23 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El partido ha anunciado su intención de recurrir al Tribunal Constitucional mientras el actor asegura que, pese a todo, seguirá haciendo campaña

Cae el telón para Toni Cantó: Contamos la otra vida del actor después de que la Justicia le excluya de la lista del PP

Toni Cantó actuando de camelón.
Toni Cantó actuando de camelón. / Atresmedia
El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 5 de Madrid ha acordado que el exportavoz de Ciudadanos en las Cortes Valencianas Toni Cantó y el exalcalde de Toledo Agustín Conde sean excluidos de la lista electoral del PP al considerarlos "inelegibles". Fuentes jurídicas del Partido Popular aseguran a 'Elcierredigital.com' que recurrirán al Tribunal Constitucional.

El juzgado de lo contencioso-administrativo número 5 de Madrid ha dictaminado que el exdirigente de Ciudadanos Toni Cantó "habrá de ser excluido" de la lista del PP para las elecciones autonómicas del 4 de mayo por ser "inelegible" al no haberse empadronado en la Comunidad de Madrid antes del 1 de enero, como establece la ley electoral. La sentencia, que es firme y contra la que no cabe recurso, también saca de la candidatura de Isabel Díaz Ayuso por la misma circunstancia al exalcalde de Toledo Agustín Conde.

Haga clic para descargar la sentencia.

El fallo se produce después de que el PSOE recurriera la decisión de la Junta Electoral Provincial de Madrid que decidió aprobar ambas candidaturas sin comprobar la fecha en la que Cantó y Conde se empadronaron. Según determina el contencioso administrativo, ambos debieron empadronarse antes del 1 de enero de 2021. Sin embargo, Cantó se empadronó en Madrid el 22 de marzo, es decir, más de una semana después de que Ayuso convocara las elecciones autonómicas y casi tres meses más tarde del cierre del censo. Fuentes jurídicas del Partido Popular aseguran a Elcierredigital.com que recurrirán al Tribunal Constitucional.

Las 'siete vidas' de Cantó

Toni Cantó nació en Valencia el 14 de enero de 1965 y al cumplir los veinte años se trasladó a Madrid para formarse como actor en Centro Dramático Nacional. En sus primeros momentos en la capital realizó trabajos como modelo para poder sobrevivir y su primera aparición en los medios de comunicación se debió a un reportaje junto a Ana Obregón donde era presentado como su nuevo acompañante. Una historia que olía más a montaje publicitario que a un interés real. 

Con la Obregón compartiría algo más que la profesión de actor: Un hombre. Ni más ni menos que Miguel Bosé. A partir de 1986, Cantó se hizo popular por sus intervenciones en los programas televisivos La Tarde y Por la mañana a las órdenes de Hermida. Tras su éxito, debido en principio a su atractivo físico, se puso al frente de Sábado Noche, el programa de variedades estrella de TVE junto, primero a Lydia Bosch y luego a Paola Dominguín. El programa fue un fracaso de crítica y público. La falta de tablas de ambos y su escasa química hizo que pronto los cambiaran por Bibiana Fernández y Carlos Herrera que le dieron un punto irónico al formato y consiguieron que se mantuviera casi dos años en pantalla. 

Morir de amor

Este fracaso televisivo le sirvió para conocer más al hermano de su pareja en la pantalla, Miguel Bosé.  Su relación de amistad se inicio tras coincidir durante el rodaje de la peculiar película de terror En penumbra (1985). Toni tenía veinte años y Miguel nueve más. A finales de los ochenta su amistad se estrechó aún más, aunque el fin de su relación dejó bastante tocado al cantante que llegó a confesar estar pasando un mal momento anímico en esa época. 

Toni Cantó en una secuencia de "En penumbra" donde conoció a Miguel Bosé

Según confesó el periodista Carlos Ferrando en Sálvame, Miguel y Toni llegaron a compartir apartamento en el centro de Madrid. En esos años, el valenciano empezaba a destacar en el teatro con sus papeles en Los ochenta son nuestros de Ana Diosdado o Carmen, Carmen de Antonio Gala, junto a Concha Velasco. El fin de la amistad entre Bosé y Cantó, según Ferrando, tuvo que ver con la aparición de Eva Cobo. "La pobre era cortita y no se enteraba de lo que pasaba", contaba Ferrando. 

Eva Cobo estaba, en esos momentos, en lo más alto a nivel profesional tras haber protagonizado Matador (1985) a las órdenes de Almodóvar.  En esos años, la Cobo era vendida como una nueva sex symbol patria y llegó a copar las portadas de Interviú y Playboy. Cuando conoció a Cantó, venía de un romance tumultuoso con Ricardo Bofill

La historia de Toni Cantó y Eva Cobo copó gran parte de las informaciones del corazón. La relación del valenciano con la prensa rosa era, en esos años, mucho mejor que la que tendría después cuando su romance con la actriz tan pronto como empezó, terminó. 

Sin embargo, la ruptura daría mucho más juego. Eva Cobo estaba embarazada y Cantó no estaba dispuesto a reconocer a la criatura. Un pasado del que luego se arrepentiría y que cambió para siempre su relación con el papel couché. Cantó no soportaba la presión mediática y que Eva protagonizara todo tipo de exclusivas en las revistas. Lo peor para el actor llegó cuando Cobo se sentó en La máquina de la verdad de Julián Lago en Telecinco. La actriz se sometió a las preguntas de Pilar Eyre y Jimmy Giménez Arnau sobre su relación con Cantó. Unas revelaciones que no gustaron nada al valenciano, sobre todo cuando fue preguntada por la relación entre Toni y Miguel Bosé. 

La historia de desencuentros entre Eva Cobo y Toni Cantó copó la prensa de los 90. 

Cantó interpuso una demanda contra ella para no reconocer a la niña Carlota nacida el 20 de noviembre de 1992. El litigio acabó en 1996, dando la razón a Eva Cobo. Carlota recibiría el apellido de Cantó. La relación entre padre e hija mejoró con los años, pero la niña tendría un triste final. El 29 de enero de 2011, falleció en accidente de circulación junto a su novio Javier, sobrino del exalcalde de Barcelona, el nacionalista Xavier Trias. Un conductor kamikaze que había bebido el triple de lo permitido fue el causante del siniestro. 

Fuera de su relación con Cobo, Cantó siguió su vida sentimental con compañeras de trabajo como Carla Hidalgo y Mar Regueras. Con cada una tuvo un hijo: Lucas, de 17 años, con Carla y Violeta, de 14, con Mar. 

Toni Cantó y Carla Hidalgo.

En 2010 se casó en Ibiza con una terapeuta llamada Inma Suárez. El matrimonio no llegó a durar más de un año tal como sucedió con su ex Eva Cobo. La actriz, tras su litigio con Cantó, se casó en 1996 con el arquitecto Álvaro Akerman. Un "bodón" por todo lo alto con portada de ¡Hola! incluida previo paso por taquilla. El matrimonio sólo duró 12 días entre acusaciones de malos tratos en los que la actriz contaba con el apoyo de la madre de Álvaro Akerman. Ella llegó a asegurar que Akerman la tuvo encerrada en su casa tres días. Antes de contraer matrimonio habían tenido un hijo, Alejandro. Eva después se unió a un empresario y se instaló en Galicia viviendo alejada del mundo del espectáculo. 

De actor a político

Toni Cantó durante décadas vivió con la etiqueta de actor que sólo era guapo. En los 90 había un comentario malévolo en el mundo del cine que aseguraba que Toni Cantó heredaba "los papeles que rechazaba Jorge Sanz". 

Rosa Díez y Toni Cantó. 

Lo cierto es que hasta finales de esa década incluso sus mejores papeles como Tu nombre envenena mis sueños (1996) a las órdenes de Pilar Miró o la serie Entre naranjos (1998) de Josefina Molina se basaban más en su exhibición física que en la artística. En esta última serie protagonizó una muy comentada escena de sexo con la cantante Nina

En 1999 su percepción por parte de la crítica cambió cuando protagonizó la exitosa sitcom Siete Vidas. Una producción para Telecinco que rompió moldes con el tipo de humor que se hacía en aquellos años en televisión. Ese mismo año se puso en la piel de un travestí en Todo sobre mi madre, a las órdenes de Almodóvar. Un director con el que ya había trabajado su ex Eva Cobo.

Mientras su carrera parecía mejorar empezó a interesarse por la política. Fue diputado del Congreso por la desaparecida UPyD entre diciembre de 2011 y abril de 2015, escaño que repetiría por Valencia desde el 13 de enero de 2016 hasta el 15 de marzo de 2021 pero esta vez por Ciudadanos.

En julio de 2015, tras perder el congreso a la dirección de UPyD la candidatura de Irene Lozano (Renovadores) en la cual iba número dos, se dio de baja del partido y se integró de nuevo en Ciudadanos. Fue Coordinador Autonómico de Ciudadanos en la Comunidad Valenciana, tanto en las Cortes Valencianas como en las del Comité Autonómico hasta su dimisión el 15 de marzo de 2021.

Aunque realmente, el bautismo político de Toni Cantó comenzó en Ciudadanos en 2006 y desde entonces ha mantenido su amistad personal con Albert Rivera. Sin embargo, en 2007 abandonaba la formación para postularse como alcalde de la localidad madrileña de Torrelodones en la que residía. Se presentó con "Vecinos por Torrelodones", donde había otro famoso: José Luis Cano del dúo Gomaespuma. Pero ni él ni Cantó consiguieron concejalías. 

Tras el fracaso municipal, en 2008 Cantó se convirtió en fichaje estrella de Rosa Díez para Unión Progreso y Democracia (UPyD), el primer partido que rompió con el bipartidismo en España. Llegó a ser diputado por Valencia y en 2015 se presentó a las elecciones autonómicas en la Comunidad Valenciana. En ese tiempo sólo volvió al cine para protagonizar una polémica película en Cuba, La partida (2013). Desde el PP criticaron que un diputado protagonizara varias escenas de desnudos y sexo interpretando a un español que se enamora en el país caribeño de un chapero. 

Sin embargo, en esos años arrancaba ya la desintegración del partido magenta. Se presentó junto a Díez en las primarias que, finalmente, ganó Andrés Herzog. En esos momento el partido vivía una situación análoga con el Ciudadanos de hoy: una fuga de miembros. Unos, como Irene Lozano al PSOE y otros, precisamente a Ciudadanos, después de haber intentado una fusión de ambos. 

Con Albert Rivera. 

Cantó se convirtió en el hombre de confianza de su amigo Rivera en Valencia y lo apoyó en su viaje a la derecha. Tras el fracaso del partido en las generales de noviembre de 2019, Cantó mantuvo su apoyo a Inés Arrimadas. Un posicionamiento que ahora ha cambiado radicalmente. En sólo dos días pasó a ocupar el puesto número cinco en la lista del PP de Ayuso para la Asamblea de Madrid. Un cuarto cambio político que, por ahora, parece en stand by judicial. 

COMPARTIR: