25 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La mítica humorista conquense de 79 años, retirada junto a sus marionetas de televisión, escribe un libro de su vida desde su ahora casa en Tenerife

La historia de Mari Carmen y sus muñecos: De la gran 'caja tonta' a la caja de cartón

El Cierre Digital en
/ Mari Carmen y su muñeca Doña Rogelia.
La ventrílocua Mari Carmen sigue siendo un icono del humor español a pesar de haber desaparecido hace unos años de la pantalla junto a sus míticos muñecos. La conquense de 79 años, que tiene a Doña Rogelia, Daisy, Nícol y Rodolfo descansando en una caja, no ha parado desde entonces y está embarcada en la escritura de un libro sobre su vida. Repasamos sus múltiples trabajos en televisión y sus inicios y amistad con el ahora polémico ventrílocuo José Luis Moreno.

Quién, con más de cincuenta años, no recuerda a Mari Carmen y a sus cuatro muñecos. Trabajó con sus marionetas en los principales programas de televisión de las últimas décadas del siglo pasado. Muñecos por los que no pasa el tiempo, ya que conservan su estilo y la misma estética de cuando fueron creados. La prensa siempre ha estado a su lado. También cuando ha estado retirada, los medios de comunicación han estado pendiente de ella.  

A lo largo de sus varias décadas de oficio le hicieron, a su familia o a la ventrílocua numerosos reportajes en las principales revistas del corazón. En el mes que estamos, María del Carmen Martínez-Villaseñor Barrasa, de 79 años y natural de Cuenca, ya se ha asomado en varias ocasiones a las pantallas de televisión para anunciar nuevos acontecimientos.

Y es que, el público aún la quiere y la recuerda con cariño. En pocos días celebrará su 80 cumpleaños rodeada de compañeros de profesión y, cómo no, de sus cuatro hijos de trapo y su hijo biológico. Lo hará en la casa que posee en las afueras de la capital de España. La artista reside actualmente en un chalet en Puerto de la Cruz, en Tenerife, lugar al que se ha referido “como un paraíso perdido”.

La artista conquense y sus cuatro muñecos son historia viva del espectáculo y la televisión en habla hispana. La humorista ha reconocido en alguna ocasión que en lo único que ha fallado es en el amor: "Nadie se ha enamorado de mí". Pronto surgirían los cuatro muñecos con los que se ganó el cariño y el respeto del público a lo largo de más de cuarenta años: Nícol, el pato castizo e irreverente; Daisy la adolescente respondona y deslenguada; Rodolfo, el león sensible y delicado y el que posiblemente es su marioneta más entrañable; Doña Rogelia, la anciana cascarrabias y gruñona.

mari_carmen_munecos

Mari Carmen y su muñeco Rodolfo.

Sus muñecos son sagrados para ella e intocables para la gente. La artista conque declaró que  "hice una sagrada promesa, que nadie los tocara. Hay que preservar la magia a cualquier precio y no se puede enseñar el truco. La gente no puede ver que los muñecos están inanimados, para ellos tienen que estar vivos, porque lo están". Solo dos personas se han saltado esa regla: Juan Carlos I y Julio Iglesias ha comentado en numerosas entrevistas concedidas.

Nuevos proyectos

Alcanzó el estrellato a finales de los años 60 del siglo pasado y se mantuvo como un referente en el mundo del humor hasta entrados los años 90.  Sin embargo, con el paso de los años las apariciones de Mari Carmen en televisión se fueron diluyendo a la par que otro tipo de formatos comenzaron a sonar con más fuerza y a tener una mejor repercusión en términos de audiencia. Sin embargo, ella ha afirmado siempre no haberse retirado, solo estar preparando nuevos proyectos.

A sus casi 80 años, la artista tiene varios proyectos, está muy activa, da conferencias, concede entrevistas. Además, disfruta de sus familiares y de sus entrañables muñecos a los que  tanto les debe la fama. Mari Carmen se dedica a escribir su último libro. En él pretende contar su vida.  Se ha inspirado en Woody Allen en la redacción. Llevará por título 'Intento desesperado de escribir mis recuerdos sin la insoportable presencia de mis niños'. La intención de la humorista es que el relato sea muy ameno y la gente se ría. Ella siempre se ha mostrado muy colaborativa y no le importa participar en aquellos espacios donde la requieran.

María del Carmen Martínez-Villaseñor Barrasa nació len 1943  en Horcajo de Santiago, un pueblo de la provincia de Cuenca.  Manchega de pura cepa, criada entre las Hoces del Júcar y el Huéca, es conocida por su número artístico como Mari Carmen y sus muñecos como ventrílocua. Durante cuarenta años su presencia en la pequeña pantalla fue más o menos constante en prácticamente todos los programas de espectáculos y variedades: ¡Señoras y señores! (1974-1975), Aplauso (1979-1980), Sábado noche (1987-1988), Pero ¿esto qué es? (1988-1989)…

Además de sus intervenciones puntuales, fue colaboradora habitual de Luis del Olmo en el concurso de TVE Las siete y media musical (1973). Nueve años después presentó, junto a Pepe Sancho y María Jiménez en El tren, un programa sobre la historia del ferrocarril en España. Más tarde condujo los espacios Humor cinco estrellas (1991-1992), en Telecinco, y Ay, vida mía (1992-1993), en TVE, junto a José Manuel Parada. También compuso temas musicales para grupos como Menudo y Timbiriche, y publicó un libro, Ventana al Edén (Bitácora, 1988). El 31 de abril del 2012 fue nombrada hija predilecta de Castilla La Mancha.

mari_carmen_jose_luis_moreno

Mari Carmen, Luis del Olmo y José Luis Moreno.

Desde muy niña se sintió inclinada hacia el mundo artístico. Con 16 años, por un anuncio en el periódico, acudió a una entrevista para formar parte de una compañía de teatro guiñol y la eligieron a ella, empezando desde ese momento a viajar durante tres años por distintas ciudades y pueblos de España.

Curiosamente el propietario de la compañía de teatro guiñol que la contrató por primera vez era Natalio Rodríguez, padre de José Luis Moreno, que fue el que la inició en el mundo de la ventriloquia. Pronto surgirían los cuatro muñecos con los que se ganó el cariño y el respeto del público a lo largo de más de cuatro décadas.

Sus comienzos con José Luis Moreno

Sus comienzos en televisión se deben al mítico productor televisivo José Luis Moreno. "Le tengo un gran cariño, es muy amigo mío desde que teníamos 14 años. Le conozco desde que llevaba pantalones cortos. Me ha hecho ganar mucho dinero y yo a él porque las audiencias cuando trabajaba conmigo subían. Fueron muchísimos programas, en todos los sitios”, ha contado en alguna ocasión Mari Carmen.

Fue el 17 de abril de 1980, tras tres años de noviazgo con Manuel Almanzor, abogado, cuando contrajo matrimonio rodeada de prensa. Fruto de esa unión nació su hijo en la clínica Nuevo Parque de Madrid, el 26 de enero de 1981. La artista y su marido, según relata un reportaje publicado en la revista Pronto número 1.067 de 1992, en el que se puede leer que se habían separado en varias ocasiones.

La relación con su hijo Miguel es perfecta, sin fisuras. “Yo a mi hijo no le quiero, le amo, es mi otro yo. Él a mí me ha dado muchas alegrías, pero hasta que llegue a lo que le he dado yo… Tenemos una relación maravillosa y horrorosa. De no dirigirnos la palabra a estar hablando hasta las cinco de la mañana y tener que colgar para dormirnos. Los dos tenemos necesidad de comunicarnos, somos dos almas gemelas. Si no fuera mi hijo sería mi único amigo”, afirmó la artista en un programa de Telecinco de media tarde.

Su hijo, además, le lleva las empresas que año tras año ha creado la artista. “A mí me encantaría que se dedicara a esto, pero él no quiere más que sacar dinero, pero nunca es tarde”, ha comentado en alguna ocasión.

En 2017 salía a la luz un bulo en el que se decía que la artista había fallecido en el hospital Virgen de la luz en Cuenca donde había sido ingresada por una insuficiencia respiratoria y arruinada. El rumor nació porque hacía tiempo que no se conocía el paradero de la ventrílocua conquense, cuya localidad le había dedicado una calle por su labor televisiva.

Mari Carmen volvió a la televisión para demostrar que seguía viva y coleando, y explicar el lugar de residencia donde se afirmaba que había muerto.

maricarmen_munecos_tv_1

Mari Carmen en su última aparición en televisión.

Mari Carmen y José Luis Moreno fueron más que amigos. Así lo relataba en varias entrevistas ofrecidas en distintas revistas del corazón; “Bueno, novietes, éramos muy jovencillos. Tonteamos sí, un poco. Ese día que nos dimos unos besicos y unos rollos me llevó a un concierto al Teatro Real, que yo no había estado en la vida. He estado con él en los estrenos, cuando hacía las óperas en el Calderón..".

Otro conocido personaje del corazón con el que afirma haber mantenido una relación es con Jimmy Giménez-Arnau, con quien tiene buen recuerdo. La ‘madre’ de Doña Rogelia y él se tiraron “los tejos” mutuamente, ficción o realidad es que la artista comentó: “Era muy guapo y siempre lo ha sido. La edad lo ha envejecido peo lo ha convertido en un madurito más atractivo. Pero ahora es más atractivo. Es diferente, tiene una vida interesantísima”, decía Mari Carmen del periodista.

Además de su “hijos” , otra de su debilidades es su coche Mercedes con el que se mueve por la isla. El día a día lo acompaña con música de Sinatra, otra de sus debilidades. Y es que los grandes no mueren.

COMPARTIR: