04 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LA ACTRIZ, ENTONCES EMBARAZADA DE OCHO MESES, FUE ASESINADA EL 9 DE AGOSTO DE 1969 POR VARIOS MIEMBROS DE LA CONOCIDA SECTA

La vida de Sharon Tate: La icono sixties, esposa de Polansky y víctima de la Familia Manson

Sharon Tate.
Sharon Tate.
Sharon Tate fue una de las actrices de la generación de los sesenta no quería ser artista, sino estudiante de psiquiatría. Educada bajo la tradición militar, comenzó a destacar por su espectacular belleza lo que le llevó a ganar varios galardones. Musa de varios hombres, vivió un matrimonio pasional y tormentoso junto al director de cine polaco Roman Polansky con el que formó una de las parejas de moda más atractivas. Fue asesinada por varios miembros de la Familia Manson.

“Terriblemente bella”. Así definía Hollywood a Sharon Tate, aquella actriz nacida en Texas y protagonista de películas como El Baile de los Vampiros, El Valle de las muñecas o No hagan olas. Fue un ícono de moda en la década de los sesenta y una de las chicas que apareció el número publicado en 1967 de la revista Playboy. Aquella joven de melena rubia, de carácter tímido y aspecto aniñado había encandilado al panorama del cine americano y le auguraban una carrera apoteósica. 

Sus planes se vieron truncados la noche del 9 de agosto de 1969. Varios miembros de la Familia Manson se dirigieron a la mansión en la que vivía Sharon Tate junto a su marido, el director de cine Roman Polansky en el número 10.050 de Cielo Drive. El cineasta polaco se encontraba en Londres por motivos de trabajo. Sharon Tate y sus acompañantes, fueron apuñalados por los integrantes de la secta. La actriz se encontraba embarazada de ocho meses.

Educación militar, carrera como modelo y futura estudiante de psiquiatría

Sharon Tate nació el 24 de enero de 1943 en Dallas, Texas. Fue una de las tres niñas, fruto del matrimonio entre Paul James Tate y Doris Gwendolyn. Su padre, coronel del ejército norteamericano educó a sus hijas bajo la tradición militar.  

Sharon Tate junto a su madre.

Desde pequeña, la actriz ya destacaba por su belleza, de hecho con seis meses de edad obtuvo el premio Miss niña pequeña de Dallas. Debido a la profesión de su padre, Sharon Tate cambió de residencia en múltiples ocasiones e incluso cruzó el charco y aterrizó en la ciudad italiana de Verona, donde comenzó una relación con el actor Richard Beymer, quien le animó a comenzar a realizar trabajos como actriz o modelo. De hecho, protagonizó la portada de la revista especializada en información militar, Stars and Stripes donde la joven modelo sentada en un misil del ejército estadounidense vestía un sombrero vaquero y un bañador negro. 

Sharon Tate.

 

Su extraordinaria belleza y su carácter misterioso llevaron a Sharon a ganar diversos premios . Se proclamó Miss Richland en 1959 y allí dejó claro que el mundo de la interpretación no era para ella. Confesó que su deseo era estudiar la carrera en psiquiatría. Sus planes tomaron otro rumbo.

Su matrimonio con Roman Polansky : pareja de moda e infidelidades

A medida que iba creciendo, Sharon Tate se convirtió en una joven muy atractiva, profesional y exitosa cuya carrera acababa de despegar. Obtuvo varios papeles como actriz secundaria en películas como Las aventuras de un hombre joven y Barrabás. La modelo comenzó a moverse con desparpajo entre los círculos más selectos del panorama Hollywoodiense y conquistó a hombres relacionados con el mundo del cine como el reputado estilista Jay Sebring, con quien mantuvo un romance tras conocerse en una fiesta. 

Sharon Tate junto a Jay Sebring.

A mediados de los sesenta, la actriz se mudó a la capital de Reino Unido. Londres se convirtió en el hogar de la actriz, además durante los sesenta era una de las ciudades de moda. Allí conocería al que se convertiría en su gran amor : el director de cine Roman Polansky. El cineasta, que se encontraba rodando una película de terror, le ofreció el papel protagonista de la película El Baile de los Vampiros y surgió el amor entre ellos. 

Roman Polansky y Sharon Tate.

Ambos formaron una de las parejas de moda de la década, se casaron el 20 de enero de 1968 en una ceremonia civil en Chelsea. Eran perseguidos por la prensa, causaban sensación y contaban con grupo de amistades en el que figuraba lo más selecto del cine o la música. Sin embargo, tras la imagen de felicidad que mostraban ante los medios de comunicación se escondía un círculo vicioso de infidelidades del director hacia su esposa, a pesar de que ella conocía las relaciones extramaritales que Polansky mantenía en sus viajes de trabajo.

10.050 de Cielo Drive : su terrible final

53 años después de aquella fatídica y calurosa noche del 9 de agosto de 1969, el asesinato de Sharon Tate y sus acompañantes sigue causando conmoción. Varios miembros de la Familia Manson fueron los autores del crimen que sumió en la tristeza y la soledad a Hollywood. 

Charles Manson.

Charles Manson era el líder de aquel extraño grupo asentado en California durante los años sesenta. Un músico frustrado que no pasaría a la historia como leyenda de la cultura hippie sino como un asesino macabro. Su deseo por triunfar como The Beatles o The Mamas and The Papas llevó a Manson a acudir a ciertos productores musicales y compañías discográficas para solicitar trabajo. 

Previamente a que Roman Polansky y Sharon Tate se hicieran con aquella mansión de Beverly Hills, el productor musical e hijo de la actriz Doris Day, Terry Melcher vivió allí junto a su esposa e hijo. Hasta su casa se desplazó un joven Charles Manson para pedirle que produjera su música, lo cual Melcher rechazó y desató la furia del líder. 

Algunas de las integrantes de la Familia Manson.

Charles Manson, envío a Tex, Susan Atkins, Patricia y Leslie, integrantes de su Familia a la mansión a acabar con la vida del productor y su familia. Desconocían que ya no vivían allí, sin embargo, no frenaron su deseo de venganza y acabaron con la vida de Sharon Tate, Jay Sebring, Abigail Foster, Walter Frynowski y Steve Parent. El homicidio fue descubierto por el alma de llaves del matrimonio y para Roman Polansky fue un duro golpe del que tardó años en recuperarse. Sharon Tate, que se encontraba a pocas semanas de dar a luz, fue apuñalada de una manera brutal. La joven de 26 años era un ícono de Hollywood y todavía sigue siendo recordada como una de las artistas destinada a ser una de las actrices más  exitosas de la generación de los sesenta. 

COMPARTIR: