05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Mientras tanto, Marta Ortega ha culminado la salida de todo el equipo de su antecesor Pablo Isla en la presidencia del grupo textil

Las dependientas coruñesas del Zara empañan el Black Friday en Inditex y ponen en alerta a Amancio Ortega

/ Zara
Las dependientas coruñesas del Zara van a empañar el Black Friday en Inditex para enfado del ya jubilado Amancio Ortega, atónito al comprobar la huelga que va a sufrir su grupo este jueves y viernes. Mientras tanto, la nueva presidenta, Marta Ortega, ha certificado la salida de la que fuese mano derecha de su antecesor en el cargo.

El Grupo Inditex se ha visto obligado a impulsar una nueva política que otorgará incentivos vinculados a las ventas para todos sus dependientes de las tiendas españolas de la compañía. Esta decisión, que redundará en favor de un colectivo eminentemente femenino, se ha anunciado en plena guerra sindical en la tierra de los Ortega. 

Y es que las dependientas de A Coruña han anunciado que este jueves y viernes irán a la huelga en pleno Black Friday. Y cuentan con el apoyo de sindicatos como UGT y CIG, que protestan porque el grupo mantiene en unas condiciones económicas muy mejorables a sus dependientas a pesar de haber generado unos beneficios de 1.794 millones de euros durante el primer semestre del curso. "En Inditex hay clases sociales y nosotras somos la más baja", denuncian. 

Mientras tanto, la nueva presidenta de la compañía, Marta Ortega, sigue limpiando el equipo diseñado por su antecesor, Pablo Isla. Esta remodelación afectará incluso al antiguo CEO, Carlos González Crespo, que dejará el gigante textil antes de cerrar 2022. 

Inversiones en Estados Unidos

Amancio Ortega suma y sigue a sus 86 años. El dueño de Inditex continúa con su táctica inversora tras dejar la presidencia de la empresa textil y ha decidido utilizar la mayoría de los dividendos que le pertenecen a cuenta de los beneficios del gigante Zara en 2021, 1.718 millones de euros, en engordar el patrimonio de su vehículo inversor, Pontegadea. 

Esta compañía, dedicada principalmente al sector inmobiliario y a diversificar la fortuna de Ortega en otros sectores lejanos al textil (renovables o telecos), acaba de desembolsar 900 millones de euros en hacerse con siete centros logísticos en Estados Unidos situados en los estados de Tennessee, Carolina del Sur Virginia, Pensilvania o Texas

Ortega ya ha invertido la práctica totalidad de los dividendos cobrados y mantiene su fuerza al sumar una fortuna de alrededor de 60.000 millones de dólares, según Forbes, y en torno a 50.000, según Bloomberg. 

El gallego, fortuna número 24 del mundo, tampoco olvida su labor filantrópica y la fundación que lleva su nombre ha convocado 400 becas dirigidas a estudiantes de cuarto de la ESO para que arranquen el bachiller del próximo curso en Estados Unidos y Canadá. 

La situación de Zara

Amancio Ortega celebró en marzo su 86 cumpleaños y cedió el timón de Inditex a su hija Marta, que toma las riendas de la compañía en sustitución de Pablo Isla. El veterano empresario abrió 'de la nada' una tiendecita en A Coruña, allá por 1975, y dos años después fundaría un almacén textil en Arteixo. 

Ortega

Marta Ortega. 

El discreto Amancio, hijo de ferroviario nacido en el minúsculo pueblo leonés de Busdongo de Arbas (antiguo nudo de comunicaciones que hoy cuenta con menos de medio centenar de vecinos), se convirtió en un modelo de escuelas de negocio tras superar como hombre más rico del mundo a Bill Gates

El fundador de Inditex se ha convertido en elemento de controversia política. Unos lo defienden, crea riqueza y dona máquinas para curar el cáncer. Y otros lo detestan, el área digital de Inditex factura en Irlanda para no pagar impuestos que pagan las máquinas que curan el cáncer en España (y por tener trabajando a niñas costureras en el tercer mundo por sueldos muy bajos). 

Sea como fuere, este emprendedor que se ha hecho de oro vendiendo camisetas y vestidos low cost sabe que Inditex no pasa por su mejor momento. Este hecho fue utilizado como excusa por la compañía para activar el cierre a nivel global de más de 1.000 tiendas, 400 de ellas en España.

Grandes resultados también en 2021 

Inditex facturó en 2021 más de 27.000 millones de euros tras disparar sus ventas un 35,8% respecto a 2020. Es cierto que los números cayeron desde un punto de vista contable en comparación con el prepandémico 2019. Pero el beneficio neto superó los 3.000 millones de dólares. 

El entonces CEO Pablo Isla aseguró que "tras dos años de pandemia, estos resultados demuestran la gran capacidad de adaptación a cualquier circunstancia que caracteriza a todas las personas que integran esta compañía a través del compromiso y del talento"

Óscar García Maceiras, nuevo consejero delegado de Inditex, destacó que "el liderazgo demostrado por la compañía en la transformación digital de los últimos años nos sitúa en una posición inmejorable de cara al futuro para ofrecer la mejor experiencia en nuestra propuesta de moda de calidad y sostenible". 

COMPARTIR: