23 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Analizamos la filmografía del realizador estadounidense que en breve estrena su novena película: “Once upon a time in Hollywood”

Todas las películas del singular director Quentin Tarantino, las más amadas y también las más odiadas

Quentin Tarantino ha dirigido películas que están ya en la memoria colectiva.
Quentin Tarantino ha dirigido películas que están ya en la memoria colectiva.
Incluso el espectador menos cinéfilo ha oído hablar de Quentin Tarantino, y es que el guionista-realizador lleva "invadiendo" e influyendo en la cultura popular desde que comenzó a hacer películas.

Hace unos años se encontraba en la convención Comic-Con de San Diego cuando le preguntaron si no pensaba que el hecho de que todo el mundo tuviera una cámara en su móvil hacía más complicado destacar en el mundo audiovisual. Tarantino no negó lo anteriormente dicho, pero si añadió: “Si tú consigues hacer una película que sea dinamita, y hablo de pura dinamita, no importará cuantas cámaras tenga la gente porque ante el exceso de oferta, la calidad disminuye”.

Bradd Pitt en "Malditos bastardos".

Y eso es lo que hizo Quentin con su primera película, “Reservoir Dogs” (1992), en la que ya podemos ver todas sus marcas de la casa. Lo habitual en una película de atracos es que  se apoye en la expectación por el atraco. Sin embargo, en “Reservoir Dogs”(1992) no llegamos ni a ver el atraco, solo el antes y el después, porque Tarantino consigue crear unas escenas y unos personajes tan interesantes que no  necesitamos verlo. Por no hablar de la potencia de la música, el realismo de los diálogos y la tan criticada violencia.

Casualidades de la vida, una amiga de QT conocía a la mujer del famoso actor  Harvey Keitel. Le pasaron el guion y fue él quien consiguió reunir el dinero. Nada más estrenarse fue alabada por la crítica y los detractores de la violencia explícita le hicieron la mejor publicidad posible. Es importante remarcar que Tarantino no busca la violencia sin sentido, siempre hay algo detrás, nunca es gratuita.

Pero nada comparado con lo que vendría con el estreno en 1994 de “Pulp Fiction”, una comedia negra con una estructura narrativa circular en la que diferentes historias se entrelazan entre sí. Si con “Reservoir Dogs” Tarantino había conseguido los mejores trabajos de Tim Roth, Harvey Keitel, Michael Madsen o Steve Buscemi, aquí nos descubre a Samuel. L. Jackson, devuelve a un John Travolta olvidado y hace que Bruce Willis brille como pocos.

La película "Pulp Fiction" sigue siendo un gran éxito hoy día. 

Lo más cercano a disfrutar de “Pulp Fiction” es verla a través de nuevos ojos. Hace un año se la puse a unos amigos y mientras la veían, ellos mismos admitían que todos los aspectos de la película son tan brutales que no eran capaces de procesar todo lo que estaba pasando. Nombrada en 2011 por The Hollywood Reporter como la tercera mejor película de la Historia, lo que es seguro es que es la cinta que más acólitos ha conseguido alistar en las filas del séptimo arte.

Algunas de sus frases más míticas: “No se necesitan pruebas cuando se tiene instinto” /“¿Estás bien?”-“Estoy a mil jodidas millas de estar bien” / “Hola, soy el Señor Lobo y resuelvo problemas”

Quentin Tarantino con los protagonistas de su último trabajo, Leonardo DiCaprio y Brad Pitt.

Hay una escena en particular que todos los que la hayan visto recordarán que involucra a John Travolta, Uma Thurman y una dosis de adrenalina. La escena no contiene sangre pero la tensión es tan grande que varias personas se desmayaron en el cine. Cuando le preguntaron al director qué pensaba de eso dijo: “Diré lo mismo que Steven Spielberg dijo cuando el público de “Tiburón” sufría los mismos efectos ‘lo que creo es que hice un jodido buen trabajo con esa escena’”.

Además de ser uno de los mejores directores (sin Oscar, por cierto, y solo a guion por “Django Desencadenado”) también se trata de uno de los mayores cinéfilos de este mundo. Su filmografía está repleta de homenajes a cintas del pasado y oírle a hablar de sus favoritas convencería al más reacio al cine.

Por último, quería centrarme en “Malditos Bastaros” (2009) porque no solo cierra, en mi opinión, su top3, sino porque también fue uno de los momentos más duros del director, incluso casi,  su último cartucho. Esto fue debido al fracaso de su anterior película, “Death Proof” (2007), que personalmente me encanta  por varias razones:

1 Es mi  película protagonizada por mujeres favorita

2 Es la mejor muestra (y más realista) de la amistad entre mujeres

3 Contiene la mejor persecución que yo he visto en una pantalla

Pues bien, no funcionó muy bien ni en crítica ni en público y esto desmotivó a este cineasta también amante de la Historia. Hay que recordar que no importa quién seas, hacer una película es algo muy personal que conlleva una cantidad gigantesca de esfuerzo. El riesgo de fracasar siempre está ahí.

“Me dije a mí mismo: atrévete una vez más, si sale mal será la última pero quiero intentarlo una vez más”. Y así surgió “Malditos Bastardos” un homenaje a “Doce en el patíbulo” que sigue la historia de un grupo de militares norteamericanos que se infiltran en la Francia ocupada por los nazis con un plan para acabar la guerra: “Matar nazis”.

Escena “Malditos Bastardos”

La película que originalmente se iba a llamar “Erase una vez en la Francia ocupada por los nazis”,  se convirtió en un éxito de crítica y público consiguiendo una recaudación mundial de 321,455,689 dólares con un presupuesto de solo 70 millones. La cinta consiguió varias cosas: nos regaló dos escenas (la primera de la película y la del bar) que son ejemplos maestros de tensión y que serán estudiados durante décadas en las escuelas de cine,  un Brad Pitt impecable y el descubrimiento del actor Christoph Waltz con su enigmático y cabrón teniente Landa y que figura, como todos estamos de acuerdo, como uno de los mejores villanos que se hayan llevado a la pantalla.

Solo le quedan dos películas por hacer, aunque se ha llegado a sospechar “Érase una vez en Hollywood” fuera su última. Tarantino, muy fan de la saga Star Treck desde niño, está trabajando con Paramount y J.J.Abrams para llevar a cabo una idea de Quentin que la están desarrollando. Todavía está en duda si la dirigirá o no pero sí ha dicho que de ser así sería: ‘una “Pulp Fiction” en el espacio’.

“Pienso que la mayoría de directores cree que tiene más tiempo del que realmente tiene, se comprometen con cientos de proyectos, sin contar con la pérdida de calidad. Si sé que solo me quedan dos más, tengo claro que más me vale hacerlas jodidamente buenas. Quiero dejarlo sabiendo que dejo  10# para la Historia, que son verdaderos peliculones y de las que me siento orgulloso. Si “Death Proof” es lo menos bueno que voy a hacer, puedo vivir tranquilo”.

Lo que está claro es que su filmografía está repleta de historias y personajes extravagantes, divertidos… Llenas de energía y pasión por un cine que se va muriendo… Capaz de relatar las mayores tragedias de la Humanidad con humor inteligente (racismo, nazismo o el mundo del crimen). Cargadas por unas bandas sonoras ya míticas y unas escenas contenidas de tanta tensión que imposibilitan al espectador  verlas de forma pasiva.

Mi ranking:

1-Pulp Fiction (1994) 

2-Malditos Bastardos (2009) 

3- Reservoir Dogs (1992) 

4-Django Desencadenado (2012) 

5-Kill Bill vol.2 (2004) 

6-Los Odiosos Ocho (2015) 

7-Kill Bill vol.1 (2003)

 8- Death Proof (2007)

9- Jackie Brown (1997)

La semana que viene tendréis la crítica de su nueva película con Brad Pitt y Leonardo DiCaprio

COMPARTIR: