22 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tras dejar todo en 2022 e implantar la estética 'nerd', el diseñador de 51 años llega ahora a la firma italiana sustituyendo a Pierpaolo Piccioli

Alessandro Michele, el 'extravagante' director creativo de Valentino que antes triplicó los ingresos de Gucci

El diseñador Alessandro Michele, nuevo director creativo de Valentino
El diseñador Alessandro Michele, nuevo director creativo de Valentino
El reconocido diseñador de moda Alessandro Michele ha sido nombrado director creativo de Valentino tras triplicar los ingresos de Gucci entre 2014 y 2022. Se le reconoce por su estética 'nerd', que transformó la moda masculina. Michele ha vestido a celebridades como Harry Styles y Jared Leto, y ha sido elogiado en la industria de la moda por romper los estereotipos de ‘masculinidad frágil’. Michele, de 51 años y originario de Roma, se enfrenta a un nuevo reto en la firma 'clásica' Valentino.

La pasada semana se confirmó lo que venía siendo un secreto a voces durante los últimos años en el mundo de la moda. Alessandro Michele ha sido nombrado director creativo de Valentino después de su exitoso paso por Gucci, donde logró aumentar significativamente los ingresos de la casa de moda. En concreto, Michele logró casi triplicar los ingresos de Gucci entre 2014 y 2022, convirtiendo 3.500 millones en casi 10.000 en apenas ocho años. 

Ahora el diseñador se embarca en una nueva etapa en Valentino, tras haber dejado huella en Gucci con la implementación de la estética ‘nerd’ o 'intelectual', que triunfó en las pasarelas en los últimos años y que, según reseñan diversos medios especializados, ayudó a construir un nuevo esquema de estética masculina, rompiendo con los estereotipos de la ‘masculinidad frágil’. En su trayectoria Michele se ha encargado de vestir a grandes personalidades como Harry Styles y Jared Leto.

Tras su salida de Gucci en 2022, se generaron especulaciones sobre sus posibles destinos, pues el diseñador de 51 años se ha convertido en uno de los ‘gurús’ de la moda y, por tanto, en uno de los más cotizados del sector. Ahora llega a la firma italiana para sustituir a Pierpaolo Piccioli, otro de los grandes nombres del mundo de la moda durante las últimas décadas.

57656576

El diseñador Alessandro Michele junto al cantante Harry Styles

En lo que respecta a lo económico, es importante recordar que el grupo Kering —compuesto por otras grandes de la moda como Gucci, Balenciaga o Yves Saint Laurent— es dueño del 30% de Valentino junto con el fondo Mayhoola, propiedad de la familia real de Qatar. Con la llegada de Michele a la firma se espera que esta continúe elevando su valor gracias a la “filosofía expansiva y ferozmente intelectual” del diseñador de 51 años, según reseñan diversos medios especializados en moda.

Originario de Roma, Alessandro Michele ha decidido mantener su residencia habitual en la capital italiana, donde ha cosechado una fama internacional gracias al éxito de sus colecciones y al impacto de muchos de sus desfiles, donde han posado desde cantantes hasta actrices de renombre internacional.

Los orígenes y trayectoria de Alessandro Michele

Alessandro Michele nació en Roma el 25 de noviembre de 1972. Según destacan algunas cabeceras especializadas, el padre de Michele era técnico de la aerolínea italiana Alitalia mientras que su madre era asistente de un ejecutivo de cine.

A principios de la década de 1990, Michele se graduó en diseño de moda en la Accademia di Costume e di Moda en Roma, donde aprendió a diseñar tanto trajes teatrales como prendas de moda. Ya en 1994, el diseñador dejó su Roma natal para trabajar en Les Copains, una empresa italiana de prendas de punto con sede en Bolonia. 

Tres años después, en 1997, se unió a Silvia Venturini Fendi y Karl Lagerfeld en la casa de lujo Fendi. Allí trabajó con Frida Giannini y fue nombrado diseñador senior de accesorios, a cargo de los artículos de cuero de la marca.

En 2002 Tom Ford —director creativo de Gucci de 1994 a 2004— invitó a Michele a trabajar en la oficina de diseño de la firma en Londres. En un principio, la labor de Alessandro Michele se centraba en el diseño de bolsos para la empresa. Cuatro años después de su llegada a Gucci, en 2006, Michele fue nombrado diseñador senior de artículos de cuero de la firma, y en 2011 fue ascendido a director creativo adjunto de Frida Giannini, directora creativa de Gucci. 

657664433

Alessandro Michele, nuevo director creativo de Valentino

La década del 2010 se presentó como un impulso para la carrera de Michele. En 2014 el diseñador italiano se convirtió en director creativo de Richard Ginori, una marca de porcelana florentina adquirida por Gucci el año anterior. En enero de 2015 Marco Bizzarri —ex CEO de Gucci— pidió a Michele que actuara como diseñador creativo interino para un desfile de moda masculina, dándole una semana para remodelar los diseños originales de Frida Giannini. Michele aceptó el desafío e introdujo un "nuevo Gucci", según reseñan diversas cabeceras. 

Dos días después del desfile, el grupo Kering nombró a Alessandro Michele director creativo de Gucci, con el objetivo de reinventar los accesorios de la firma ante las pérdidas económicas que sufrían. En febrero de 2015 Michele introdujo su reconocida estética ‘nerd’, que presentaba una moda más andrógina e intelectual.

En 2016, para el Museo Gucci en Florencia, Alessandro Michele puso de nuevo en práctica sus conocimientos en cuero y "curó" dos salas adicionales dedicadas a las colecciones de Tom Ford. Desde la apertura en 2018 de la Librería Gucci Wooster en Nueva York, Michele contribuye regularmente a la curaduría del cuero de los artículos de la tienda.

En 2022 Michele le dijo adiós a Gucci, no sin antes presentar nuevas colecciones, incluida la primera colección de joyería fina diseñada por la firma, que corrió a su cargo en 2019. Desde su salida del gigante Gucci, y habiendo reinventado la imagen de la marca triplicando sus ingresos desde 2014, el destino de Michele estuvo en el aire hasta hace muy poco.

Ahora llega a Valentino con el objetivo de reinventar la imagen de la firma manteniendo las bases clásicas de su identidad y, al mismo tiempo, emular los resultados económicos que cosechó en Gucci.

COMPARTIR: