02 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

'Respiré y me hablaron las hormigas' de Rafa Mota, 'Hijos de la adversidad' de Antonio Valenzuela y 'Neurofitness' de Catalina Hoffman, son algunos

“Lecturas que alimentan nuestro cerebro”: Estos son los libros que despiertan nuestra mente

'Respiré y me hablaron las hormigas' de Rafa Mota, 'Hijos de la adversidad' de Antonio Valenzuela y 'Neurofitness' de Catalina Hoffman, otorgan una mayor capacidad intelectual y nos despiertan ciertas áreas de nuestro cerebro que tienen que ver con la empatía, el aprendizaje, la memoria, la toma de decisiones, la autorreflexión, la comprensión, el aumento del vocabulario y las habilidades verbales, además de retrasar del envejecimiento mental.

Respiré y me hablaron las hormigas, descubrir los secretos del cerebro con el Neurofitness o leer sobre hábitos ancestrales con Hijos de la adversidad es hablar de libros que nos otorgan no solo horas de disfrute literario, sino de una mayor capacidad intelectual y nos despiertan ciertas áreas de nuestro cerebro que tienen que ver con la empatía, el aprendizaje, la memoria, la toma de decisiones, la autorreflexión, la comprensión, el aumento del vocabulario y las habilidades verbales, además de retrasar del envejecimiento mental.

La lectura aumenta y agudiza la memoria y la comprensión teniendo la capacidad universal de activar áreas clave del cerebro involucradas en la memoria y el proceso emocional. Y lo mismo ocurre con la música... pero pongamos el foco hoy en tres libros que nos ayudan a que nuestras neuronas se mantengan activas, jóvenes y sanas. Sin duda, la lectura, nos hace más inteligentes, algo que está probado científicamente.

Respiré y me hablaron las hormigas es hablar de una historia de superación, una autobiografía narrativa sincera, con cierto aire de espiritualidad, en la que el autor, Rafa Mota, con dosis de humor describe su propio proceso de transformación y superación personal.

Portada del libro de Antonio Valenzuela.

 Un viaje hacia el interior, hacia lo más profundo del ser desde su experiencia, en la que el autor nos acompaña para cambiar la mirada, descubriendo y abriendo las puertas a una transformación profunda a través de una propuesta diferente porque, como él dice: “Es hora de comenzar a vivir”.

En definitiva, una historia muy inspiradora, publicada por Corona Borealis, que ha calado en miles de personas que, metafóricamente hablando, han descubierto el lenguaje de las hormigas.

Hablar de Neurofitness. Descubre lo que tu cerebro puede hacer por ti es hablar de la disciplina que busca ejercitar el cerebro para ayudarnos a mantenerlo joven y activo a través de unas prácticas y técnicas muy útiles donde la respiración, la meditación y los hábitos saludables forman parte del secreto para desarrollar nuestro súper poder cerebral.

Catalina Hoffmann habla de los dos conceptos en los que se basa esta método: neurogénesis y la neuroplasticidad. Es decir, el proceso de crear nuevas células nerviosas y la capacidad del cerebro para cambiar su estructura y remodelar conexiones entre sus neuronas. Publicado por Alienta Editorial ofrece una serie de técnicas innovadoras para cuidar y ejercitar el cerebro, que su autora comparte en este libro y que, además, explicará cómo y por qué aplicando el neurofitness puedes aumentar tu bienestar emocional.

Portada del libro de Rafa Mota.

 Y para cerrar este trío de consejos literarios tan saludables hablaremos de los hábitos ancestrales que nos propone el Dr. Antonio Valenzuela con Hijos de la Adversidad. En este libro, publicado por Alienta Editorial, de manera sencilla y práctica y a la vez con rigor científico, el autor nos explica por qué salir del capullo de confort en el que vivimos todos tiene beneficios para el cuerpo y la mente.

Según el doctor, las enfermedades crónicas no son fruto de una única causa sino el resultado de unos malos hábitos mantenidos en el tiempo. Sin embargo, la medicina convencional trata los síntomas, no las causas. Por eso, las dolencias y patologías vuelven a aparecer una y otra vez. En otras palabras, nos mantiene vivos pero enfermos, de ahí que este interesante libro resulte muy útil y práctico para hacernos entender y comenzar a cambiar pequeños hábitos que lograrán en poco tiempo que ganemos en salud.

“Cuando buscamos culpables es tentador pensar en nuestra genética. Que nuestros genes determinen nuestro destino nos exime de responsabilidad ante lo que nos ocurre. Sin embargo, hoy sabemos que el conflicto entre nuestro estilo de vida y lo que esperan nuestros genes es lo que nos enferma”, aclara el autor.

Si usted, querido lector se encuentra en el grupo de los amantes de los libros, sin duda ya tiene razones para pensar que su cerebro es privilegiado; y si lo cuidamos, a buen seguro estaremos estimulando la conexión entre las neuronas y potenciando la capacidad intelectual.

Portada del libro de Catalina Hoffmann.

 Confío en que estas lecturas nos puedan hacer más inteligentes activando nuestro cerebro y por supuesto nuestro bienestar emocional. No olvidemos que leer es a la inteligencia lo que el entrenamiento físico a la capacidad muscular. Que disfruten de las lecturas que alimentan nuestro cerebro.

COMPARTIR: