10 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

62 objetos, principalmente fotos familiares y correspondencia personal del escritor serán guardados en la Caja de las Letras de Madrid

El Instituto Cervantes custodiará el legado más íntimo del poeta uruguayo Mario Benedetti durante dos años

Mario Benedetti.
Mario Benedetti.
El Instituto Cervantes guardará, durante dos años, un legado del escritor y poeta uruguayo Mario Benedetti, propiedad del riojano Santiago Vivanco, coleccionista y presidente de la Fundación Vivanco para la Cultural del Vino, situada en Briones (La Rioja). El legado, que se conservará en una caja de seguridad, contiene correspondencia y fotografías personales de la biblioteca de Benedetti en Montevideo.

La Caja de las Letras del Instituto Cervantes ha guardado esta semana 62 objetos, principalmente fotos familiares y correspondencia personal, del poeta uruguayo Mario Benedetti (1920-2009) pertenecientes al presidente de la Fundación Vivanco para la Cultura del Vino, Santiago Vivanco.

El coleccionista y bibliófilo depositó el legado en la caja de seguridad número 1.448, donde reposarán durante dos años. Un acto de maridaje entre las letras y la cultura vitivinícola en el que también intervinieron el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Plana, el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, y el vicepresidente de la Federación Española del Vino (FEV), Emilio Restoy Cabrera.

Según ha informado la institución en un comunicado, los presentes han coincidido en resaltar la tradicional relación entre la literatura y el vino. “Para el Instituto Cervantes es importante celebrar el vino de los poetas”, dijo García Montero, mientras que para Emilio Restoy, “nada es más adecuado que vincular vino, gastronomía y cultura”. El Ministro, por su parte, ha confesado que le gusta unir vino y lectura porque “literatura y vino, maridaje perfecto”.

En este sentido, Planas ha apuntado “acciones de promoción de los excelentes vinos” que se producen en España y ha agradecido a viticultores, bodegueros y todo el sector (campo, pesca y alimentación) su trabajo, que durante el confinamiento ha garantizado el suministro a la población.

Alberto Favero, Nacha Guevara y Benedetti.

En el marco del centenario del nacimiento de Benedetti, que fue hijo y nieto de enólogos, Santiago Vivanco y la FEV han recordado su figura con estos objetos que permiten redescubrir al poeta. La cesión durará exactamente dos años, hasta el 18 de junio de 2022, según el renovado convenio de colaboración que minutos antes firmaron ambas partes.

El grueso del legado lo forman 48 fotografías familiares que ofrecen un desconocido recorrido por su vida, que comienza en su Uruguay natal con sus padres, Brenno Benedetti y Matilde Farrugia, y su hermano Raúl, y continúa por las diversas etapas de su vida como autor de poemarios, novelas, ensayos, cuentos y crítica literaria.

Entre las imágenes, hay varias sobre la infancia del poeta en Montevideo en las que Mario aparece con su hermano, varios años menor. Otras de juventud y madurez, en las que firma autógrafos, concede entrevistas, dicta una conferencia, celebra el cumpleaños de su madre, regresa de un viaje al aeropuerto, aparece junto a la cantante Nacha Guevara.

Cartas y postales manuscritas

También se ha guardado correspondencia formada por cinco cartas personales y seis tarjetas postales que el autor de La tregua (1960) envió a su familia desde diversos lugares de España (Madrid, Aranjuez, Pollensa, Baeza) y de otros países. En ellas escribe con letra pulcra sobre sus vivencias, sus viajes, su creciente fama internacional, su candidatura al Nobel de Literatura 1985 que finalmente no llegó a obtener, la publicación de sus libros o algún problema de salud.

Pablo Neruda.

El legado que materializa este homenaje de la cultura del vino incluye además una caricatura original del poeta, dibujada por su hermano Raúl, y un recorte de prensa con la distinción que el comandante cubano Raúl Castro le entregó en presencia de Gabriel García Márquez.

Antes de depositar estos objetos de Benedetti, Vivanco ha retirado de la caja de seguridad 1.567 el legado de Pablo Neruda que su Fundación cedió por dos años en junio de 2018. Se trata del manuscrito original Oda al vino del Nobel chileno, cuyos versos escritos con tinta verde regresan ahora al Centro de Documentación del Vino Vivanco, en Briones (La Rioja).

COMPARTIR: