21 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Sus socios chinos de Orient Hontai inyectarán 620 millones de euros para tapar, entre otros agujeros, las pérdidas de 215 millones en 2020

Roures perderá el control de Mediapro al no poder hacer frente a su rescate, pese a la ayuda del Gobierno de Sánchez

/ Jaume Roures
Jaume Roures va a perder el control de Mediapro tras casi tres décadas. El empresario no ha podido tutelar el rescate de la productora catalana, que perdió más de 200 millones de euros en 2020. Y será su socio chino de Orient Hontai el que inyectará más de 600 millones.

Jaume Roures controlaba hasta ahora junto a sus socios el 46% de la compañía que fundó hace casi tres décadas, Mediapro. Pero su inversión y la de sus socios se diluirá en los próximos días hasta caer al 15% porque el rescate de la compañía no ha podido ser llevada a cabo por él, sino por el primer accionista de la multinacional: la china Orient Hontai, que va a poseer el 85% de las acciones.

Para ello invertirá 620 millones de euros que ayudarán a cubrir los 900 millones de deudas que arrastra Mediapro, que el pasado año acabó con unas pérdidas de 215 millones. Esta pésima situación llevó a Roures a renunciar a los derechos de la Liga francesa e intentar conseguir financiación.

Para ello impulsó una ampliación de capital de 50 millones, consiguió un crédito de otros 60 al ICO y pidió 230 millones a un organismo del Gobierno de España, el SEPI. Pero este último bote salvavidas no llegará porque Roures ha bajado los brazos y ha aceptado que el rescate sea liderado por Orient Hontai.

Roures y el Barça

El empresario no habla sobre la malísima situación económica que sufre Mediapro y en los últimos días prefiere despacharse sobre la situación del Fútbol Club Barcelona. El empresario está dando que hablar porque ha pedido que sean los socios los que asuman la mala situación del conjunto culé: "Como soy antipático voy a decir algo impopular: los socios deberían aportar dinero, con una derrama o de alguna manera, para resolver el problema económico".

Roures dice que "en una empresa cualquiera, si se pierde dinero son los propietarios los que lo ponen. Si en el Barça los socios son los propietarios, deberían ayudar a resolver los problemas con una derrama o de alguna manera. Poner 1.000 o 2.000 euros cada socio, a cambio de algún tipo de compensación en el futuro. Ha habido mucha demagogia en este tema: se dice que no se subirán las cuotas por razones electorales, cuando la realidad es que ver un partido en el Camp Nou le cuesta 30 euros a un abonado".

Y dice que avaló con 30 millones a Joan Laporta para evitar un colapso: "Si la directiva no hubiese conseguido el aval, habría que haber convocado nuevas elecciones. Dos meses más y estábamos en marzo, con una Gestora que no puede hacer disposición de dinero, que no puede suscribir deuda, que no puede tomar decisiones".

Jaume Roures. 

Roures parece seguir apoyando a Laporta a pesar de que este defendió la Superliga que, según el productor, "está muerta, por mucho que un juez español vaya haciendo sentencias. Al menos durante unos cuantos años, está muerta. Los equipos promotores no pueden jugar solos, no pueden hacer una Superliga sin los ingleses. No tenía nada, ni derechos de televisión ni nada, era humo".

El final del reinado del emérito proporcionará caja a Mediapro

Roures también está pendiente sobre el controvertido final del reinado de Juan Carlos de Borbón, que ha provocado ríos de tinta que ahora intentarán ser encauzados por la industria audiovisual, ávida de nuevas historias para regenerar los catálogos de las exitosas plataformas digitales.

El productor, republicano confeso, no ha querido perder bocado y es por ello que The Mediapro Studios se ha hecho con los derechos de la biografía no autorizada 'Yo, el rey', de la célebre escritora Pilar Eyre.

El showrunner Javier Olivares, de 'El Ministerio del Tiempo', será el encargado de adaptar la citada obra literaria que ha vendido más de 100.000 ejemplares. El proyecto de Mediapro podría contar con tres temporadas de diez episodios cada uno.

Pilar Eyre, feliz con el proyecto

"¿Cómo Juan Carlos I, un rey con una fuerza icónica única en Europa, con un país a sus pies, con ciertos políticos cómplices, con dinero y con las mujeres más guapas del mundo, pudo jugárselo todo?", se pregunta Eyre en el libro.

La periodista catalana reconoce que cuando estaba escribiendo este best seller fantaseó "con que se hiciera una serie y que el guionista fuera Javier Olivares". El productor se ha mostrado feliz con el encargo: "Es una historia apasionante y, a la vez, es nuestra Historia, ese espejo en el que debemos vernos para saber cómo somos de verdad".

Javier Pons, de Mediapro, explica que el libro "aporta un material narrativo perfecto para ser trasladado al lenguaje audiovisual como serie de televisión, a la altura de los proyectos más grandes y ambiciosos de Globomedia y con un gran potencial para atraer al público tanto en España como a nivel internacional".

Olivares dice que no blanquearán la figura del emérito

Javier Olivares ha dado las gracias por cómo se ha acogido "la noticia del proyecto de serie sobre el Rey Juan Carlos, con Pilar Eyre y su libro como punto de partida. Cuando se anunció Isabel o el Ministerio, los ataques fueron mucho mayores. Vamos mejorando".

Y añade: "Algunos que dicen que la serie será censurada (no me conocen, ni a mí ni a Mediapro ni a Pilar Eyre) o que será un blanqueo puro y duro (lo dicen del propio libro de Eyre, se ve que no lo han leído) se han quejado. Para ser Twitter, una balsa de aceite. Gracias...".

COMPARTIR: