17 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Emiliano García-Page acude a la plaza de Vistalegre y provoca el malestar de los aficionados albaceteños, que se quedan sin Feria del Renacimiento

Albacete sufre sin Feria Taurina mientras el presidente de Castilla la Mancha disfruta de las corridas en Madrid

Emiliano García-Page en la plaza de toros de Vistalegre
Emiliano García-Page en la plaza de toros de Vistalegre
Las duras medidas impuestas por la Junta de Castilla-La Mancha para la celebración de espectáculos taurinos han provocado que resulte inviable organizar corridas en Albacete. Pese a esto, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, no ha dudado en asistir a la corrida de toros de Vistalegre del pasado 17 de mayo, un festejo que no cumple con las mismas medidas que su Junta obliga a seguir.

La pandemia del Coronavirus parece cada vez más cerca de llegar a su fin, el alto ritmo de vacunación y el fin del estado de alarma han provocado que la tan ansiada normalidad pueda convertirse en una realidad. Esto supone una gran noticia para el sector taurino, que espera, poco a poco, empezar a ver la luz y  a recuperarse de estos duros meses. Pese a esto, la polémica se encuentra lejos de terminar, ya que, en zonas como Albacete todavía no se celebrarán corridas de toros debido a las duras medidas que impone el Gobierno de Castilla-La Mancha.

Esta noticia no ha sentado bien entre los aficionados a la fiesta nacional de la localidad manchega, que no entienden por qué se imponen medidas tan duras. Además, a esto se une que, poco después de conocer la noticia que adelantaba COPE Albacete, los amantes de la tauromaquia han tenido que ver cómo el presidente de la Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asistido a la corrida de toros celebrada en Madrid el pasado 19 de mayo.

Las opiniones con respecto a este movimiento de Page no han tardado en manifestarse y, en su mayoría, se han mostrado críticas con el presidente de Castilla-La Mancha, no por el hecho de viajar a Madrid sino por la incongruencia que supone asistir a un festejo que no cumple las normas que Page exige en su comunidad. Un ejemplo de esto es la opinión de Rafael Sánchez, líder de la Plataforma Taurina También Somos Cultura de Albacete, que ha recogido más de 3.000 firmas para pedir al Ayuntamiento que se realicen festejos taurinos lo antes posible. Rafael afirma que les “tendría que dar vergüenza” que Albacete no tenga un lugar digno para celebrar sus festejos taurinos.

Plaza de toros vacía.

Vicente Sáez, presidente de la Asociación Monumento a Dámaso González, ha afirmado que en Albacete “están jugando con los aficionados”, ya que no logra entender por qué no se permite que haya toros. Una opinión similar tiene Ángel González, secretario del Club de Abonados de la Plaza de Toros de Albacete, que explica que le parece correcto que Page vaya a Madrid, pero muy mal las medidas que complican tanto la celebración de festejos en su localidad.

Cartel de los eventos taurinos de la Feria del Renacimiento de Albacete. 

Más sosegado se ha mostrado Isidoro Ruiz, presidente de la Peña Taurina de Tarazona de la Mancha, que ha reconocido que, durante la crisis del Coronavirus, Castilla- La Mancha ha sido una de las regiones en la que más festejos taurinos se han celebrado, además, le parece correcto que Page haya asistido a la corrida de Madrid puesto que considera que las máximas autoridades del país deben promover la fiesta nacional. Pese a esto, destaca que la organización de festejos taurinos se ha realizado de forma incorrecta a nivel nacional, poniendo como ejemplo la celebración de corridas de toros en Vistalegre cuando deberían haberse realizado en Las Ventas.

Pablo Casado celebrando San Isidro en Vistalegre.

Lorenzo Del Rey, periodista de COPE Albacete, al que este movimiento le ha llamado la atención, ha pedido al Gobierno de Page la realización de un ejercicio de “reflexión” acerca de las medidas impuestas. Lorenzo recuerda que en Albacete se debe guardar 1 metro y medio entre aficionados, algo que provocaría que pudieran asistir a los festejos menos de 2.000 personas, lo que convierte la organización de eventos taurinos en algo inviable.

La pandemia del Coronavirus se encuentra en una fase mayor de control, por lo que considera que se deberían actualizar estas medidas y destaca la mala imagen que supone ver las plazas de toros tan vacías. Para finalizar, a Lorenzo le gustaría comprobar si estas medidas que obligan a la cancelación de eventos taurinos, como la prohibición de comer y beber durante el espectáculo, se van a cumplir en otros eventos como en los conciertos que se celebrarán próximamente.

Por último, Elcierredigital.com ha tenido la oportunidad de hablar con el torero Sergio Serrano, que es uno de los mayores perjudicados ya que su oportunidad de brillar el día 11 junio se ha visto truncada. Pese a no querer hablar "en caliente", Sergio se ha mostrado decepcionado e indignado y ha dejado una frase que resume perfectamente esta situación: “Allá cada uno con su conciencia”.

COMPARTIR: