20 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El producto creado por el cómico mexicano Chespirito es uno de los más vistos de habla hispana en todo el mundo

Guerra por la serie 'El Chavo del 8': El enfrentamiento entre los actores acaba con su emisión

Elenco de 'El Chavo del 8',
Elenco de 'El Chavo del 8',
El Chavo del 8, creado por el actor y productor mexicano Chespirito fue y es una de las series infantiles más importantes de la historia de la televisión hispana. Lanzada el 20 de junio de 1971, la serie se transmitió en cientos de canales de todo el mundo hasta el pasado 31 de junio, cuando una guerra por los derechos terminó por suspender su transmisión. Los últimos 50 años han marcado la era del Chavo del 8, pero esconden oscuras historias de peleas, egos y guerras internas.

Roberto Gómez Bolaños, mejor conocido como Chespirito, fue el padre de la serie de televisión infantil más importante de México y quizás de las más conocidas en todo el mundo, El Chavo del 8. Personajes como Don Ramón, Quico, Doña Florinda o la Chilindrina han quedado grabados en las mentes de los niños hispanos durante los últimos 50 años.

No obstante, la icónica serie esconde una serie de batallas legales y personales que terminaron por hundirla una década después de su primer episodio en 1971. La última de ellas entre la familia de Chespirito, que falleció en 2014 y Televisa, la propietaria. Este conflicto terminó por sacar a los personajes de la vecindad de las televisoras dónde se transmitían.

“Aunque tristes por la decisión, mi familia y yo esperamos que pronto esté Chespirito en las pantallas del mundo. Seguiremos insistiendo, y estoy seguro que lo lograremos”, escribió en su cuenta de Twitter Roberto Gómez Fernán, el hijo de Chespirito.

Según trascendió a la prensa, una disputa entre la cadena de televisión mexicana Televisa, dueña de los derechos del programa y la familia del creador, propietaria del derecho de explotación comercial habría terminado en la ruptura definitiva de todos los contratos a nivel mundial para transmitir el Chavo, el Chapulín y otras series de Chespirito.

El 30 de agosto, la televisora brasilera SBT anunció que; "por un problema pendiente de resolverse con el titular de los derechos de las historias". También la boliviana Red Bolivisión, anunció una “suspensión temporal” de la transmisión en el país andino debido a: "desacuerdos entre los dueños de los derechos".

Ni Televisa, ni Grupo Chespirito han aceptado hablar con medios de comunicación con respecto a la situación. No así, Edgar Vivar, interprete de Ñoño y el Señor Barriga, quien declaró en Radio Fórmula, que Gómez Bolaños había cedido los derechos de su obra hasta el 31 de julio del 2020 a Televisa.

"No se renovaron esos derechos, la empresa Televisa no quiso pagar", aseguró Vivar. Similar la posición de la hija de Chespirito, Graciela Gómez, quien publicó en su twitter: "Es una pena que quien más se benefició de los programas de Chespirito hoy afirme que ya no valen nada". Las peleas de producción no han sido las únicas que han puesto en un hilo a la vecindad:

Quico, el primero en decir Adiós

Carlos Villagrán, el celebre interprete de Quico en la serie televisiva fue el primero de los principales actores en dar el portazo. Aún no esta clara la razón verdadera de este acontecimiento. Mucho se apresuró la prensa a relacionar la salida de Villagrán con una supuesta actitud controladora de Florinda Meza, que para 1972 ya era la pareja oficial de Bolaños.

En 1978 Quico decidió separarse y mantuvo su personaje después de pedir permiso a su creador. No obstante, después de un tiempo, Quico quiso ir a más, fue entonces cuando puso una denuncia contra Bolaños para quedarse con la propiedad del personaje. La justicia falló a favor de Chespirito y este decidió retirar la autorización a Villagrán para usar el personaje de Quico.

Después de esto, Carlos Villagrán llegó a afirmar que se trataba de “celos” por parte de Chespirito, ya que el personaje de Quico estaba en auge entre el público y acaparaba la atención mediática. Según su interprete, Bolaños no aguantó que Quico opacara al Chavo en la atención mediática.

Sobre la partida, el diario La Nación, recuperó una declaración de Villagrán en la que daba su versión: "Cuando regresamos en avión a México de una gira por Chile me dijo: 'Mira, hay un déficit en los registros de los personajes'. Le dije: 'Son tuyos los registros'. Pero me respondió: 'Hay un déficit y debo quitarte algo de tu sueldo'. Le pregunté: '¿Cómo me vas a quitar si son tus personajes? Yo soy un intérprete nada más'. Él estaba buscando un pretexto para sacarme. Entonces le dije que me salía del programa".

Según Villagrán Televisa le ofreció un espacio para él, pero son las características del personaje de la vecindad, algo que rechazó. Al no encontrar salidas laborales en México, el artista se retiró a Venezuela dónde cambió el nombre del personaje a Kiko. En el país caribeño emprendió una nueva aventura televisiva con “Kiko Botones”.

Marcas personales: De la Chilindrina a Jirafales

El programa expiró oficialmente en 1995 y con él la autorización de sus personajes. Entonces, varios de los protagonistas decidieron apropiarse de los personajes a los que habían dado vida desde hacia ya 25 años. Así, el actor Rubén Aguirre se quedó con el personaje del Profesor Jirafales, también Don Ramón hizo lo propio.

Destaca el caso de la chilindrina, que recorrió buena parte del continente con su personaje. María Antonieta de las Nieves registró a la Chilindrina con su propio nombre, algo que no afectó al Chespirito, hasta que la actriz quiso ser dueña única del personaje.

Desde entonces, la familia del creador de la Chilindrina y Maria Antonieta han protagonizado una infinita batalla judicial por la propiedad del personaje que hasta ahora no se ha resuelto, según el hijo de Chespirito.

Independientemente de la batalla legal, la chilindrina desapareció totalmente del universo del chavo del 8 después de los problemas legales. Así, en la versión animada “El Chavo animado”, sería remplazada por otro personaje de la serie original: La Popi.

Don Ramón, siguiendo a Quico hasta Venezuela

Otra de las grandes novelas del Chavo la protagonizó Ramón Valdez, interprete de Don Ramón, padre de la Chilindrina y archienemigo de Doña Florinda. De hecho, fue su relación con Florinda Meza, la supuesta culpable de su separación del programa.  Según explica Infobae, Meza habría asumido el papel de dirección artística en el programa.

No obstante, Valdez que llevaba una complicada vida con sus 10 hijos, y que fue rescatado por Chespirito para convertirse en uno de los históricos actores de Televisa. Ante su amigo quería responder siempre, algo que según la prensa mexicana le costó desligarse del elenco.

Finalmente, tras la salida de Villagrán en 1978, Don Ramón decidió salir por la puerta de la vecindad para no volver más. Siguió a Kiko hasta Venezuela y participó en su poca exitosa carrea artística.

Aunque en este caso no hubo ninguna demanda entre las partes, los amigos entrañables más nunca volvieron a hablar. Chespirito ni siquiera fue al funeral de Valdez cuando falleció a causa de un cáncer en el 1988.

COMPARTIR: