05 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Aire acondicionado portátil, ¿qué ventajas ofrece y cómo dar con el mejor?

Con los termómetros disparándose en pleno verano, las opciones con las que enfriar el interior del hogar se abalanzan sobre nosotros prometiendo ser las mejores. Lo cierto es que hay muchas alternativas entre las que escoger, pero una de las mejores es la del aire acondicionado portátil. Un dispositivo que puede moverse y que tiene una capacidad de enfriamiento genial para cualquier habitación en la que se coloque.

Muchos no lo conocen tanto como deberían, y lo cierto es que es un aparato bastante interesante. De hecho, tanto es así, que vamos a ver cuáles son las ventajas que ofrece para cualquier familia o consumidor. Después, cuando ya quede claro por qué es buena idea hacerse con uno, aunque hay quienes pueden encontrar otras opciones que encajen mejor con lo que buscan, veremos también las características a valorar para comprar el mejor aire acondicionado portátil.

¿Qué ventajas ofrece un aire acondicionado portátil?

 

La principal ventaja de los aires acondicionados portátiles es que no requieren pasar por una complicada labor de instalación. Son dispositivos móviles, que cuentan con unas ruedas en su parte inferior que permiten ubicarlos donde deseemos y que, además, no necesitan que haya un técnico especialista que se encargue de su colocación. Cualquier persona puede encender y poner un aire portátil, ya que tan solo hay que pulsar un botón e indicar la temperatura que se desea. Es así de sencillo.

El único inconveniente de su colocación y su simple instalación es que necesitan expulsar aire caliente a través de un tubo de extracción que debe estar puesto en una ventana o balcón. Por lo tanto, estos aparatos deben colocarse cerca del exterior de la sala en la que se vayan a usar para garantizar esta fuga caliente. No es un inconveniente demasiado grave, ya que también hay que tener en cuentra otra ventaja, y es que son muy fáciles de mover. Al contar con ruedas, se pueden desplazar fácilmente por toda la vivienda.

De hecho, no pesan mucho, y eso hace que sean todavía más móviles y no tengan que quedarse fijos en un lugar, como sí sucede con otros aparatos de aire acondicionado. A todo esto hay que sumar, por supuesto, que son mucho más económicos que los tradicionales, ya que sus sistemas son menos sofisticados y, además, tampoco requieren pagar por el servicio de instalación de un equipo profesional. Prescinden de todo eso, reforzando la comodidad y el ahorro.

Por otro lado, y como última ventaja a mencionar, también cabe destacar que los modelos más modernos incluyen también una bomba de calor que permite el uso también en épocas de frío como el invierno. Así, puedes tener un aparato que no solo refresque tu vivienda en los tórridos veranos, sino que también se encargue de aplacar el frío en los gélidos inviernos. Un auténtico todoterreno de las temperaturas y el bienestar en casa.

Cómo comprar el mejor aire acondicionado portátil

A la hora de comprar un aire acondicionado portátil, es importante valorar una serie de caracerísticas previamente, ya que son claves para determinar la compra perfecta. De hecho, antes incluso de mirar al propio aparato, tienes que mirar las habitaciones de tu casa. ¿Están preparadas para albergar algo así? No es un aparato muy grande, pero sí que necesita tener ventanas cerca para extraer el aire caliente. Además, es buena idea que la ventana tenga un agujero circular para la tubería de aire o que, incluso, se compre una cubierta de tela que sirva para separar.

Es algo muy relevante, porque evita que el frío se salga de la habitación por tener la ventana abierta; pero no es lo único. Otro aspecto importante a valorar del aire portátil son la frigorías que alcanza. Los modelos más modernos, al ser mucho más eficientes, tienen más que suficiente con unas 100 frigorías por metro cuadrado, siempre que sea para una habitación sin personas. Hay que sumar 100 frigorías por cada adulto y 30 por cada niño que vaya a estar.

Con eso tienes una buena guía para escoger la cantidad de frigorías, aunque hay más por ver. Es muy buena idea elegir un modelo con bomba de calor, ya que eso también ayuda a combatir el frío en invierno dentro de casa. Además de eso, debes tener en cuenta el nivel de ruido, siempre buscando que sea lo más bajo posible, que se mueva entre los 40 ó 45 decibelios como máximo para garantizar la menor molestia posible.

Por último, hay que tener muy en cuenta la eficiencia energética para asegurarte de que cada vatio consumido esté exprimido al máximo y de que la factura de luz no se dispare por usar tu aparato.

Con esto aclarado, debemos recomendar también lugares en los que dar con buenos modelos de aire acondicionado portátil. Si quieres buenas ofertas para comprar lo mejor a los mejores precios, webs como listademejores.com ofrecen esta posibilidad. Describen todos los modelos, comparan y, además, enlazan a las tiendas más fiables y con los precios más bajos de todo internet.

 

COMPARTIR: