07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Era el primogénito de su matrimonio con el poderoso Ramfis Trujillo, dentro de una larga vida amorosa que le llevó hasta el torero Jaime Ostos

Muere Ramsés, hijo de Lita Trujillo, la actriz de Hollywood reconvertida en nuera del exdictador dominicano

Exclusiva Ramsés Trujillo y su madre, Lita Trujillo.
Ramsés Trujillo y su madre, Lita Trujillo.
Ramsés Trujillo, hijo de Lita y Ramfis Trujillo, ha fallecido a causa de una larga enfermedad. Ramsés era el primogénito del matrimonio de la actriz de Hollywood con el hijo del exdictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo. Ha muerto en brazos de su madre, con la que llevaba años sin hablarse. Lita y su otro hijo, Ricky, han retomado la relación después de la triste noticia. Se espera un funeral masivo a finales de este mes.

El peor momento en la vida de una madre es enterrar a su hijo. Y Lita Trujillo está pasando por este trago amargo. La que fuera actriz en Hollywood, reconvertida en nuera del exdictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo por su matrimonio con su hijo Ramfis, enterró ayer en el cementerio de Mingorrubio a su primogénito, Ramsés.

A pesar de que Lita llevaba esperando el fatal desenlace desde hace un tiempo, no por ello deja de ser menos doloroso. Tanto en el tanatorio como en el entierro estuvo acompañada por algunos de los apellidos más rimbombantes de la nobleza y de la jet set española, como los Alba. Llamó mucho la atención la ausencia de medios de comunicación, dado el peso específico que los Trujillo han tenido en nuestro país desde que llegaron de la República Dominicana en 1962 amparados por Franco.

Sin embargo, una fuente ha contado en exclusiva a elcierredigital.com el desenlace de esta triste noticia. Los últimos seis meses fueron un calvario para Ramsés ya que se pasaba la mayor parte del tiempo ingresado en el Hospital de La Paz. Lita iba a visitarle cada día. Falleció en sus brazos.

Según ha podido conocer elcierredigital.com, se espera que se le haga un funeral masivo a finales de este mes.

La relación de Lita Trujillo con sus hijos

Al parecer, Ramsés padecía una serie de problemas respiratorios que se magnificaron a raíz de otras enfermedades. Estaba casado y tenía dos hijos, un niño y una niña. En su juventud fue un conocido jugador de polo y, junto a su hermano Ricky, se convirtieron en personajes de las fiestas marbellíes que tan bien retrató la prensa rosa entre los años ochenta y los noventa. Conviene recordar que Ramsés fue uno de los tantísimos novios que tuvo Chábeli Iglesias antes de casarse con Ricardo Bofill en 1993. Entre sus amigos íntimos se encuentra Hubertus de Hohenlohe, hijo del fundador de la Marbella del lujo y el glamur, el príncipe Alfonso de Hohenlohe.

En la época en la que el nombre de Ramsés Trujillo se vinculaba con el de Chábeli Iglesias (a la que él consideraba una "gran amiga" suya), el hijo de Lita cumplió uno de sus sueños al debutar como novillero en Lloret de Mar (Gerona).

Debut de Ramsés Trujillo como novillero.

Hace varios años la propia Lita me confesaba que no se hablaba con ninguno de sus hijos. Las desavenencias surgieron cuando en 2010 tuvo que abandonar su mansión de más de mil metros cuadrados en La Moraleja, atendida por ocho personas de servicio, porque no podía mantenerla. García-Trevijano y los asesores bancarios la arruinaron. Dejó de ser usufructuaria y sus vástagos decidieron vender la millonaria propiedad. Lita se quedó desconsolada. Desde entonces, varios amigos la han estado ayudando en el alquiler de un piso de unos ciento cincuenta metros cuadrados (con doncella incluida) al lado del Bernabéu, aunque ella lo califique de “pocilga”. Es lo que tiene haberse acostumbrado a casas palaciegas.

Durante este período de dolor ha surgido algo bonito. Ricky y su madre han vuelto a hablarse y se han consolado mutuamente. De hecho, su hijo se ha portado de forma admirable recibiendo a todos los asistentes al velatorio y al entierro.

Vida de Lita Trujillo

La vida de Lita Trujillo, de edad indefinida, da para escribir un sinfín de novelas. A los 15 años debutó como corista en uno de los casinos de Las Vegas donde cada noche presentaba a Nat King Cole, que solía sacarla a cantar Las Mañanitas o Mona Lisa. En aquella época ya se codeaba con Sinatra, Peter Lawford y Dean Martin, además de estar protegida por el milmillonario productor Howard Hughes.

Al llegar a Hollywood, Anthony Quinn fue su valedor, el hombre que la apoyó desde el principio y quien la animó a que hiciera cine. Su primera película fue Hombres violentos (1955) junto a Barbara Stanwyck, a quien Lita describe como “un ser maligno y alcohólico" porque su marido, Robert Taylor, la había dejado por "una alemana mucho más guapa y joven".

Lita Trujillo y Paul Newman.

En ese ambiente tan frenético coqueteó con los mejores galanes de la época. Incluso tuvo varios romances, o episodios eróticos, como a ella le gusta llamarlos. Dos de los más importantes fueron Paul Newman, con quien rodó El zurdo (1958) y de quien asegura que “a pesar de haber sido el hombre más bello del mundo, no era ni sexy ni sabía hacer el amor”, y Steve McQueen, junto a quien protagonizó Nunca ames a un extraño (1958) y del que guarda un recuerdo increíble: “Fue un gran amante. Estuvimos tres meses juntos. Cogíamos su moto y nos íbamos a Harlem a escuchar jazz. Le encantaba”.

En aquellas noches en las que el star system desplegaba sus encantos por las noches, Ramfis Trujillo salía con Kim Novak. Pero en seguida se prendó de Lita. Se casaron por lo civil en 1961 en la República Dominicana y posteriormente en Alcobendas (Madrid). Lamentablemente la unión duró poco ya que en diciembre de 1969 Ramfis falleció a causa de las heridas sufridas tras chocar su Ferrari con el coche de Teresa Bertrán de Lis y Pidal, duquesa de Alburquerque, que murió en el acto. La dama iba acompañada de su hijo Ioannes Osorio, que hace casi un año se separó de Blanca Suelves, hija menor de los condes de Tamarit. Al igual que ha sucedido con su hijo, Ramfis también expiró en brazos de Lita.

Su relación con Jaime Ostos

En 1973 se hizo pública su relación con el torero Jaime Ostos. Según contaría ella más tarde, no fue su primer torero, antes habría tenido un romance con Luis Miguel Dominguín. Su unión con Ostos duró casi una década de forma oficial.

Es por entonces cuando Lita descubre Marbella, pasando a la lista de los nombres oficiales de la jet set de la localidad malagueña junto a Alfonso de Hohenlohe o Gunilla von Bismark.

Lita Trujillo y Jaime Ostos.

Tras su romance con Ostos vivió otra comentada historia con Alfonso Cabezas, médico forense que en esos años se había hecho popular al ser el polémico presidente del Atlético de Madrid. Sin embargo, la historia entre Ostos y Lita tuvo segunda parte. 

Estando ya casado con María Ángeles Grajal, el diestro volvió con Lita con el consiguiente ruido mediático. Una vuelta que duró poco y acabó con la vuelta de Ostos a su vida matrimonial con la médico.

Su complicado presente

Hace años que Lita Trujillo no aparece habitualmente en la prensa del corazón. Sus últimas apariciones fueron para hablar de sus problemas económicos. Según ella, sus hijos, Ramsés (ahora fallecido) y Ricky Trujillo, que durante unos años tuvieron su propio protagonismo en el papel couché, fueron los herederos de la fortuna de su difunto marido y que ella no tenía nada. Algunos medios afirman que el dinero que los hijos del dictador Trujillo se llevaron de República Dominicana rondaba los 650 millones de dólares.

Ramfis y Lita Trujillo.

Por otro lado, en 2017, a la muerte del polémico Antonio García-Trevijano que dio lugar a una batalla por su herencia, Lita hizo pública una carta para comunicar que le hizo un préstamo a García-Trevijano para unas inversiones en Brasil. Dinero que él nunca le devolvió. Un lío que volvió a mezclar el nombre de Lita Trujillo con otros de la jet set. Un mundo al que ella llegó por casualidad siendo, sin duda, su habitante más peculiar y ahora llora desconsolada la muerte de su primogénito, Ramsés Trujillo.

COMPARTIR: