25 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El propietario de Naturhouse era uno de los inversores del fallido proyecto La Séptima y ahora entra en el Consejo de la tv madrileña de derechas

El empresario Félix Revuelta intenta crear la 'Fox española' bajo la marca Distrito TV

/ Félix Revuelta
Félix Revuelta ha entrado en el Consejo de Administración de la televisión madrileña Distrito TV, que emite tertulias de corte conservador lideradas por Javier Algarra o Carlos Cuesta. El propietario de Naturhouse era uno de los impulsores de otra aventura televisiva, La Séptima, que finalmente no vio la luz con el exdiputado Marcos de Quinto al frente.

Félix Revuelta está intentando apuntalar Naturhouse tras tres décadas de éxito vendiendo dietas. El empresario, convertido en una de las 100 principales fortunas de España, está invirtiendo en Estados Unidos y apostando por el canal digital de su compañía con la intención de mantener el negocio.

Pero la compañía no es su único interés, ya que preside el Unión Deportiva Logroñés (del que también es propietario); posee la bodega Heredad de Baroja; y siempre tiene un ojo puesto en política tras haber destacado como un activista contra el procés catalán.

Revuelta fue uno de los fundadores de la unionista Societat Civil Catalana, financió la aventura de Manuel Valls en el Ayuntamiento de Barcelona y criticó en los medios al independentismo, advirtiendo que una Cataluña independiente "podría convertirse en una república sudamericana".

No todo son vino y rosas

El empresario también ha sufrido duros reveses desde que abrió la primera tienda de Naturhouse en Vitoria allá por 1992. Algunos morales, sus derrotas frente a la Asociación Española de Dietética (que acusó a su empresa de vender humo); otros económicos (los varios millones de euros que perdió con el KO del Banco Popular); y otros coyunturales, el 32% de ventas que perdió Naturhouse en el pandémico 2020.

Revuelta, que acaba de disolver la sicav Kiluva 2015 (que tenía 9 millones de euros de patrimonio), tampoco tuvo suerte en el campo mediático por el fracaso de la operación que iba a alumbrar un nuevo canal estatal, La Séptima.

Por eso ahora, a sus 75 años, ha querido quitarse la espinita invirtiendo en Distrito TV, de José Ángel Rojo, fundador de una cadena de periódicos gratuitos. Félix aseguró que pretende convertir el canal en la "Fox española".

El canal madrileño también incorpora al hijo del empresario, Kilian Revuelta, como vicepresidente de la cadena. Rojo ha agradecido "a Félix y Kilian Revuelta su confianza en la verdadera 'Televisión de la Resistencia'. Somos un proyecto serio y afianzado. Sumando a la familia Revuelta todos ganamos, porque consolidamos un plan de futuro con las ideas claras y nos blindamos a los intereses espurios de los partidos políticos, entidades religiosas o grupos de presión, creando de esta forma un oasis de libertad tan necesario hoy en día en España".

Distrito TV

En el canal continuarán sus programas de debate y análisis profundo de la actualidad como 'Los Intocables', de Javier Algarra; 'El Mundo al Rojo', conducido por Jesús Ángel Rojo; y 'España a Cuesta', liderado por Carlos Cuesta. Y sus programas de divulgación histórica como 'España de Leyenda' e 'Historia de las Religiones', además de sus reconocidos documentales, películas y series de producción externa, que ahora serán reforzados.

José Ángel Rojo y Revuelta. 

La cadena, con sede en Alcorcón y proyección iberoamericana, empezó a emitir con una frecuencia en la TDT madrileña hace cuatro años y ya tiene presencia en seis comunidades autónomas, con un público potencial de 16 millones de españoles. En la actualidad cuenta con tres frecuencias propias en Madrid y una en Valencia, además de acuerdos con varias cadenas autonómicas.

Revuelta era uno de los principales inversores de La Séptima

El exdiputado Marcos de Quinto acabó invirtiendo en el Estado de Alarma de Javier Negre tras no haber encontrado financiación para lanzar una televisión antigubernamental, La Séptima, que iba a intentar contrarrestar la influencia política de La Sexta.

El exdiputado, respaldado por el empresario Félix Revuelta (Naturhouse), buscaba conseguir 100 millones de euros de distintos inversores. Pero el estudio de mercado no parecía muy próspero al menguar un mercado publicitario que no ha sido suficiente para que proyectos análogos, Trece TV (que acumula unas pérdidas superiores a 100M€) o Intereconomía TV, fuesen viables.

El problema para De Quinto y Revuelta se agravaba por las dificultades para que el Gobierno de España autorizase la cesión de una señal de TDT a un proyecto con evidentes tintes contrarios a los intereses de Pedro Sánchez, por mucho que Unidad Editorial o Secuoya estén dispuestas a vender sus licencias.

El proyecto de La Séptima quedó en manos del murciano Grupo Zambudio, que en solitario tendría serias dificultades para poner en marcha un canal de reducido presupuesto como el recién nacido 7NN de Marcos Cuquerella (que emite por la TDT local, plataformas de pago y recursos digitales).

Alejandro Samanes, exdirectivo de Mediapro, fundador de Trece y ex director general de la televisión autonómica murciana, sigue intentando tirar del carro de un proyecto que finalmente podría ser abortado.

"Entretenimiento informativo"

Los impulsores del proyecto aseguraban que La Séptima nacía como un canal de carácter generalista cuyos contenidos se enmarcarían "dentro del género de entretenimiento informativo. La nueva cadena televisiva no tendrá adscripción política alguna y no estará supeditada a los intereses de ninguna formación política ni a ningún credo en particular, sino que pretende aglutinar a todos los defensores de las democracias liberales y de las libertades, tanto individuales como de libre emprendimiento, independientemente de sus preferencias políticas".

Y añadían: "En definitiva, el nuevo canal llega para ocupar un hueco en el que no cabrá duda sobre su inequívoca defensa de la Constitución de 1978 y, por ende, de la monarquía parlamentaria, de la unidad de España, de la separación de poderes y del respeto a las instituciones".

COMPARTIR: