17 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según recalcan desde FASFE, "el CSD debe seguir al Gobierno británico" introduciendo un regulador independiente y mejorando la resiliencia financiera

Inglaterra blinda la Premier League y devuelve el poder a los aficionados: "Ahora le toca a España"

El Cierre Digital en Clubes de la Premier League.
Clubes de la Premier League.
El fútbol inglés estaba en un momento crítico para su futuro. Las malas praxis económicas que han llevado a clubs centenarios a la ruina, la creación de clubes estado (Newcastle o Manchester City) o el intento por adherirse a una Superliga europea, han obligado al gobierno británico a proteger, a través de un órgano regulador independiente, el fútbol inglés. La Ley devolverá a los aficionados el protagonismo y mejorará la resiliencia financiera, un ejemplo que "debería seguir España" según FASFE

Este martes se ha presentado en el parlamento británico una ley del fútbol que introduce un organismo Regulador Independiente del Fútbol (IRF), devuelve a los aficionados al centro del juego y "bloquea competiciones cismáticas". Esta regulación llega en un momento crítico en el fútbol inglés, tras el intento de ruptura de la Superliga europea y una serie de casos de clubes que sufrieron una mala gestión financiera o colapsaron por completo. 

"Inglaterra es uno de los últimos sitios donde uno podría esperar que el Estado intervenga en el deporte, ya que no lo había hecho nunca", nos cuenta Emilio Abejón, presidente de FASFEAccionistas y Socios del Fútbol Español, que apoya esta propuesta y asegura que "ahora le toca a España".

premier-league

Rishi Sunak, primer ministro del Reino Unido.

Desde hace unos meses el fútbol inglés venía viviendo un momento delicado: La mala praxis económica que ha llevado a clubs centenarios a la ruina, la creación de clubes estado (Newcastle o Manchester City) o el intento por adherirse a una Superliga europea, son acciones que este proyecto de Ley, veta.

Además, se crea un organismo independiente, IRF, que estará dotado de los poderes necesarios para lograr tres objetivos principales: mejorar la sostenibilidad financiera de los clubes, garantizar la resiliencia financiera en todas las ligas y salvaguardar la herencia del fútbol inglés. Según Abejón, este ejemplo del Gobierno británico "debería seguirlo el CSD español".

No más descontrol económico

Con este organismo se pretenden evitar algunos de los problemas que han afectado al fútbol inglés en los últimos años: "Nosotros creemos que por una cuestión de conflicto de intereses, que el control financiero esté en la propia liga de fútbol profesional es un problema, y esto, Inglaterra lo soluciona aplicando un regulador independiente fuera de sus ligas", asegura Emilio Abejón. La irresponsable gestión financiera que ha llevado a varios clubs a la ruina es corregida con medidas que garanticen una mayor transparencia en la gestión económica de los clubs.

"La sobreinversión de fondos soberanos extranjeros siempre provoca desequilibrios". La creación de clubes estado, respaldados por accionistas extranjeros que se adueñan de la mayoría de las acciones de un club y tienen un absoluto control sobre las decisiones que se toman sobre el mismo, generando preocupaciones sobre la equidad y la integridad de la competición y dejando al margen la opinión de los aficionados.

Según este proyecto de Ley, ​​los propietarios y directores se enfrentarán a estrictas pruebas con el fin de evitar que los clubes estén dirigidos por manos equivocadas, además, existe la posibilidad de que sean excluidos como propietarios de algún club de fútbol, si se determina que no son aptos.

superliga

Florentino Pérez y Alexander Ceferin en un palco.

El intento de algunos equipos ingleses de adherirse a una Superliga europea ha sido criticado tanto a nivel nacional como internacional, con el objetivo de disputar una competición regida por ellos mismos, sin la necesidad de un organismo superior como la UEFA.

"Claro que los clubes prefieren hacerlo ellos, así consiguen más dinero para ellos, pero eso supone que habrá menos para los demás", sostiene FASFE. El gobierno británico busca proteger la estructura y la integridad de las competiciones nacionales, asegurando que el fútbol inglés permanezca arraigado en sus tradiciones y valores fundamentales.

Una regulación independiente en España

La propuesta de que se crease un órgano independiente regulador del fútbol en Inglaterra es de la FSA, Asociación de aficionados al fútbol, el organismo nacional, democrático y representativo de los aficionados al fútbol en Inglaterra y Gales, "al igual que en España tenemos el FASFEAccionistas y Socios del Fútbol Español", afirma Abejón.

emilio_abejon

Emilio Abejón

Ambos son férreos defensores de que el fútbol es propiedad de los aficionados: "Una mejor participación de los aficionados, precios de entradas más baratos, la opción de asistir al partido, la protección de los derechos de los aficionados, la buena gobernanza, la diversidad y todo tipo de empoderamiento de los aficionados" son propuestas que demanda Emilio Abejón, presidente de FASFE, Accionistas y Socios del Fútbol Español.

Para Abejón, "algunas de las cosas que van a introducir en la legislación en Inglaterra, son cosas que llevamos reclamando desde FASFE en España desde hace más de 10 años", concluye.

COMPARTIR: