultado en el extranjero alrededor de 20 millones de euros procedentes de mordidas. El exministro podría haber utilizado la sociedad Imisión Internacional desde la que, según la UCO, se desplegó esa amplia estructura societaria. 

COMPARTIR: