23 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El jamaicano falleció mientras intentaba volver a su país el 11 de mayo de 1981 víctima de un cáncer que se extendió por todo el cuerpo

Cuarenta años sin Bob Marley: Así fue la vida del "rey" del reggae y este es el legado que dejó

Bob Marley, en uno de sus conciertos.
Bob Marley, en uno de sus conciertos.
Bob Marley murió la mañana del 11 de mayo de 1981 en el Cedar of Lebanon Hospital de Miami, víctima de un cáncer. Tras 40 años de su muerte la música de la leyenda jamaiquina sigue siendo referente del reggae y de su país. Además, sus inmortales canciones continúan dejando huella y emocionan a las nuevas generaciones que entran en contacto con ellas.

Bob Marley murió la mañana del 11 de mayo de 1981 en el Cedar of Lebanon Hospital de Miami, víctima de un cáncer que no le permitió ver por última vez a su amado país. 

Tras una dramática hospitalización que tuvo lugar en una clínica de Munich especializada en enfermedades terminales, había decidido regresar a casa. Sin embargo, no pudo hacerlo.

Dejó a 11 hijos reconocidos legalmente, cuatro de ellos con su esposa Rita Marley, pero no un testamento. Años después de su prematuro y doloroso fallecimiento, el icono de la música sigue siendo un referente para muchos.

La vida de Bob Marley

Robert Nesta Marley nació el 6 de febrero de 1945 en Nine Miles, ciudad al norte de la isla de Jamaica. Hijo de padre blanco y una joven de color, fue discriminado durante su niñez por tener sangre "mestiza" en sus venas. 

A los 10 años, sufrió el abandono de su padre por lo que Marley tuvo que ponerse a trabajar para ayudar a su familia a subsistir. Alternando su vida laboral junto a su formación musical, comenzó a buscar una veta dentro del reggae.

En 1962, con 17 años, fundó “Wailling Wailers” junto a la nueva pareja de su madre, Bunny, y Winston Hubert McIntosh (Peter Tosh), músico que conoció en sus primeros años dentro del mundo de la música. Sin embargo, este grupo no tuvo mucho éxito.

Un año más tarde se mudó a Wilmington (Estados Unidos), junto a su madre. Allí, no paró de lanzar canciones para intentar que su carrera musical despegase, pero sin mucho éxito pues los temas pasaron desapercibidos para el gran público.

Tras varios fracasos, en 1973 Bunny y Peter dejaron la banda. Con tan malos augurios en el horizonte, se produjo un golpe de suerte y apareció la oportunidad que esperaba, un dueto con Eric Clapton en “I Shot The Sheriff” lo llevó al estrellato.

Gracias al éxito obtenido comenzó a promocionar su música a través de la productora Natty Dread. Fue en ese momento cuando sacó hits tan conocidos como “Talkin’ Blues”, “No Woman No Cry”, “So Jah Seh”, “Revolution”, “Them Belly Full" y “Rebel Music".

Estos temas le lanzaron al mundo musical de cabeza y en 1980 Bob Marley ya era conocido por todos. Ese mismo año inició una de sus  primeras giras oficiales, en Milán, ante cien mil personas. En 1987, sacó también “Satisfy My Soul" y “Is This Love?", dos de las canciones más conocidas de su repertorio. 

Después regresó a Estados Unidos, donde ofreció dos conciertos en el Madison Square Garden. Fue en aquellos conciertos donde su salud comenzó a verse considerablemente deteriorada.

Años atrás, Marley había sufrido un golpe en un dedo del pie jugando fútbol. Este se produjo en un partido con periodistas franceses, antes de un show en París. El músico tuvo fuertes dolores en el dedo gordo y tras someterse a pruebas médicas los médicos le detectaron un tumor.

Bob Marley en su ultimo conciertos.

Sin embargo, esto no detuvo a Marley que decidió continuar con las giras. Con el tiempo, los dolores que sufría se volvieron insoportables y  en una segunda revisión, los médicos le informaron de que el cáncer se le había extendido por todo el cuerpo.

Durante un vuelo desde Alemania a Jamaica, sus funciones vitales comenzaron a fallar y el avión tuvo que realizar una parada de emergencia en Miami, donde fue trasladado al hospital Cedar of Lebanon y finalmente falleció el 11 de mayo de 1981.

Marley llevó el reggae a unos niveles de popularidad inimaginables, transformándose además en un verdadero emblema de la libertad, de la lucha contra la opresión, del rastafarismo y del consumo de cannabis como herramienta para la liberación.

El mundo descubrió y aprendió a amar el reggae, gracias a él y a su habilidad para mezclarlo con otra música, a su extraordinaria capacidad para convertirla en un lenguaje universal comprensible para todos.

COMPARTIR: