21 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El compositor, tras varios años apartado de los escenarios, falleció a los 76 años en su casa de Milo

Muere Franco Battiato, el primer cantautor italiano que vendió un millón de discos con su música experimental

Franco Battiato, músico, escritor, guionista de documentales, pintor bajo el seudónimo de Suphan Barzan y uno de los más célebres cantautores y compositores italianos, cuyas canciones nos acompañaron durante los últimos 50 años, falleció este martes a los 76 años en su casa de Milo, un pequeño pueblo de su Sicilia natal, donde permanecía alejado de los escenarios en los últimos años.

El famoso cantautor italiano, que dejó la música en 2017, a su propio estilo, sin despedidas formales ni dando grandes detalles sobre las razones que le llevaron a ello y que llevaba años desaparecido de la escena pública aquejado de una enfermedad que su entorno nunca quiso desvelar, falleció este martes a los 76 años en Milo, un pequeño pueblo de Sicilia.

Battiato nació a las faldas del Etna, y sus primeros años estuvieron marcados por la muerte de su padre, que hizo que, a sus veinte años, tanto él como su madre se trasladasen a Milán, lugar elegido por muchas familias de la época para prosperar. Allí, en el cabaret Club 64, donde tocaba y cantaba, conoció a Paolo Poli, Enzo Jannacci, Renato Pozzetto, Bruno Lauzi y Giorgio Gaber, personas fundamentales en su futura carrera y con las que entabló una gran amistad. Enseguida destacó gracias a la música experimental y psicodélica, electrónica y con elementos de rock progresivo.

Su música surgía de las profundidades del sonido experimental y el rock progresivo. Tocado por el magnetismo de Karlheinz Stockhausen ganó el premio del compositor en 1977 con el disco L’Egitto prima delle sabbie. Compuso álbumes como Fetus (1971), Pollution (1972) o Sulle corde di Aries (1973), que recientemente ha sido reeditado y que, a pesar de que suele pasar desapercibido entre los hits de los ochenta y los noventa, tiene hoy un gran valor en las estanterías de coleccionistas.

Fue el primer artista italiano en vender un millón de copias con La voce del padrone (1981). Gracias a esta obra y a otras como Centro di gravità permanente (1981) o Voglio vederti danzare (1982) se hizo mundialmente conocido.

Se apaga la voz de Franco Battiato | El Correo

Battiato durante una de sus actuaciones.

Battiato escribía a la manera automática de los surrealistas. Stefano Senardi, presidente de PolyGram dijo sobre él: "No le gusta explicar las cosas. Prefiere que se entiendan a través de los discos. El acercamiento a su arte se puede hacer a muchos niveles: instintivo, epidérmico, intelectual, religioso, de estudio del sonido, de la manera de cantar como en el álbum de versiones Fleurs (1999). Eso sin hablar de sus textos. En L’Era del cinghiale bianco cita la invasión de Afganistán, las migraciones, las mutaciones sociales. Es muy raro encontrar a un artista que pueda ser saboreado, entendido y consumido a tantos niveles”.

En lo personal Battiato contaba poco de sí mismo, solía responder con evasivas o ironía a las preguntas sobre su vida íntima, aunque siempre estuvo muy ligado a su compañero de viaje y compositor de muchas de sus letras Manlio Sgalambro.

Gracias a lo que escribió en sus canciones sabemos sobre él que prefiere las uvas pasas a Vivaldi, la ensalada a Beethoven y a Sinatra, que no le gustaba la New Wave italiana, que buscaba desesperadamente ese centro de gravedad permanente del místico armenio George Gurdjieff y que sus deseos y los nuestros, por más que pasen los años, jamás envejecerán.

El cantautor no solo consiguió el éxito en su país, sino que logró un gran prestigio en todo el mundo. Sus canciones han sido traducidas a numerosos idiomas, también al español. Fue idolatrado por artistas como David Byrne, John Cale o Brian Eno, entre muchos otros.

Su despedida

El 17 de septiembre de 2017 el teatro romano de Catania presenció el último concierto de Battiato. Dos años antes, durante una actuación en Bari, sufrió una rotura de fémur de la que nunca se recuperó del todo. En esos momentos comenzaron a circular rumores de que el músico padecía una enfermedad degenerativa. A aquella actuación debían acompañarla otras cuatro, sin embargo, no se sabe la causa, pero para el de Catania sería su último concierto.

El último concierto de Franco Battiato en la Región | La Verdad

Franco Battiato durante su último concierto.

Desde entonces no se supo nada más de él hasta que el año pasado lanzó al mercado Torneremo ancora, grabado con la Royal Philharmonic y construido a base de viejas canciones y un solo nuevo tema que parecía querer decir algo “La vida no termina. Es como el sueño. El nacimiento como el despertar. Hasta que no seamos libres, regresaremos otra vez” dice en la canción expresando su conocida creencia en la reencarnación. El disco fue lo último que se supo de Battiato, su último adiós.

COMPARTIR: