04 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Dos años después de su llegada ha gastado mil millones de euros anuales en productoras y fichajes sin enganchar a los espectadores

Examen a la RTVE de Rosa María Mateo: Gastos millonarios y desplome de las audiencias

Rosa María Mateo.
Rosa María Mateo.
Dos años después de la llegada de Rosa María Mateo, como administradora accidental de la Corporación RTVE, el Ente Público no logra levantar cabeza respecto a audiencias y ni mucho menos económicamente, desangrado entre los contratos millonarios con productoras externas y los sueldos de los cargos de confianza nombrados a dedo en estos dos años.

Se cumplen dos años de Rosa María Mateo (RMM), como presidente accidental de la Corporación RTVE. No existe más explicación para permanecer en el cargo que cogerle el gusto a un puesto que sin mayor mérito le supone una retribución de 215.000 euros anuales, una cantidad que supone casi hasta tres veces lo que cobra el presidente del gobierno Nadie puede explicar semejante dispendio en una empresa pública deficitaria. Cobrar un salario por hacer bien el trabajo no puede reprocharse, pero cobrar un salario escandaloso por hacerlo rotundamente mal debería no solo ser reprochable, sino también punible, más aún cuando se administran cerca de 1.000 millones de euros.

Rosa María Mateo.

Una Administradora Única sin supervisión, salvo las escasas comparecencias en la Comisión de Control Parlamentario del Congreso, ha dejado patente que sólo le guía la soberbia de una persona de dudosa capacidad directiva que denomina a RTVE la “Radiotelevisión Espantosa”, un lapsus que transparenta su pensamiento acerca de la caja más tonta de la historia democrática española.

Tras gastar casi 2.000 millones los resultados 2018-2020 están a la vista:

La cuenta de resultados de RTVE.

A pesar de que RTVE es una empresa pública los pagos que realiza son secretos. Nadie conoce los contratos ni los importes satisfechos a sus proveedores habituales: Las empresas productoras Mediapro, Ganga, Medina Media, Endemol, Morena Films que, a pesar de llevarselo "doblado", han dejado un panorama desierto de audiencia en su evolución mensual sin que se pidan responsabilidades ni se cumplan con las cláusulas contractuales en cuanto a índices de audiencia.

La economía y la satisfacción de los televidentes son claros síntomas de una dirección que, al igual que otros tiempos de gobiernos socialistas, buscan desarrollar una política de tierra quemada. Gastan lo que no tienen y endeudan el futuro para que los gobiernos de derechas intenten enmendar el desaguisado y encuentren una empresa devastada.

 La audiencia de la 1 de TVE.

Los 169 directivos de RTVE han demostrado en la mayoría de casos una inusitada carencia de objetivos y utilizan los privilegios que les otorga su nombramiento político y sindical, oscilando sus decisiones entre el mal uso o el abuso público para su beneficio personal incluyendo puertas escandalosamente giratorias La Corporación acumula históricamente problemas de una organización basada en objetivos:

  • Ideológicos: se manipulan los contenidos
  • Políticos: se atiende a las necesidades del gobierno de turno

Que acusa por tanto un conjunto de defectos inherentes:

  • Concentración: el poder está en manos de pocas personas
  • Ineficiencia: en el seguimiento de los efectos que provocan las decisiones.
  • Complejidad: dificultad para conocer en profundidad el sistema productivo.
  • Burocratización: confusión entre control y gestión.
  • Simulación: se presupone que los jerarcas no tienen intereses espurios.
  • Discrecionalidad: toma de decisiones no regladas, libres y arbitrarias
  • Impunidad: incapacidad para verificar los resultados
  • Falta de transparencia y opacidad

Estos son algunos de los defectos organizativos que, obviamente, Rosa María Mateo no ha atajado porque no tiene proyecto para la empresa que cree dirigir y que efectivamente está en manos de otros, básicamente el Director General Corporativo Federico Montera Hita, la Directora de Personal Paloma Urgorri Pedrosa, la Secretaria General Elena Sánchez Caballero y así hasta un total de 29 personas nombradas a dedo.

Elena Sánchez, secretaria general de la Corporación RTVE.

Todos ellos son responsables de la gestión y, en muchos casos, sus intereses privados se entremezclan, desde la propia Administradora de RTVE que tenía en Yambu S.L. intereses familiares y que liquidó 7 meses después de ser nombrada, pasando por el Director General Corporativo que el pasado junio dejó de ser administrador único de la empresa Feet Stone, S.L. cargo que solapó con los que ostentaba en RTVE; la Secretaria General Elena Sánchez apoderada de Alb 7 S.A. y así podríamos seguir con otros muchos que no tienen o tuvieron reparos en compatibilizar otras actividades con la gestión en RTVE.
 

Y a todos ellos se le suma Enric Hernández Llorente, otro apoderado mancomunado junto con Federico Montero y Elena Sánchez. Curioso que alguien que, teóricamente, es responsable de los contenidos de información y actualidad, sea alguien que interviene en la toma de decisiones económicas.

Hernández puesto a dedo por Iván Redondo asumió temporalmente el pasado 2 de enero la Dirección de Informativos por la renuncia de Almudena Ariza. En teoría Hernández afirmó que la toma de decisiones y la reforma de las estructuras deberían abordarse con independencia de los plazos para que finalice el concurso público de RTVE y haya, o no, un Consejo de Administración en la Corporación.

Enric Hernández.

El Consejo de Informativos recuerda que los profesionales de RTVE dependientes de Enric Hernández votaron mayoritariamente en contra de su nombramiento el pasado mes de septiembre siendo el resultado de 419 votos en contra (65%), 95 a favor (14,7%) y 131 (20,3%) en blanco. Con una participación del 20,1%.

Este comisario político pretende acometer los mismos planes de transformación digital de los Servicios Informativos de RTVE que había anunciado Almudena Ariza en su reunión con la redacción.

El "inocente" Consejo de Informativos de TVE espera que esta situación anómala y transitoria fuera lo más breve posible, pero en febrero de este año 2020 se indica en el organigrama que Enric Hernández depende directamente de la Administradora Única y de él depende a su vez:

-La Dirección de Proyectos y Estrategia Corporativa (Fran Llorente Campos). La mano que mece la cuna junto a su inseparable Xavier Obach, ambos dirigieron los Servicios Informativos en los años de Rodríguez Zapatero.

-La Dirección del Área de Deportes de TVE (Arseni Cañada Cornejo) traído de Barcelona y con reserva de plaza mientras dure su andadura por Madrid. Quizás el cargo menos político. Ya es difícil introducir ideología en el músculo, pero la ideología de género puede hacer mucho en este sentido.

-La Dirección de Informativos de RNE (Raúl Heitzmann Zamora, cesado y sustituido por Mamen del Cerro). María del Carmen del Cerro Seoane es la cara amable del socialismo que podría ser la única aceptable de la dirección política que dirige el nombrado por Ivan Redondo.

-La Dirección de Informativos de TVE (Pep Vilar Grebol, recientemente nombrado y rechazado por los trabajadores). 

La reacción de los populares no se hizo esperar. Así, el portavoz del PP en la comisión de control de RTVE, apuntó que "llama clamorosamente la atención" que quien ocupa un cargo de alta responsabilidad en los informativos de la televisión estatal pase a representar a un partido político en otra emisora pública. Junto con Xavier Guitart, su nombre es uno de los dos candidatos que ha propuesto el PSC para representarle en la CCMA. "Es el mejor ejemplo y la mayor demostración sobre a quién están sirviendo los informativos de TVE". Es "una muestra de escasa ética" esta situación, y pone de manifiesto que "hay algunos que se buscan la vida cobrando servicios prestados".

-La Dirección del Área de Actualidad (Isabel Cacho Martín, recientemente ascendida desde la dirección de Magazines) con una carrera meteórica donde ha logrado hundir la audiencia de La Mañana y casi se carga la redacción de España Directo por la mala gestión e imprevisión de la empresa sobre la afectación del Coronavirus, fue la encargada de contratar al exministro Màxim Huerta.

Objetivo y propósito

Queda en el aire cual es el objetivo y el propósito de una televisión pública. Un proyecto que fuera creíble y útil socialmente, realmente formativo para quienes más lo necesitan, nuestros estudiantes y jóvenes que ven sus oportunidades laborales mermadas cada día que pasa. Una televisión pública que fuera de interés en el extranjero y dejara de propagar ideología casposa que busca exclusivamente dar boato a los gobiernos de turno y en nada se preocupa por extender la cultura y la historia española. Rosa María Mateo ha instituido una cohorte de aduladores en beneficio de Sánchez y sus simpatizantes.

Es necesario definir qué papel cumple la televisión pública y cual debería cumplir por comparación con otros modelos. Qué obligaciones de servicio contrae en los informativos, en la programación orientada a colectivos, escolares, público en general, servicios religiosos, programas culturales, programas formativos, etcétera.

Con qué financiación cuenta y cómo debería financiarse, por ejemplo, si por impuestos obligatorios indirectos, directos a través de cuotas como si fuera televisión de pago, por suscripción pública libre, eliminando subvenciones públicas a las privadas si se extendiera el modelo a las privadas, con publicidad o sin publicidad, con qué publicidad, etcétera.

Qué cuota de pantalla sería aceptable para financiarla, si cumple o no alguna función, y si pudiera proveerse el servicio bajo subasta pública del servicio.

Qué plantilla sería necesaria, con el problema demográfico existente, con el coste asociado y, como tratar con la plantilla sobrante o no sobrante, en función de la política de producción propia. Debería eliminarse absolutamente la subvención directa con contratación a productoras privadas, o someter la adquisición de programas a cierta regulación, bajo concurso y no a dedo.

RTVE tiene que ser una empresa de producción audiovisual, una productora y una agencia informativa. El modelo de empresa pública debe ser desarrollado en muchos aspectos, por ejemplo, respecto a su presencia internacional, la digitalización de contenidos, el acceso, la transparencia de salarios, costes y decisiones, el intercambio de programas, la coproducción con otras televisiones. Existe una temática amplia y el debate sigue abierto desde que la democracia, es democracia. Pero existen quienes al tiempo que burlan el presupuesto, se burlan de la democracia y sacrifican el mérito y la competencia en aras de un clientelismo rampante.

COMPARTIR: