29 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, alega que su dispositivo aún resiste a la intromisión del nuevo software gracias a la antigüedad de este

Los móviles sin acceso a internet, en auge: La nueva forma de frenar espionajes como el de Pegasus

Nokia 3210
Nokia 3210
Pegasus es el nuevo programa de espionaje de origen israelí que está en boca de todos tras haber hackeado los móviles del presidente del gobierno, Pedro Sánchez, y de la Ministra de Defensa, Margarita Robles. Este nuevo software está causando miedo entre la población, de tal forma que algunas personas han empezado a tomar medidas para evitar el espionaje. Al parecer, comprar un móvil sin acceso a internet puede hacer que tus datos estén protegidos.

Un informe del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) de 2021 ya advertía del peligro del programa de espionaje Pegasus. Este software no estuvo muy presente en la conciencia ciudadana hasta el pasado fin de semana, cuando el teléfono del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, fue infectado por este virus israelí. Algunos expertos señalan que este hecho revela que la ciberseguridad del gobierno español no es muy eficaz, presentando carencias en la protección digital del Estado. 

Pero no solo los políticos están preocupados por la seguridad de sus móviles, la mayoría de la población española se encuentra en la incertidumbre de cómo actuar ante un caso así. Por esta razón, algunas personas ya han tomado medidas para hacer frente al auge de espionaje. 

Móviles sin acceso a internet: La solución para frenar a Pegasus

Según apuntan varios estudios, en 2021 se vendieron aproximadamente 1.000 millones de móviles básicos, sin acceso a internet. Hay varias causas que justifican este aumento en las ventas de estos teléfonos, aunque una de ellas puede achacarse a la aparición de Pegasus.

Muchas personas han optado por comprar un “Dumbphone” (móvil sin acceso a internet), que asegura mayor seguridad en cuanto a la hiperconectividad de datos en la red. En Reino Unido se ha confirmado que uno de cada diez usuarios utilizan móviles sin conexión, según ha detallado el grupo Deloitte. 

También ha aumentado la búsqueda de “Dumbphones” en internet hasta alcanzar un 89% entre 2018 y 2021, lo que demuestra que se están convirtiendo en una opción real de compra para muchas personas. Un teléfono smartphone absorbe gran cantidad de información nuestra que vuelca a la red y un móvil sencillo no tiene esa capacidad de almacenar información. De esta forma, es fácil entender cómo nuestros datos están más protegidos con este tipo de móviles.

Un claro ejemplo son los anuncios que nos invaden tras hablar de artículos que pueden interesarnos. Durante días, precisamente la publicidad de esos artículos, nos inunda. Esto se llama inteligencia artificial y demuestra cómo todo lo que hablamos y vemos se difunde en la red

Comparación entre un móvil sin acceso a internet y un smartphone.

Otro motivo que pesa para comprar un teléfono sencillo es la protección de nuestra ubicación. La mayoría de las aplicaciones que tenemos en el smarphone comparten nuestra ubicación y nosotros no somos conscientes de ello. Aunque esta circunstancia puede ser una ventaja en algunos casos, no siempre es así. La localización es un dato privado que no debe ser compartido por el teléfono móvil.

Revilla resiste ante la potencia de Pegasus

Según le han comunicado por privado al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, su teléfono móvil no ha sido víctima de espionaje. “Me han dicho que Pegasus aquí fracasa, no tiene nada que hacer con un Nokia 311”, mencionó Revilla. El presidente utiliza este teléfono simple que no dispone de sistema operativo actualizado. El Nokia 311 permite hacer llamadas, enviar mensajes y descargar aplicaciones, aunque estas se quedan anticuadas ya que la falta de almacenamiento del teléfono no permite la descarga de nuevas apps.

El teléfono móvil del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla asegura que no se siente preocupado por el programa de espionaje. “No tengo nada que esconder”, “Toda España conoce mi intimidad”, afirma Revilla. Sin embargo, el móvil que utiliza le permite estar a salvo gracias a su escasa actualización y antigüedad. 

Prohibir Pegasus no serviría de nada

Algunos foros están proponiendo prohibir este tipo de programas de espionaje, sin embargo, los expertos señalan que no serviría de nada. Las personas encargadas de espiar o controlar datos personales siempre han existido y lo seguirán haciendo en el futuro. Pegasus es un programa más de los muchos disponibles

Lo único que podemos hacer los ciudadanos es velar por la seguridad de nuestros datos personales a través de nuestros medios. Ya sea gracias a aplicaciones que nos ayudan a detectar un virus en nuestros dispositivos o bien, comprar un móvil sencillo que te puede ayudar a vivir de forma segura. 

COMPARTIR: