28 de marzo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Fue inaugurado en 1920 por Alfonso XII, llegó a tener más de tres mil butacas, un cine de verano y se convirtió en teatro en los años noventa

Escándalo: El histórico Real Cinema de Madrid celebra su centenario convirtiéndose en un hotel de la cadena Matutes

El Real Cinema será convertido en hotel.
El Real Cinema será convertido en hotel.
El Real Cinema, en la plena plaza de Isabel II, conocida como Ópera en pleno centro de Madrid, está a punto de desaparecer para convertirse en un hotel de lujo que tendrá por nombre Ocean Drive. Con el cierre de este histórico local cuna de la cultura madrileña, justo cuando estaba a punto de cumplir cien años, solo quedan ya dos cines clásicos en Madrid Central: el Capitol y el Callao. Una nueva pérdida histórica en el patrimonio artístico de la capital gracias al desdén de algunos políticos.

El histórico Real Cinema de Madrid celebra su centenario convirtiéndose en un hotel de la cadena Matutes. Atrás quedan ya las vivencias de haber sido cuña y seña de la cultura madrileña.

El Real Cinema comenzó a construirse por parte de la empresa Sagarra con diseño de Teodoro Anasgasti que le dio un estilo mudéjar en 1918. Abrió sus puertas dos años después con la proyección de las películas El cuarto número 23, La hija del Plata y Las vacaciones de Solly. y se ganó el apodo de Real al ser inaugurado por Alfonso XIII. El cine fue toda una revolución en el Madrid de la época, con 3.500 localidades, un ascensor y un cine al aire libre con capacidad para trescientas personas. Durante la II República, cuando se eliminó cualquier referencia a la monarquía, pasó a llamarse Cine de la Ópera. La primera etapa de su historia -siempre como cine- se extendió hasta la Guerra Civil.

Los daños que sufrió el edificio durante los bombardeos al principio de la Guerra impidieron su reapertura tras la contienda. En noviembre de 1943 el ayuntamiento concedió licencia para la reconstrucción. Al reabrirse en diciembre de 1945 todavía se conservaban el torreón y buena parte de la fachada original. El 5 de mayo de 1965 abrió sus puertas otra vez con el nombre de Nuevo Real Cinema y la proyección de una gala de ballet del Covent Garden. En 1992 se transformó en un multicine de cuatro salas.

'El hombre de Central Park' fue uno de los éxitos representados en el Real Cinema. 

En los noventa pasó a ser gestionado por Enrique Cornejo como teatro y se convirtió en uno de los escenarios más exitosos de Madrid con títulos como La ratonera de Agatha Christie con Encarna Paso y Jaime Blanch a las órdenes de Ramón Barea, El hombre de central park una obra de Santiago Moncada que se estrenó en 2005 con Carlos Larrañaga y Marisa Lahoz, Usted tiene ojos de mujer fatal de Enrique Jardiel Poncela con Lara Dibildos y Rosa Valenty o Cinco horas con Mario de Miguel Delibes con Lola Herrera.

“En los años 2000 se levantó un bloqueo por parte del concejal Ignacio del Río que permitió usar los teatros para usos terciarios, como hoteles y servicios. Algo prohibido en Madrid hasta entonces. El daño que ha hecho a la cultura este personaje, a la sazón registrador de la propiedad, Ignacio del Río, hoy desparecido misteriosamente de la escana, ha sido incalculable. En el Real Cinema se dan todas las circunstancias de lo mal que se tratan los teatros en España. Ya en su día su fachada se cambió totalmente y no se tuvo en cuenta ni siquiera el lugar en el que se emplaza”, aseguran desde AMIThE (Asociación Nacional de Amigos de los Teatros Históricos de España) a Elcierredigital.com. 

Marc Rahola Matutes

“Ahora mismo hay muchas productoras en Madrid que están haciendo musicales y este espacio es ideal para organizarlos. Se han interesado algunas como Son productions y Let’s Go. Ésta última se asoció a un fondo de inversión para comprar el Teatro Apolo que se ha salvado. Pero, sin embargo, en este caso han preferido muchos, no quiero especificar, que se convierta en un hotel. Es una pena convertir la cultura en un mero negocio especulativo”, puntualizan.

Finalmente, será Marc Rahola Matutes, sobrino del exministro de Asuntos Exteriores de José María Aznar, Abel Matutes, quién en los próximos meses verá como en la plaza de Ópera se erige un nuevo hotel de su cadena. Un emblemático lugar donde antes hubo un cine que estaría a punto de ser centenario. Otro más.

COMPARTIR: