29 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La coach en oratoria presenta su libro 'Método Suéltate', donde repasa las principales pautas para hablar en público o delante de una cámara

La televisiva Mónica Martínez publica cómo mejorar las habilidades comunicativas: "Hay que superar nervios e inseguridad"

Mónica García.
Mónica García.
Mónica Martínez comenzó su aventura televisiva con 15 años, en 1995, en ‘La quinta marcha’ de Telecinco. Tras graduarse en Periodismo, presentó ‘Telecupón’ y ‘¿Qué apostamos?’. En su extensa trayectoria destacan sus apariciones en los Informativos de Real Madrid TV, en Diario de Verano y Territorio Champions de Antena 3, que presentó antes de unirse al equipo de Deportes de la cadena. Tras un periodo en el mundo editorial, en 2013 presentó Deportes en Intereconomía y en 2014 firmó con Mediaset.

Hablar de Mónica Martinez es hablar de una periodista, presentadora de televisión y formadora en Oratoria que ha conseguido aunar dos mundos que le apasionan: la comunicación y el coaching de oratoria. Avalada por su gran experiencia, decidió compartir sus conocimientos enseñando a los demás a desarrollar habilidades delante de una cámara o de un público, de forma natural.

La comunicadora está "feliz, ilusionada" ante su proyecto 'Suéltate' donde se desnuda profesionalmente a través de 184 páginas para enseñar al lector cómo canalizar los nervios a nuestro favor y cómo mejorar nuestras habilidades comunicativas. Hemos hablado con ella.

-'Método Suéltate' no sólo es un libro, es el método de Mónica Martínez para hablar con naturalidad. Da pautas y claves para comunicar de forma natural y efectiva, haciendo nuestro el mensaje e interiorizando los trucos necesarios para lograr una buena presentación.

- Es un método pensado para dominar una grabación, una reunión o cualquier encuentro en público. He intentado escribirlo de forma amena pero rigurosa y ayudándome de ejemplos y anécdotas personales. Comparto los trucos que he aprendido y he puesto en práctica, al igual que muchos grandes profesionales de la televisión. Son claves que ayudan a comunicar con eficacia y superar los nervios e inseguridades.

- Has desarrollado este método donde nos enseñas a gestionar las inseguridades en ocho sencillos pasos.

- Sí, primero lo revisé todo y luego lo organicé dándole esa forma, para que sea más práctico. En estas páginas encontrarás infinidad de consejos con los que podrás adaptarte a cada tipo de audiencia y canal: ejercicios para controlar tu lenguaje corporal, tipos para preparar un buen discurso y memorizarlo y técnicas para saber cómo comunicarte con tus clientes o seguidores en redes sociales.

- Tu trayectoria es bien conocida, tu excelente imagen, tu telegenia y tu buen hacer delante y detrás de las cámaras. Estamos ante una excelente profesional, con una formación sólida y cosmopolita, a la que sumas un talante siempre positivo y una gran facilidad para trabajar en equipo. ¿Un comunicador nace o se hace?

- Creo que ambas cosas son posibles. Considero que en mi caso es mi vocación porque me apasiona desde los 15 años, pero también he trabajado para sacar mi mejor versión, no me he quedado con lo que me venía de forma innata. Por eso les digo a mis alumnos que todos podemos lograrlo. Cada uno tendrá un punto de partida, pero todos podemos llegar a meta.

- Tras muchos años trabajando en televisión, se cruzó en tu vida el mundo editorial.

- Como periodista no podía dejar de pasar esa oportunidad y dirigir una revista de estilo de vida femenina me parecía un reto apasionante. Además, yo soy esa mujer a la que me dirigía así que entendía bien cuáles eran o podían ser las necesidades.

- Y decides reinventarte y tras tu experiencia te lanzas a ser mentora de presentadores, reporteros y colaboradores de televisión.

- Me parece una buena idea juntar estos dos mundos que me apasionan y ayudar a otras personas a las que les guste la televisión a que sepan controlar los distintos formatos y adaptar su comunicación a los mismos.

- Timidez, ansiedad, sudores fríos... Hablar en público o frente a una cámara no resulta nada fácil, aunque parezca fácil.

- Puede parecerlo, pero sólo si hay trabajo detrás resulta fácil en los momentos claves.

- Hablar con soltura y naturalidad, parece fácil cuando te vemos como comunicadora pero, ¿has sentido pánico escénico en alguna ocasión?

- Sí algo así, en mayor o menor medida. Recuerdo cuando me llamaron para presentar con Matías Prat la Gala de la FIFA. Se retransmitía en muchos países y dado que los jugadores eran internacionales debíamos estar muy rápidos para dirigirnos a ellos en sus idiomas. Matías controlaba el francés, y yo el inglés, pero llego Oliver Kahn y nos respondió en alemán… ¡tierra trágame!

- ¿Algún miedo o inseguridad confesables?

- A las ratas, mi fobia no desaparece

- ¿Qué es hablar con naturalidad?

- Hablar igual delante de la cámara que detrás, no fingir, no impostar…

- Sin entrenamiento no hay éxito y tú has entrenado mucho. Con 'Método suéltate', tu método, das forma a todo lo que has aprendido en la Comunicación y Periodismo, estudiando Programación Neurolingüística para poder ayudar a los demás a que lo logren.

- Sí, creo que entrenar es básico para lograrlo.

Mónica García presenta 'Método Suéltate'. 

- Son muchas las celebrities que en los últimos tiempos se han introducido en el mundo del coaching. A raíz del coronavirus estas propuestas se han incrementado más y varias presentadoras de televisión, incluso, han aprovechado sus redes sociales para mostrarse en una faceta distinta.

- Reinventarse está la orden del día y las nuevas herramientas nos permiten hacerlo y llegar a públicos muy distintos. Siempre que lo hagas para ayudar me parece maravilloso. Además, ya sabes cómo es la tele, “trabajas sin parar o paras de trabajar”. Va por rachas.

- Como compañera de profesión, y en pleno confinamiento, reconozco que por curiosidad me apunté a tu curso y tuve la oportunidad de asistir a un curso online. 

- ¿En serio? Me habría gustado saberlo… ¿Qué te pareció? Dice mucho de ti querer seguir aprendiendo, es la clave del éxito no creer que ya sabemos todo, y verlo desde otros puntos de vista.

- ¿Qué te hizo dar el paso? ¿cuál fue el proceso para este trabajo en el que has plasmado tus conocimientos y experiencia de tu trayectoria profesional y plasmarlos en un libro directo, interesante y sobre todo útil?

- El paso lo di porque me llamó la editora de Alienta y me lo propuso. Sinceramente no estaba en mis planes, pero considero que ha sido una gran suerte y una buena decisión.

- En el libro, el lector se encuentra con una teoría que parece fácil de aplicar pero no lo es tanto. Los nervios a veces nos juegan malas pasadas, ¿cómo vencer el miedo?

- Me parece importante ver el origen y trabajarlo. Suele estar en nuestro inconsciente, en algo que hemos vivido y quizá no recordamos, pero nos ha hecho “mella”. Para poder avanzar hay que dar ese paso atrás y comprender por qué me pasa para poder actuar de una forma diferente.

- Lenguaje verbal y no verbal van de la mano, ¿que es lo más importante para captar la atención de la audiencia? ¿Una mirada, una sonrisa, la voz...?

- Has tocado las tres más importantes. Considero que la sonrisa es una herramienta perfecta para empatizar y si te sale de manera natural ya tienes eso ganado. El contacto visual es también imprescindible para atrapar y mantener su atención.

- ¿Te hubiera gustado tener entre tus manos un libro similar en el que aprender y apoyarte como comunicadora?

- Me lo hubiese leído sin duda. Ya te confieso que para escribir el mío me leí una veintena de libros ya que de cada uno se aprende algo.

- ¿Tus maestros? ¿Referentes?

- Aprendí a manejarme en un gran plató con público, invitados y en directo con Ramón García. Me paseé por el plató de las mañanas de la Campos miles de veces cuando era modelo…y del gran Jesús Hermida. Siempre atenta para aprender de los comunicadores que eran referentes en mi época.

- Además de disfrutar de la promoción de tu libro, conciliar vida familiar, las asesorías en mentoría, supongo que aún te queda mucho por contar... ante las cámaras.

- Siempre hay experiencias que contar. Escribiendo el libro, como bien decías antes, he recordado muchas y quedan muchas más. Eso es lo que te llevas también de esta profesión ¿verdad?

COMPARTIR: