03 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se puso al frente de la pequeña localidad pesquera de Alicante en 1950 con tan solo 28 años y la reformó hasta convertirla en un referente turístico

Pedro Zaragoza, el exalcalde de Benidorm que ideó el turismo de sol, playa y rascacielos

Pedro Zaragoza y Benidorm.
Pedro Zaragoza y Benidorm.
Pedro Zaragoza fue alcalde de Benidorm durante 17 años. Aunque aceptó el cargo durante tres meses de forma provisional, Zaragoza continuó en el cargo para conseguir hacer de Benidorm uno de los referentes del turismo de la clase media. Impulsor y defensor del uso del bikini, creador del primer Plan General de Ordenación Urbana y del Festival de la Canción, Zaragoza se ha convertido en una de las grandes figuras de la localidad alicantina.

Este año se cumple el centenario del nacimiento de Pedro Zaragoza, alcalde de Benidorm durante 17 años e impulsor del turismo de la ciudad tal y como la conocemos ahora. Maletero, contable, gerente, pescador, podador de palmeras y director de una caja de ahorros son algunos de los múltiples trabajos de este benidormense que ha pasado a la historia de España por haberle dado una nueva vida al que era un pequeño pueblo costero de pescadores.

Con motivo de la aportación de Zaragoza a Benidorm, el pasado 15 de mayo se inició la celebración del Año Pedro Zaragoza Orts en la ciudad. El motivo es conmemorar su figura y dar a conocer al impulsor del turismo en la zona. Las celebraciones y actos conmemorativos se extenderán hasta el 14 de mayo de 2023.

Tres meses como alcalde de Benidorm

De nombre completo Pedro Zaragoza Orts, nació el 15 de mayo de 1922 en Benidorm, en seno de una familia de marineros. Por ello no es de extrañar que uno de los múltiples trabajos de su extenso currículum fuera el de aprendiz de marino.

Todos estos trabajos le llevaron a ganar múltiples experiencias, aunque la más reconocida de todas ellas le llegó en el año 1950. A la muerte de su padre, a Pedro Zaragoza se le propuso ser alcalde de Benidorm durante tres meses. Y aceptó.

Benidorm.

Por aquel entonces, Zaragoza tenía tan solo 28 años y se enfrentaba a un pueblo pequeño, con menos de dos mil habitantes que se dedicaban a la pesca en su mayoría y con un Ayuntamiento escaso. De recursos humanos —tan solo disponía de un secretario, una auxiliar, un alguacil y un guarda— y de dinero, ya que tenía un presupuesto anual de 70.000 pesetas, lo que ahora equivale a poco más de 400 euros.

Sin embargo, este cargo provisional acabó convirtiéndose en el gran proyecto de vida de Pedro Zaragoza, que pasó 17 años en el cargo político y llenó la ciudad de vida. Zaragoza falleció en 2008, después de haber cumplido su propósito y, además, haber estudiado derecho y turismo.

Revolucionario con el bikini en época franquista

Zaragoza sabía que Benidorm no se encontraba en una buena posición económica, pero también supo reconocer las ventajas que le ofrecía la localidad: sol y playas. Y de ello hizo un reclamo para los turistas de todas partes de Europa. Su idea era hacer de la localidad una ciudad turística —como ya lo era Marbella— para las personas de clase media, que compraran apartamentos en la zona y consumieran en sus restaurantes y supermercados.

Para llevar a cabo su idea, Zaragoza se empleó a fondo en el marketing. Uno que, en plena etapa franquista, no fue sencillo. Y es que Pedro Zaragoza quiso aprovechar el 'boom' del bikini para permitir a las turistas —especialmente a las extranjeras— usarlo no solo en sus playas, sino en toda la localidad.

Corría el año 1953 cuando intentó impulsar esta innovadora idea, y el Obispo de Alicante no se mostró de acuerdo, llegando a amenazarle con excomulgarle. Pero Zaragoza se arriesgó, y llegó a viajar en una vespa desde Benidorm hasta Madrid para hablar con Francisco Franco y contarle su idea de expansión. A Franco le gustó lo que Zaragoza le expuso, que consistía fundamentalmente en aumentar las divisas y vender a los extranjeros “sol embotellado”. Tal fue su aprobación, que su mujer llegó a ir a casa de Zaragoza a conocer la localidad.

Pedro Zaragoza y Francisco Franco.

Impulsor del primer Plan General de Ordenación Urbana

Una vez convencido el generalísimo, a Zaragoza solo le quedaba atraer al turismo. Para ello, comenzó una campaña de marketing en la que impulsó Benidorm como la ciudad de veraneo por excelencia de los madrileños, bajo el lema “Madrid se asoma al mar por Benidorm”. Y también intentó acercar a los europeos, viajando en invierno a ciudades como Estocolmo para colocar en los escaparates de sus tiendas ramas de almendros en flor, invitando a visitar la ciudad.

Pero para atraer el turismo, primero dio un cambio radical a la localidad tal y como se conocía. Aseguró el agua potable, limpió el pueblo, puso alcantarillado y cuidó sus playas. Todo esto, sumado a su idea de comenzar a construir edificios de numerosas plantas, para aprovechar el espacio, hizo que tramitase el primer Plan General de Ordenación Urbana en el año 1954.

Pedro Zaragoza y la creación del Festival de Benidorm

Además de todos estos hitos, Zaragoza fue el creador del icónico Festival de Benidorm, que ahora ha vuelto a celebrarse gracias al último certamen de Eurovisión. Una cita musical que se celebró por primera vez en 1959 bajo el nombre de Festival de la Canción de Benidorm.

En sus inicios, el Festival intentó copiar el de San Remo en Italia, pero acabó adquiriendo personalidad propia. La idea surgió en una reunión celebrada en 1958 en el quiosco El Tío Quico. Allí se encontraban Pedro Zaragoza, el escritor y periodista Carlos Villacorta —director del gabinete de prensa de la Secretaría General del Movimiento— y el periodista Teodoro Delgado Pomata. En julio de 1959 se celebró la primera edición del evento, organizada por la Red de Emisoras del Movimiento desde el mítico Manila Park de la ciudad.

La primera edición se saldó con el triunfo de Mona Bell. A partir de ahí la lista de artistas que ganaron o participaron durante décadas es un verdadero guion de quién es quién dentro del mundo de la canción en el último medio siglo. Desde Julio Iglesias, Dona Hightower, Raphael, Tony Dallara, Los Gritos, Ely Forcada, Eduardo Rodrigo, Emilio José, Juan Erasmo Mochi, Juan Camacho, Dyango, Alfonso Pahino o Guy Summer.

La última edición tuvo lugar en 2006 con triunfo de La Década Prodigiosa. El ganador se llevaba un premio en metálico de 36.000 euros y se otorgaban las conocidas Sirenitas de Oro, Plata y Bronce al primer, segundo y tercer ganador, respectivamente.

Desde 2008, la clásica cita musical dio paso a otra: el Low Cost Festival, una concepción mucho más cercana a la actual de los festivales de música.

COMPARTIR: