21 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

SUS GOLES CON EL BAYERN Y LA SELECCIÓN ALEMANA LE LLEVARON A SER CAMPEÓN DE EUROPA DE CLUBES Y SELECCIONES Y A LEVANTAR LA COPA DEL MUNDO EN 1974

Muere 'Torpedo Müller', el célebre goleador que lideró la época dorada del fútbol alemán en la décáda de los 70

Gerd Müller celebra un gol marcado con la selección alemana
Gerd Müller celebra un gol marcado con la selección alemana
La madrugada del domingo se conocía el fallecimiento de Gerd Müller, una noticia que ha conmocionado a los amantes del fútbol mundial dada la importancia histórica de este delantero. Hablamos de un futbolista que ganó todos los títulos a nivel de clubes y selección. Además, es el jugador alemán con más goles y está entre los diez primeros a nivel mundial. El final de su carrera estuvo marcado por las críticas, que le llevaron a dejar la Selección y el Bayern, y a tener problemas con el alcohol.

Gerhard Müller, conocido futbolísticamente como Gerd Müller, nació en la ciudad alemana de Baviera. Sus inicios, desde las categorías inferiores, estuvieron marcados por su estado físico, que en algunas ocasiones le supusieron un problema. Bajo y rechoncho, despertaba dudas entre los entrenadores para la posición de ariete. No obstante, pronto demostró una fuerza y capacidad goleadora superior al resto. En el Nordlingen de la sexta división llegó a meter 51 goles en 31 partidos. Un hito que despertó el interés del Bayern, que lo fichó esa misma campaña.

Su llegada al equipo alemán supuso el despegue de este club a nivel nacional. En su primera temporada con el primer equipo logró 33 goles en la Segunda División para conseguir el ascenso. En los tres primeros años desde la creación de la Bundesliga, el Bayern no había conseguido disputar la máxima competición alemana, sin embargo, desde la llegada de Müller la disputaría todos los años hasta hoy en día. El delantero bávaro pasó a convertir un club de segunda en campeón nacional y europeo.

En su primer año con el Bayern ya logró alzarse con la Copa de Alemania. Durante los siguientes años, el club muniqués conseguiría al menos uno de los títulos a nivel nacional. Fue campeón cuatro veces de la Liga y otras cuatro de la Copa. Sus goles fueron la clave del éxito. Müller fue el máximo goleador de la Bundesliga en siete ocasiones y en dos de ellas le otorgaron 'La Bota de Oro' a nivel europeo.

Gerd Müller recibió el balón de oro en el 1970 por su espectacular desempeño en el mundial de México

Su éxito a nivel nacional se extendió al panorama internacional, tanto con el Bayern en la copa de Europa como con su Selección. Su primer gran campeonato con Alemania fue en el Mundial de México 70 donde, a pesar de ser 'Bota de Oro', no llegó como titular. Finalmente, sus goles tiraron la puerta abajo del entrenador y, en este campeonato del mundo, que perdió en semifinales contra Italia, registró la mayor cantidad de goles en una fase final con diez. Sus registros anuales le convirtieron en 'Balón de Oro'.

Dos años más tarde, mientras los campeonatos nacionales seguían cayendo en manos del Bayern, se disputaba la Eurocopa de Bélgica. Era el segundo campeonato internacional que disputaba Gerd Müller, que terminó finalmente con la victoria alemana. Los cuatro goles que consiguió el ariete bávaro sirvieron para conseguir el título. El año 1972 es considerado histórico en la carrera del delantero. Los 85 goles que marcó con la Selección y el Bayern fueron el mayor registro anual de la historia del fútbol hasta Messi.

Müller levanta la Copa del Mundo delante de la afición alemana

El mundial de 1974 en Alemania era una nueva oportunidad para la Selección liderada por Müller. Cuatro años después de su derrota en semifinales contra Italia volvían a estar entre las favoritas. Además, el Bayern venía de ser campeón de Europa por primera vez con el delantero bávaro como el máximo goleador de la competición. En esta ocasión, un gol del Torpedo en la final contra Holanda dio el título a los anfitriones. Sin embargo, la salida del delantero de la Selección después de este mundial por las críticas supuso una conmoción a nivel nacional.

Centrado en el Bayern tras su salida de la Selección, consiguió ganar tres copas de Europa consecutivas. En todos esos años aumentó sus números de goles hasta convertirse en el máximo goleador histórico de la Bundesliga. También ocupó el top cinco de goleadores de la historia del fútbol mundial. En definitiva, uno de los jugadores más importantes de la historia de Alemania. Los últimos años de su vida estuvieron marcados por su entrada en una clínica de desintoxicación para tratar sus problemas con el alcohol. El Alzhmeimer condicionó sobremanera los últimos años de su vida.

COMPARTIR: