31 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El poderoso multimedia catalán volvió a la senda de los beneficios en 2021 y su generalista La Vanguardia cuenta con más de 100.000 suscriptores

La familia Godó rompe moldes: Cambia su cúpula editorial y compra una agencia publicitaria

/ Grupo Godó.
El Grupo Godó vive tiempos de cambios cuando su presidente, Javier de Godó, está a punto de cumplir 81 años. El veterano editor catalán ha apostado por reformular la cúpula del multimedia apostando por cuatro áreas de negocio diferenciadas. También está promoviendo inversiones tras hacer caja al desinvertir en el mercado televisivo y radiofónico.

Vientos de cambio en el Grupo Godó, que en los dos últimos años ha rebajado su presencia en radio y televisión para salirse de negocios no estratégicos (Prisa Radio) o deficitarios (8TV, que arrastraba unas pérdidas de 50 millones de euros desde su nacimiento). 

El multimedia catalán ha obtenido 55 millones de euros por ambas ventas: 45 por el 20 por ciento del editor de la SER y Los 40 Principales, y 10 por el multiplex catalán de TDT que incluía la citada cadena autonómica privada. 

La operación televisiva enjuagó los números de Godó en 2021, que rozó los tres millones de beneficios antes de impuestos tras perder más de 11 en el pandémico 2020, y la radiofónica disparará previsiblemente los de 2022, a pesar de la compra del grupo de la agencia publicitaria Digital Group y la irrupción en el accionariado de la popular incubadora empresarial Nuclio

Consolidando su negocio en prensa y radio de Cataluña 

Javier de Godó ha rediseñado la cúpula del grupo que preside y del que es número dos su hijo Carlos, y a partir de ahora el multimedia se divide en cuatro áreas de negocio: Media, Estrategia, Comercial y Corporativa. 

El grupo explica que La Vanguardia ha llegado a la cifra de 75.000 suscriptores digitales que se suman a los más de 40.000 de la edición de papel. Respecto a la audiencia web, es segundo en España en el ranking de usuarios únicos mensuales de GFK y tercero en el último registrado por Comscore. Según la difusión de OJD, es el segundo medio de España en cuanto a número de ejemplares vendidos.

Mundo Deportivo, por su parte, es el líder de la prensa deportiva en Catalunya, según los datos de la segunda oleada de EGM, y se encuentra en el top 10 de los medios nacionales de España, tanto generalistas como deportivos, según Comscore.

Grupo_Godo2

Javier de Godó. 

Y la emisora líder catalana RAC1 cerró el 2021 con las mejores cifras de su historia, con 933.000 oyentes diarios. Un año en el que ha sido la radio más escuchada durante 18 horas consecutivas, desde las 6 de la mañana hasta las 12 de la noche. Además, desde hace cinco años, rac1.cat, el portal de noticias de RAC1, supera con creces el millón de usuarios únicos mensuales, según datos de Comscore.

Distanciándose del procés

La Vanguardia también está pendiente de distanciarse del procés gracias a relatos como el de su exdirector, Màrius Carol, que ha explicado su paso por el diario en el libro 'El camarote del capitán'. El veterano periodista ya se dedicó hace tiempo a intentar romper la tesis que dice que Godó apoyó el procés. 

En los momentos álgidos del procés, cuenta Carol, "Javier de Godó me dijo que, sobre todo, debíamos hacer un diario del que nos sintiéramos orgullosos y que pudiéramos explicarnos cuando volviéramos sobre él dentro de diez años. O cuando lo leyeran nuestros nietos. Que debíamos ser dignos del momento de la historia que nos tocaba vivir"

"Creo que La Vanguardia, que en todo este conflicto intentó buscar una tercera vía entre el independentismo y el inmovilismo, puede ser hoy más que nunca un ágora para el entendimiento, un espacio de reflexión, un instrumento de conexión", añadió. 

Carol asegura que el libro "es una memoria de unos años donde pasó de todo, tiene un gran peso la política. En seis años, abdicó el rey de España, cayó el presidente del Gobierno por una moción de censura, Jordi Pujol descendió a los infiernos, tuvimos tres presidentes de la Generalitat, se declaró la independencia, los altos cargos del Govern acabaron en la cárcel y unos cuantos en el exilio, incluso el presidente del Barça estuvo en prisión". 

El periodista reconoce que "la aceleración de acontecimientos y el vértigo de los sentimientos hace difícil el ejercicio del periodismo".

COMPARTIR: