22 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En 28 ciudades españolas se han llevado a cabo concentraciones organizadas por la plataforma #AlertaRoja, que exige medidas al Ministro Uribes

La Cultura se rebela ante la debacle de un sector que ya acumula pérdidas de 660 millones de euros

Concentración en Madrid
Concentración en Madrid
Asociaciones, movimientos y sindicatos de trabajadores de distintas ramas (músicos, técnicos, actores, productores...) han formado un movimiento llamado #AlertaRoja que se ha manifestado en 28 ciudades españolas. Al mismo tiempo lo han hecho en otras ciudades europeas ya que se trata de un movimiento internacional. Exigen al Ministro de Cultura Rodríguez Uribes que gestione junto con otros ministerios las diversas necesidades de un sector que ha presentado pérdidas de 660 millones de euros.

Los trabajadores de la industria del espectáculo y los eventos manifestaron el jueves en 28 ciudades españolas con el objetivo “dar visibilidad a la alarmante situación” que vive el sector a causa de la crisis de la Covid-19 y denunciar que están “al borde del colapso”.

Agrupados en el movimiento #AlertaRoja, músicos, técnicos, actores, maquilladores, tramoyistas, chóferes y otros tantos trabajadores de un sector al que tradicionalmente se le ha acusado de ser poco unido han decidido poner un pie en la pared ante una falta de medidas para evitar la sangría del sector.

660 millones de euros es la cantidad que algunas asociaciones de profesionales citan como la de las pérdidas que el mundo de la cultura y el espectáculo ha acumulado a lo largo de 2020. De hecho, este verano su actividad ha quedado reducida al 10 por ciento de lo que tenían planeado.

“Nos gustaría que nos dijeran desde luego qué hacer cuando nos han prometido una serie de cosas, pero ves que los pagos siguen y tú tienes que llenar la nevera igual”, asegura Carlos de la Calle, Presidente de ACOPLE (Asociación Española de Agencias y Profesionales del Espectáculo) a Elcierredigital.com.

Manifestación 'Alerta Roja' en Palma.

“Se ha estigmatizado la Cultura. No tiene ningún sentido que se hayan permitido desmanes en terrazas o playas y no se valore que en nuestro sector es mucho más fácil la seguridad. El Ministro Uribes no ha hecho nada ya que él debe de ser que haga de vertebrador entre ministerios debido a que nuestro sector es heterogéneo y se necesita la acción transversal de ministerios como Industria, Turismo, Sanidad o Hacienda”, añade.

“Queremos sentarnos en una Mesa de Recuperación y que se tomen medidas de protección de cara al 2021 y algo que nos prometieron en julio, que se pagarían a las compañías contratadas parte de su caché a pesar de haberse suspendido el acto por el Covid-19”, puntualiza. “No queremos ser un sector subvencionado, pero sí que se cumplan la moratoria de créditos y, sobre todo, que haya una uniformidad. No tiene sentido que en una Comunidad Autónoma nos dejen el aforo a un 40 por ciento y en otra sea del 60 por ciento”, señala. “No se nos da la importancia que tenemos. Somos el 3’8 por ciento del PIB, pero aquí se monta un drama porque Messi dice que se va”, recuerda.

Por este motivo varias asociaciones de los distintos trabajadores del sector se han unido para exigir medidas concretas. Entre ellos encontramos asociaciones como: AAI (Asociación Autores de Iluminación) , ACOPLE (Asociación Española de Agencias Profesionales del Espectáculo), AEPEA (Asociación de Empresas Productoras de Eventos de Andalucía), AFIAL (Asociación de Fabricantes e importadores de los sectores de Sonido, Iluminación y Tecnología Audiovisual), ANITEC (Asociación Nacional de la Industria Técnica para el Evento y la Cultura), APAC (Associació de Professionals de l ́Audiovisual Catalá), APPORTE (Asociación de Profesionales de la Producción y la Realización Técnica del Espectáculo), APROAV (Asociación de Profesionales del Alquiler Audiovisual para Eventos), ASPEC (Asociación Nacional de Carpas y de Instalaciones Temporales), ATAC (Associació de Tècnics Autònoms del Sector Audiovisual de Catalunya), FIAVE (Federación de la Industria Audiovisual y Eventos), SILVIS (Asociación de empresas de sonido, Iluminación, Vídeo, Backline y servicios auxiliares de Aragón), UEPEMUR (Unión de empresas productoras de Eventos de la Región de Murcia) o CEVE (Coordinadora Estatal de la Verbena y el Espectáculo).

Además de las movilizaciones, como ya ha ocurrido en Estados Unidos o en Reino Unido, el movimiento se está haciendo visible con la iluminación en rojo de fachadas e interiores de edificios vinculados al sector.

Sin noticias del Ministro Uribes

El pasado lunes los trabajadores de la Cultura y Espectáculos decidieron dar plantón al Ministro Rodríguez Uribes. “Agradecemos la convocatoria. Sin embargo, #alertaroja y la mesa abierta formada por las organizaciones actualmente adheridas, declinamos la invitación actual debido a que entendemos la problemática del sector del Espectáculo y los Eventos de manera amplia, y debe tratarse de una manera transversal y simultáneamente con el Ministerio de Cultura y Deporte, Trabajo, Industria, Turismo, Asuntos Económicos y Hacienda”, expresaron en un comunicado.

José Manuel Rodriguez Uribes. 

Llovía sobre mojado. A mediados de julio, cuando se vislumbraba un rayo de esperanza y comenzaban los Festivales de Teatro de verano, se produjo un brote del virus en Barcelona y automáticamente la Generalitat pedía suspender toda actividad cultural, entre ellas el Festival Grec que se celebra en Barcelona. La mediación de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, alegando el cumplimiento escrupuloso de las medidas de seguridad sanitaria en las actividades culturales, y tildando de “incoherente” la medida, ayudó a la reflexión del Gobierno autonómico y éste rectificó su decisión.

Mientras tanto, la Unión de Músicos Profesionales de España, organización que agrupa a catorce sindicatos y asociaciones profesionales representadas en todo el territorio español y que abarca todo el espectro del músico profesional en la España del siglo XXI, lanzaba los hashtags #laculturaessegura y #culturasegura y en cuestión de horas inundaron las redes sociales y fueron secundados por miles de profesionales y aficionados al teatro. La intención era desvincular la relación que las autoridades lanzaron a los ciudadanos realacionando inseguridad con cultura.

Los ánimos de los trabajadores de este sector ra se incendiaron, pero el Ministro prometió medidas que, dos meses después, no han llegado.

Lo que piden en #AlertaRoja

Desde este movimiento asociativo se exige al Gobierno una serie de medidas concretas:

“Que se reconozca al Sector del Espectáculo y los Eventos entre los sectores principalmente afectados por la pandemia de la Covid-19. Consideración por instituciones y administraciones públicas como un sector especialmente perjudicado y prioritario; reactivación inmediata de las agendas culturales y de eventos de las administraciones públicas, bajo el estricto cumplimiento de todos los protocolos de seguridad sanitaria y por los trabajadores autónomos del sector un prórroga de la prestación especial por cese de actividad, hasta su reactivación con una recuperación del 100 por ciento de aforos, a los que continúan con su actividad paralizada, con exención al 100 por ciento de la cuota del RETA, y posibilidad de acceso reduciendo el requisito de la disminución de ingresos al 30 por ciento en relación con los mismos trimestres del año anterior, así como una cotización escalonada según días trabajados y  adopción de medidas legislativas específicas para los que, debido al carácter estacional e intermitente de la actividad, no se encontraban de alta en el sistema de la seguridad social o se encontraban de baja por enfermedad en el momento de inicio de la pandemia. Acceso a las prestaciones por cese de actividad”.

Movilización en Alemania. 

También quieren un “reconocimiento de cese de actividad Extraordinaria por fuerza mayor a los trabajadores autónomos con menos de 2 años de alta en el RETA. Acceso a las prestaciones por cese de actividad hasta su reactivación con una recuperación del 100 por cien de aforos y una “reducción del tipo impositivo y/o establecimiento de deducciones en la cuota del IRPF para trabajadores autónomes y profesionales del sector desde su incorporación a la actividad, teniendo en cuenta la estacionalidad e intermitencia de su actividad”

En cuanto a los trabajadores por cuenta ajena piden que “durante el periodo de inactividad, y hasta que se reactive con una recuperación del 100 por cien de los aforos, los trabajadores no verán consumido su derecho a prestaciones y/o subsidios, teniéndose en cuenta el carácter retroactivo de esta medida desde el 14 de marzo del 2020”, además de un “reconocimiento de la actividad como intermitente y adopción de medidas legislativas referentes al régimen de cotización y protección social, permitiéndose la obtención automática de prestaciones de desempleo en cada periodo de inactividad que sucede entre contrato y contrato de trabajo una vez alcanzadas un número de horas mínimas”.

Para las empresas quieren “la recuperación de los ERTE por fuerza mayor total con exención del 100 por cien de las cotizaciones en seguridad social, hasta que sea posible trabajar con el 100 por cien de los aforos y mantener la prestación de todo el personal afectado por un ERTE en el 70 por ciento de la Base Reguladora”.

Por último, una “adaptación específica de los instrumentos de regulación de empleo a la estacionalidad e intermitencia de la actividad según se vaya recuperando la actividad. La nueva regulación de la fuerza mayor parcial resulta totalmente incompatible con las dinámicas de trabajo de este sector que únicamente precisan de la reincorporación de trabajadores para escasos días, incluso para estos supuestos, se debe cotizar tanto por les trabajadores reactivados como por los trabajadores que continúan en el ERTE, lo que implica que las empresas del sector tengan que trabajar a pérdidas y una “reducción del tipo impositivo del Impuesto de Sociedades para los ejercicios 2020 y 2021, y aplazamientos excepcionales sin garantías en deudas tributarias de cualquier cuantía, a 18 meses sin intereses. Exención para los mismos periodos del Impuesto sobre actividades económicas, Impuesto sobre Bienes Inmuebles afectos al desarrollo de la actividad, así como tributos locales, tasas e impuestos especiales vinculados al desarrollo de la actividad empresarial”.

En cuanto al sector quieren una serie de medidas generales como el “establecimiento de ayudas directas a autónomos y empresas del sector que acrediten una disminución del volumen de ingresos superior al 50 por ciento en relación con el ejercicio anterior, vinculadas o no a la inversión realizada en ejercicios anteriores y al nivel de endeudamiento; una aplicación del IVA reducido en los sectores vinculados a la Industria Cultural, del Espectáculo y Turismo de Congresos, Reuniones, Incentivos y Eventos (MICE), como medida dinamizadora de la actividad” y por último, una “moratoria en créditos ICO hasta la reactivación de la actividad entendida como la recuperación del 100 por cien de los aforos”.

COMPARTIR: