20 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Premio Nobel de Literatura hispano-peruano Mario Vargas Llosa y el Ministros de Asuntos Exteriores de España, Josep Borrell arremeten contra él

Aluvión de críticas a López Obrador por exigir a España pedir perdón: ninguneó que México firmó la paz en 1836

Manuel López Obrador.
Manuel López Obrador.
Ángel Manuel López Obrador ha exigido por carta al Rey Felipe VI y al Papa Francisco I que pidan perdón por la actuación de España durante la Conquista del país azteca, que no existía como tal, hace más de 500 años. Las críticas no se han hecho esperar. El mandatario mexicano ha olvidado que España y su país ya firmaron una paz en 1836 donde en ningún momento se afeaba el comportamiento de los españoles en el territorio de lo que hoy es México.

Andrés Manuel López Obrador se ha convertido en el involuntario protagonista de la actualidad política tanto en España como en México, país que preside. ¿Ha anunciado que luchará más activamente contra el narcotrifico? No. ¿Ha prometido investigar la influencia de algunas órdenes religiosas en su país? Tampoco. ¿Ha iniciado algún plan efectivo para acabar con la violencia que hace del país norteamericano uno de los más peligrosos? Tampoco.

El Jefe del Estado mexicano ha optado por escribir una carta exigiendo a su homólogo español el Rey Felipe VI que pida perdón por los agravios cometidos durante la Conquista del continente por parte de los españoles. La misiva llevaba copia para, y contra, el Papa Francisco I con la misma petición ya que la Iglesia Católica envolvió ideológica y espiritualmente la Conquista.

La reacción a la extravagante petición del político azteca no se ha hecho esperar. Así, el Premio Nobel hispano-peruano Mario Vargas Llosa no ha estado tibio ante la petición de López Obrador en la primera sesión del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española en Córdoba (Argentina). “López Obrador se equivocó de destinatario; se la debía haber mandado a sí mismo. ¿Por qué tiene México tantos millones de indios pobres, ignorantes y marginados?”, expresó el escritor. “Esta pregunta se la pueden hacer casi todos los presidentes latinoamericanos, especialmente en países donde hay grandes comunidades indígenas”, añadió. “Este problema no es de los españoles de España, sino de los españoles que vinieron aquí. De los abuelos y bisabuelos de López Obrador y de mis abuelos y bisabuelos”, remató Vargas Llosa.

Mario Vargas Llosa. 

También el Ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno de España Josep Borrell se ha manifestado ante la carta del mandatario mexicano. “Es un poco raro pedir que alguien se disculpe por cosas que ocurrieron hace 500 años. Es como pedir a la República Francesa que presente disculpas por lo que hicieron los soldados de Napoleón cuando invadieron España o si los franceses exigieran disculpas a los italianos por la conquista de las Galias por Julio César”, expresó el político socialista.

Desde luego, lo que parece tener López Obrador es poca memoria histórica porque sus reivindicaciones ya fueron cumplidas ni más ni menos que en 1836 cuando el Reino de España reconoció la República de México. Ambos países firmaron entonces un Tratado definitivo de Paz y amistad entre la República Mexicana y S. Majestad Católica la Reina Gobernadora de España bajo la regencia de María Cristina de Borbón ante la minoría de edad de Isabel II.

“Habrá total olvido de lo pasado, y una amnistía general y completa para todos los mexicanos y españoles, sin excepción alguna, que puedan hallarse expulsados, ausentes, desterrados, ocultos, ó que por acaso estuvieren presos ó confinados sin conocimiento de los gobiernos respectivos, cualquiera que sea el partido que hubiesen seguido durante las guerras y disensiones felizmente terminadas por el presente tratado, en todo el tiempo de ellas, y hasta la ratificación del mismo. Y esta amnistía se estipula y ha de darse por la alta interposición de S. M. C., en prueba del deseo que la anima de que se cimente sobre principios de justicia y beneficencia la estrecha amistad, paz y unión que, desde ahora en adelante, y para siempre, han de conservarse entre sus súbditos y los ciudadanos de la república mexicana”, se leía en al artículo II de dicho documento.

Para ver documento completo pinchar AQUÍ ESPANA-PAZ_Y_AMISTAD

La ocurrencia de López Obrador no es nueva. Ya en 2017 al criticar la fiesta nacional del 12 de octubre en España, donde se le conoce como Día de la Hispanidad, el presidente Nicolás Maduro dijo que el Rey Felipe VI lo que debía hacer era pedir perdón y dar una “indemnización histórica” a los pueblos indígenas masacrados en la colonización de América. La expresión no llegó a ser ninguna solicitud formal.

López Obrador juzgando la Conquista de América con los ojos actuales ha cometido uno de los mayores errores a la hora de analizar un hecho histórico: el ‘presentismo’. Redunda además en la leyenda negra que persigue el descubrimiento y posterior Conquista del continente olvidando que la Reina Isabel la Católica prohibió la esclavitud y que se abrió todo un debate sobre el trato dado a los indígenas gracias a Fray Bartolomé de las Casas, algo impensable en la América anglosajona. Además, las mal llamadas colonias tuvieron estatus de provincias y los que las habitaban eran ciudadanos de pleno derecho de la Corona española.

Visto lo visto, ya que no parece posible que el presidente mexicano exija perdón a su vecino Donald Trump por sus ataques al país azteca, y que le preocupa mucho el pasado colonial de su nación, desde elcierredigital.com le hacemos una recomendación literaria. No es un libro de Vargas Llosa que, creemos, no estará entre sus autores preferidos. Se trata de Imperiofobia  y la leyenda negra de María Elvira Roca de reciente publicación y que ha sido todo un bestseller.

COMPARTIR: