30 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los premios creados en 1929 actualizan sus polémicas con la agresión del actor al presentador Rock, tras un chiste sobre el cabello de su esposa

Los escándalos de los Oscar: Del guantazo de Smith al incesto de Jolie, sin olvidar el rechazo de Marlon Brando

Imagen de la bofetada que Will Smith propinó a Chris Rock.
Imagen de la bofetada que Will Smith propinó a Chris Rock.
Will Smith, premiado en los Óscar 2022 como Mejor actor protagonista por su interpretación en “El método Williams”, agredió al humorista Chris Rock por un comentario que hizo sobre la alopecia de su mujer, Jade Pinkett Smith. Momentos como este, incómodos y que dan lugar a polémica, han sido los protagonistas de la gala de la Academia. Desde boicots hasta presuntos incestos, El Cierre Digital repasa los más icónicos.

El pasado domingo se celebró en el Dolby Theatre de Los Ángeles el evento más emblemático de la industria del cine: la 94ª edición de los Premios Óscar, creados en 1929 a partir de la imaginación de Gibbons –quien creó la conocida estatuilla haciendo un boceto con una servilleta–. En esta ocasión el protagonista de la noche fue Will Smith. Aparte de ser galardonado con la estatuilla al Mejor actor por El método Williams, protagonizó el momento más viral de la gala al propinarle una bofetada en directo al presentador, el humorista Chris Rock, después de que este hiciera una broma sobre el cabello de la mujer de Smith, Jada Pinkett.

Smith se levantó de su asiento y, tras el comentario, golpeó en la cara a Chris Rock delante de todo el público, en pleno directo. Al principio, se pensó que estaba pactado hasta que el actor volvió a su sitio y exclamó: "¡Mantén el nombre de mi esposa fuera de tu puta boca!”.

El humorista reaccionó riéndose y comentó: "Will Smith me acaba de propiciar una buena", mientras que el actor seguía gritando, enfurecido, desde su asiento.

El motivo por el que Smith agredió a Rock fue el comentario que el humorista hizo sobre su esposa, de la que dijo que estaba deseando verla en la película de Ridley Scott La teniente O'Neil 2, haciendo alusión al pelo rapado de Pinkett, que estaba sentada al lado de Will Smith durante el incidente. La actriz hizo público hace poco en redes sociales su problema de alopecia, por el que tuvo que raparse la cabeza para normalizar la situación y enfrentarse a este problema con humor: “Esta alopecia y yo vamos a ser amigas… ¡y punto!”, comentaba en su cuenta de Instagram.

Según se rumoreó, Rock y Pinkett podrían haber mantenido una relación sentimental, consecuencia del tiempo que pasaron juntos durante el rodaje de las películas de Madagascar. El matrimonio de Jada Pinkett y Will Smith siempre se ha caracterizado por ser abierto, y el humorista, casado con Malaak Compton-Rock por aquel entonces, solicitó el divorcio y admitió su infidelidad.

El drama, siempre presente en los premios de la Academia 

Uno de los momentos más polémicos de la histórica gala tuvo lugar en 1973, cuando Marlon Brando rechazó la estatuilla que ganó por su interpretación de Vito Corleone en El Padrino. El actor envió en su lugar a la activista por los derechos de los nativos americanos Sacheen Littlefeather, con el fin de manifestar su rechazo a la explotación que sufrían en la industria cinematográfica y televisiva los pueblos indígenas, a los que, según explicaba, se les maltrataba culturalmente. Fue la misma activista la que declinó el premio en nombre del actor.

Sacheen Littlefeather en su discurso durante la entrega del galardón rechazado por Marlon Brando.

Años después, en la Gala de 2002, Angelina Jolie hizo que el público hablase de incesto cuando, al recibir el premio a Mejor actriz de reparto por la película Inocencia Interrumpida, le dio un beso a su hermano James Haven. En el discurso que dio al recoger el galardón, declaró: “Estoy tan enamorada de mi hermano en este momento. Simplemente me abrazó y dijo que me amaba, y sé que está muy feliz por mí”.

Jolie, posteriormente, se tuvo que justificar ante los medios de comunicación alegando que ese beso fue consecuencia de “altibajos emocionales” y que ambos hermanos tenían muy buena relación, siendo una muestra de amor más.

Este beso no ha sido el único que ha dado lugar a debate en la historia de la ceremonia de los Óscar. En 2003, Adrien Brody se llevó el esperado galardón a Mejor actor por el largometraje de Polansky El Pianista. Cuando subió al escenario a recogerlo, se sobrepasó con la actriz Halle Berry, quien entregaba el premio, al darle un beso de de forma inesperada. Años más tarde, la actriz confesó que fue un momento incómodo para ella y que no estaba planeado.

Adrien Brody besando a Halle Berry.

En 2012, el actor que ha dado vida a personajes como El dictador o Borat o Ali G, Sacha Baron Cohen, conocido por interpretar películas de “humor negro”, bromeó en la gala sobre el ex-líder coreano Kim Jong-Il, que había fallecido tan solo un año antes. Se presentó vestido de dictador y esparció de forma irónica las supuestas “cenizas” del exlíder, protagonizando uno de los momentos más tensos y con más controversia política del evento. Como consecuencia, el actor tuvo que ser escoltado.

La falta de diversidad racial que dio lugar al boicot en los Óscar de 2016 

El año 2016 fue decisivo para la Academia, que hizo que se reinventase y concienciase y además, valorase los derechos de la comunidad afrodescendiente en la industria del cine.

Todo surgió gracias al mismo protagonista de esta gala de 2022, Chris Rock, que denunció que los Óscar no daban visibilidad a la comunidad negra ni tenían en cuenta los papeles de los actores racializados, ya que en la edición de 2016, los 20 actores que estuvieron nominados eran de origen caucásico. "Deberíamos llamarla White People Choice Awards”, comentó el humorista.

Las redes sociales apoyaron la causa, boicoteando la ceremonia con el hashtag #OscarSoWhite. El movimiento fue internacionalmente respaldado por diferentes organismos y celebridades, como el director Spike Lee o Jada Pinkett Smith.

Debido al apoyo de Pinkett, Rock cargó contra ella también en esta edición: "Jada boicoteando los Óscar es como yo boicoteando las bragas de Rihanna. No fui invitado. Esa no es una invitación que rechazaría", comentó. Además, añadió que era una vergüenza que Will Smith no estuviera nominado ese año, "eso y que cobrase 20 millones de dólares por Wild Wild West".

Tras esta denuncia por la falta de aportación de diversidad en sus premios, en la que se luchaba por el reconocimiento del trabajo de las personas afrodescendientes en el mundo del cine, los premios de la Academia abrieron el paso a la comunidad negra en la siguiente edición, que contó con un cambio de imagen totalmente renovado. 

En 2017, la película 'Moonlight' fue la más premiada de la gala, consiguiendo darle más visibilidad a las personas de color, ya que el elenco estaba formado íntegramente por ellas. Dirigida por Barry Jenkins, de origen afroamericano, la película narra la historia un niño de color que crece en un barrio marginal de Estados Unidos, teniendo que lidiar los problemas de una madre adicta y violenta, y redescubriendo su homosexualidad con los años.

El galardón a Moonlight, sin embargo, también ofreció una de las polémicas más recientes de la historia de la gala, ya que los actores encargados de otorgar la estatuilla a Mejor película, Faye Dunaway y Warren Beatty, se confundieron con la anterior categoría (que ganó Emma Stone por La La Land) e hicieron subir al equipo de la película de Damien Chazelle, cuando la ganadora fue la de Jenkins.

Mahershala Ali.

Sin embargo, la clara vencedora de la noche fue Moonlight. Además de conseguir el premio a Mejor película, Mahershala Ali fue galardonado como Mejor actor de reparto, convirtiéndose en el primer actor musulmán en ganar un ÓscarViola Davis, también de origen afrodescendiente, fue premiada como Mejor actriz de reparto ese mismo año.

COMPARTIR: