04 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El aristócrata y su primogénito Fernando de Solís luchan por la venta del palacio familiar ubicado en Sevilla

La última guerra de la nobleza: El Marqués de la Motilla, ex de Carmen Tello, enfrentado a su hijo

Exclusiva
/ Miguel Ángel de Solís y Martínez Campos, Marqués de la Motilla, y su hijo Fernando de Solís.
Miguel Ángel Solís y Martínez Campos, XI marqués de la Motilla y XV marqués de Valencina ha vendido el palacio de la Motilla al empresario cordobés Mario López Magdaleno, presidente de la empresa Magtel, por 14 millones de euros. La compraventa ha causado un cisma entre el actual poseedor del título y su primogénito, Fernando, quien, influenciado por su esposa, Eva Morejón, esperaba heredar la histórica propiedad. Se llegó incluso a crear un comité de expertos para deshacer la venta.

Poco a poco, Sevilla va dejando de tener un color especial. Si la Casa de Medinaceli se ha visto nuevamente mancillada por la vertiente del ducado de Feria, concretamente en la figura de Luis Medina Abascal, imputado por presuntos delitos de falsedad documental, estafa y blanqueo de dinero por la venta material médico al ayuntamiento de Madrid al inicio de la Covid, ahora le toca el turno al linaje de los Motilla.

Hace unos días saltó la noticia de que Miguel Ángel Solís y Martínez Campos, XI marqués de la Motilla y XV marqués de Valencina, ha vendido el palacio de la Motilla ubicado en el centro de Sevilla al empresario cordobés Mario López Magdaleno, presidente de la empresa Magtel por 14 millones de euros. En declaraciones a Vanitatis, el marqués de la Motilla admitió un proceso de venta que aún no se ha cerrado y que la cantidad se había exagerado. Hasta aquí, los hechos públicos.

Lo que aún no se ha explicado es el cisma que la compraventa ha causado entre el actual poseedor del título y su primogénito, Fernando, quien, influenciado por su esposa, Eva Morejón, esperaba heredar la propiedad de algo más de 4.629 metros cuadrados de inspiración neogótica diseñado por los arquitectos Gino Coppedè y Vicente Traver. Padre e hijo se reunieron a mediados de marzo para salvar la propiedad de la compraventa in extremis, pero no se pudo hacer nada.

Boda de Eva Morejón y Fernando Solís Tello. 

Al parecer, se llegó a crear un comité de expertos para deshacer la venta e incluso pusieron en medio a Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, XIX duque de Alba, que ni le va ni le viene, ya que sus hijos Carlos y Fernando son solo los sobrinos del marqués. El primogénito de Cayetana de Alba estuvo casado de 1988 a 2004 con Matilde Solís. Se dice que su hijo Miguel Ángel le está ayudando en todo este proceso, ya que hace algunos años sacó a sus padres las castañas del fuego por un tema inmobiliario.

El Mayorazgo de los Solís

El marqués de la Motilla puede vender el palacio cuando y como quiera sin dar explicaciones a nadie ya que es una propiedad privada. En ningún caso se trata de un mayorazgo, concepto por el que el primogénito heredaba el título junto con todas las propiedades vinculantes. El mayorazgo era una especie de fideicomiso por el que las posesiones no se podían vender, sino que se usufructuaban, se explotaban, se vivía de las rentas y estaban vinculadas a la familia, pero no al sujeto.

Este sistema de reparto de bienes, que siempre beneficiaba al mayor de los hijos varones, lo suprimieron las Cortes en 1820 y lo refrendó el rey Fernando VII. Sin embargo, con esta familia se hizo una excepción ya que hubo un acuerdo con Navarra para que el mayorazgo continuara cinco o seis generaciones más. Los Solís descienden de los Beaumont, la rama bastarda de la casa real de Navarra, de la que también descendía la reina Fabiola de Bélgica. Esta dispensa especial terminó con Miguel Solís Martínez Campos, exmarido de Carmen Tello, que próximamente se casará por la iglesia con Curro Romero. Sin embargo, la madre de los herederos del marquesado hizo caso omiso a las llamadas y al mensaje de voz enviados a su móvil.

El papel de Eva Morejón

Eva Morejón procede de una familia de clase media pero albergaba la esperanza no ya de ejercer como marquesa de la Motilla, sino de disfrutar de un palacio de un siglo de antigüedad del que destaca una torre-mirador de veinticinco metros de altura. Una fuente consultada por Elcierredigital.com muy cercana a Eva ha asegurado que hace unas semanas invitó a varias amistades y familiares al palacio para ver las procesiones de Semana Santa.

Carmen Tello. 

Al estar ubicado en el casco antiguo sevillano, en la confluencia de las calles Cuna y Laraña, todos los cortejos pasan por delante de la edificación. Cuando se enteró de que su suegro había iniciado la venta su gozo cayó en un pozo y tuvo que llamar a todos sus invitados para desconvocar una cita más especial si cabe, ya que desde hacía tres años no se celebraban estos pasos a causa de la pandemia.

El precio del castillo

Cuando Miguel Ángel Solís, XI marqués de la Motilla, afirmó a Vanitatis que el precio se había exagerado no decía ninguna mentira. Al parecer, otra amiga del aristócrata ha asegurado que la cifra roza los 12 millones de euros. Una ganga para una propiedad de semejantes características en cuyas paredes colgaba un Greco, un Goya, un biombo chino carísimo y otro mexicano de estilo novohispano, entre otras reliquias. Pero el mantenimiento costaba una fortuna. En los últimos días, la comidilla sevillana murmura que el marqués podría haber remodelado el palacio para hacer apartamentos para sus cuatro hijos (Fernando, María del Carmen, Miguel Ángel y Enrique) ya que todos viven en Sevilla.

Su enfrentamiento con Gregorio Marañón

Hace unos años, el actual marqués de la Motilla tuvo un encontronazo judicial con Gregorio Marañón y Bertrán de Lis, II marqués de Marañón -nieto del prestigioso médico y científico-, que está casado en segundas nupcias con María del Pilar Solís y Martínez Campos. Se dijo que Gregorio Marañón no estaba de acuerdo con la aplicación de las leyes navarras.

El aristócrata, que también es presidente del Teatro Real de Madrid, desciende por vía materna de la infanta Isabel Fernandina de Borbón y Borbón-Dos Sicilias, hermana del rey Francisco de Asís, esposo de Isabel II de España. Por esa misma rama (Bertrán de Lis) está emparentado con los Domecq y los Soto de Jerez y los Albuquerque, siendo primo de Ioannes Osorio, que se separó el año pasado de una de las reinas del papel cuché, Blanca Suelves, hija del XI marqués de Tamarit y nieta del II conde de Romanones.

COMPARTIR: