21 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El ministro Rodríguez Uribes percibe 72.443,78 euros, mientras el que más cobra es el Director del Museo del Prado Miguel Falomir Faus (146.506,74 €)

Dieciséis altos cargos del Ministerio de Cultura se llevan más de 1'5 millones en sueldos, mientras el sector se desvanece

Exclusiva José Manuel Rodríguez Uribes rodeado de algunos de sus altos cargos.
José Manuel Rodríguez Uribes rodeado de algunos de sus altos cargos.
La cultura está de capa caída. Desde el decreto del Estado de Alarma el pasado 14 de marzo de 2020 la actividad económica española ha sufrido un receso notable, pero especialmente se ha notado en el mundo de la cultura, el espectáculo y el deporte. Desde la llegada del ministro José Manuel Rodríguez Uribes al cargo, en enero de 2020, el cine, el teatro y otras artes no han levantado cabeza. Pero dieciséis altos cargos, incluido el ministro, cobran más de 1,5 millones de euros al año en total.

Cierto es que la Cultura está considerada el patito feo de todos los gobiernos, y que se han desviado partidas presupuestarias a Sanidad no previstas antes de la irrupción de la COVID; pero en el caso de José Manuel Rodríguez Uribes, valenciano de 52 años, y veterano militante socialista, no puede aplicarse esta máxima, ya que heredó un presupuesto de 1.148 millones de euros para el año 2021, una cantidad más que notable al caerse de la programación un altísimo porcentaje de las actividades programadas, tanto en 2020 como este año.

Sin ir más lejos, el Museo del Prado registró en 2020 un desplome de sus visitantes de un 73 por ciento debido a la pandemia: Del récord de visitantes de su centenario en 2019 con 3,2 millones de afluencia ha pasado a ser visitado por 852.161 personas en el último año. Algo similar ocurrió con el Reina Sofía, que estuvo cerrado entre el 13 de marzo y el 6 de junio, igual que el Prado. El Reina Sofía tuvo en 2020 un total de  1.248.486 visitantes frente a los 4.425.699 registrados en 2019, un 71,8 por ciento menos respecto al año anterior. De los visitantes, 448.211 corresponden a la sede principal, 608.603 al Palacio de Cristal y 191.672 al de Velázquez, ambos edificios del Reina Sofía situados en el madrileño Parque del Retiro.

El ministro Rodríguez Uribes con cinco de sus altos cargos el día que los nombró.

Pero no por ello se han reducido los altos cargos o sus sueldos. Desde el ministro hacia abajo, todos los cargos nombrados o ratificados por Rodríguez Uribes le cuestan al erario público un total de 1.557.155, 23 euros al año. De manera paradójica, el sueldo más bajo es el del propio ministro, que percibió el pasado año 72.443,78 euros desde su nombramiento el 13 de enero de 2020 hasta el 31 de diciembre del mismo año. Los más altos, los de los directores de los museos del Prado (146.506, 74 euros) y del Centro de Arte Reina Sofía (127.800,96 euros) a pesar de la escasa afluencia durante 2020.

Los sueldos del escalafón

Entre quienes tienen un sueldo similar al del ministro están los cargos más cercanos a Rodríguez Uribes,  como Mónica Serrano García, directora del gabinete del ministro que cobró 88.946,54 euros. Serrano es persona de confianza del ministro a quien ya acompañó durante su etapa en la Delegación de gobierno en Madrid. Su perfil es el de una jurista que pasó de ejercer como abogado en un despacho profesional de Oviedo (1997-2002) a la comisión Ejecutiva Federal del PSOE en 2004. De jefa del área de Haciendas Locales en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) pasó a la Delegación de Gobierno en Madrid. Serrano García es licenciada en Derecho por la Universidad de Oviedo, Diplomada en Práctica Jurídica por la Escuela de Práctica Jurídica del Principado de Asturias y realizó un Programa de Liderazgo para la Gestión Pública (IESE Business School Universidad de Navarra Madrid).

Mónica Serrano, a la izquierda, junto al ministro Uribes durante una reunión.

Un perfil gestor similar, aunque más técnico todavía, presenta Andrea Gavela Llopis, subsecretaria de Cultura y Deporte. Es licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y abogada del Estado, ha desempeñado labores como tal en Cataluña, Madrid, Juzgados Centrales de lo Contencioso-Administrativo y Audiencia Nacional. Ha sido abogada del Estado-adjunta de la Subdirección General de Asuntos europeos e internacionales representando a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Además fue vocal asesora en el Gabinete de la Presidencia del Gobierno de 2008 a 2011 y ha sido la directora adjunta del mismo de junio de 2018 hasta enero de 2020. El pasado año cobró 105.981,74 euros.

Junto a ella en el escalafón está el secretario general técnico, Alberto García González, con un sueldo de 86.166,35 euros, que entró a formar parte del cuerpo de Abogados del Estado en 2006. Javier García Fernández, secretario de Cultura, cobró 100.204,18 euros. Su sueldo es similar al de cualquier subsecretaría. De hecho, el mismo cargo no existe en Deportes, ya que esa función la realiza un Director General.  García Fernández había sido jubilado por José Guirao cuando cumplió los 70 años, pero fue recuperado en enero de 2020.

Este veterano socialista, nacido en 1949, es Catedrático emérito de Derecho Constitucional y ha formado parte de los Gobiernos de los tres presidentes socialistas. Bajo su mando están las direcciones generales del Libro, de Industrias Culturales y de Bellas Artes. García Fernández reporta directamente al ministro.

Una de sus subordinadas es María José Gálvez Salvador, directora general del Libro y Fomento de la Lectura, con un sueldo de 81.645,50 euros desde su toma de posesión el 22 de enero de 2020.  Otra especialista en Derecho, ya que es doctora en Derecho por la Universidad de Valencia (con estancias de investigación pre-doctorales en la Universidad de Harvard, en la Universidad de Pisa y en la Universidad Libre de Bruselas). La mayor parte de su carrera la realizó en instituciones del Estado salvo un pequeño paso por la Dirección de Edición y Formación Editorial de Tirant lo Blanch, un grupo editorial especializado en publicaciones jurídicas.

María José Gálvez.

Al mismo nivel está Adriana Moscoso del Prado, directora general de Industrias Culturales y Cooperación, que cobró 86.828,41 euros el pasado año.  Y, cómo no, su formación académica tiene que ver con el Derecho, ya que se licenció en esta disciplina por la Universidad Autónoma de Madrid y realizó un Master of Law (LLM) en la Universidad de Columbia en Nueva York. Sus anteriores empleos fueron en la Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores (CISAC), en París, como Directora General de Asuntos Jurídicos y Públicos. Anteriormente fue secretaria general del Instituto de Derecho de Autor.

La tercera Dirección General dependiente de García Fernández tuvo dos inquilinos diferentes. Hasta el 22 de septiembre de 2020 fue Ramón Fernández-Baca, que cobró 75.010,97 euros y, desde esa fecha, la ocupa María Dolores Jiménez-Blanco Carrillo de Albornoz, profesora de Historia del Arte en la Universidad Complutense de Madrid y especialista en el pintor Francisco Pons Arnau, discípulo y yerno de Joaquín Sorolla. Además, es vocal del Patronato del Museo del Prado. Por tres meses cobró 25.555,63 euros. Este año cobrará algo más de cien mil euros.

Polémica en el ICAA y el INAEM

Al frente del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) se encuentra Beatriz Navas Valdés. En enero de 2019 Navas fue protagonista involuntaria de un escándalo al descubrirse las subvenciones que había recibido la productora audiovisual en la que trabajó, Sayaka, antes de formar parte del organigrama del ministerio de Cultura. Beatriz Navas cobró 86.828,30 euros al igual que la directora General del INAEM (Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música), Amaya de Miguel, cuyo organismo perdió la batalla laboral contra los bailarines del Ballet Nacional de España.

Beatriz Navas Salvador.

El Consejo Superior de Deportes (CSD) fue otro de esos organismos cuya presidencia cambió el año pasado. Comenzó María José Rienda hasta finales de 2020 y cobró por ello 9.521.07 euros, sustituida por la criticada Irene Lozano que se embolsó 108.698,38 euros por 11 meses de trabajo. Lozano, periodista y escritora, venía de la Secretaría de Estado de la España Global, había sido diputada de UPyD hasta que se presentó como independiente en las listas del PSOE. Con el inevitable cambio en la presidencia del CSD también fueron sustituidos los directores generales de Deportes. Así, Mariano Soriano Lacambra fue sustituido en junio de 2020 por Joaquín de Arístegui. El primero cobró 40.859,92 euros y el segundo 51.761,06 euros. De Arístegui es diplomático de carrera, al igual que su padre y su abuelo y acompañó a Irene Lozano como "segundo" en "España Global". Fue cónsul en Pekín y en Lyon (Francia) y antes, embajador en Trinidad y Tobago, acreditado también en Barbados, Granada, Santa Lucía, Surinam, Guayana y San Vicente y las Granadinas, y ante la Comunidad del Caribe/CARICOM y la Organización de Estados del Caribe Oriental.

Por debajo de él está José Luis Terreros Blanco, director de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte que cobró 81.992,41 euros.  Entre sus funciones están "las de acordar las variaciones presupuestarias, acordar la aplicación de los remanentes de tesorería no afectados a financiar incremento de gastos, administrar los créditos para gastos de los presupuestos de la Agencia, celebrar todo tipo de contratos, convenios o negocios jurídicos en nombre de la Agencia, proponer al Consejo Rector la aprobación y modificación de las relaciones de puestos de trabajo de la Agencia, en el marco fijado en el contrato de gestión, desempeñar la jefatura superior de todo el personal de la Agencia, proponer al Consejo Rector el desarrollo de la estructura organizativa de la Agencia (...)" y un largo etcétera que para los deportistas se traduce en el máximo responsable de la lucha contra el dopaje y los controles obligatorios que pasan los deportistas profesionales. Al menos, Terreros posee una Licenciatura en Medicina y Cirugía por la Universidad de Zaragoza. Es doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid y especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte. 

El último de los 15 altos cargos de Cultura es Ana Santos Aramburo, directora general de la Biblioteca Nacional de España (BNE) que ganó un sueldo de 95.572,99 euros el pasado año, aunque está en el mismo cargo desde febrero de 2013.

Tras la investigación de Elcierredigital.com se llega a la conclusión de que 15 altos cargos del ministerio de Cultura, más su titular Rodríguez Uribes, han costado en total 1.557.155,23 euros en sueldos, al erario público mientras el sector se desvanece.

COMPARTIR: