22 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"Mi gran debilidad siempre fue especialmente Blanca de Borbón con la que me une una amistad muy íntima, sincera y familiar", asegura este académico

Liberto López de la Franca: "Fui su secretario y jefe de su Casa, Don Leandro de Borbón es parte de la historia reciente de España"

Liberto López de la Franca.
Liberto López de la Franca.
Nace en Ciudad Real en 1974 en el seno de una familia de trabajadores manchegos. Adscrito al Cuerpo General del Secretariado de Museos (1988-1993). Fue académico fundador de la desaparecida Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas, de donde fue Director en su sede de Ciudad Real. Es historiador, biógrafo e Investigador y gran amigo de don Leandro de Borbón.

Después de tres años de vacante en su presidencia, desde que aconteció en junio de 2016 el fallecimiento de su primer Gran Maestre S.A.R., el Infante de España Don Leandro Alfonso de Borbón Ruiz Austria, el Consejo Supremo de la Real e Imperial y Soberana e Ínclita Orden Militar de Caballería de Alfonso XIII, puso fin a este largo y complejo periodo de gobierno, nombrando en agosto de 2018, al historiador Liberto López de la Franca. 

¿Qué recuerdo guarda usted de su íntima y estrecha relación como secretario privado y luego Jefe de la Real Casa del Infante de España don Leandro-Alfonso de Borbón Ruiz Austria?

Muchísimos, algunos de ellos imborrables y que son parte de la historia reciente de España. Mis vivencias se traslucirán definitivamente pronto en un libro que cuya edición llevará por título: A la luz y bajo la sombra del Infante don Leandro de Borbón. Como decía mi amiga Mayra Gómez Kemp, …hasta aquí puedo leer. 

¿Qué relación mantiene hoy en día con los hijos del desaparecido Infante de España?

Excelentes, inmejorables y respetuosas. Mi gran debilidad siempre fue especialmente Blanca de Borbón con la que me une una amistad muy íntima, sincera y familiar, nos queremos muchísimo. Hace dos días pude hablar distendidamente con Alfonso de Borbón Vidal de Barnola, hijo primogénito del Infante de España y auténtico heredero de la línea dinástica de esa rama. Todos son nietos legítimos de Su Majestad el Rey Don Alfonso XIII.

¿Qué hubo detrás del enfriamiento de su amistad tras ser el más íntimo colaborador del Infante Leandro-Alfonso?

Dos factores primordiales: mi contumaz defensa de hacerle ver y valer una sincera reconciliación con todos sus hijos habidos de su primer matrimonio, y tasar los intereses legítimos de estos frente a su hermanastro. Y otro factor acerca de mi vida personal, que prefiero despejarla en las páginas de mi libro.

¿Conserva amistades procedentes del mundo del espectáculo?

¡Por supuesto! Mi gran amiga Regina do Santos, Juan “el Golosina”, Moncho Borrajo, Pilar Eyre, Blanca de Borbón, Jaime Peñafiel, Encarnita Polo, Carlos Marín, Innocence, Esmeralda Marugán, José Manuel Parada, Padre Apeles, Silvia Tortosa… son muchos los que podría referir. Otros, si coincidimos en algún acto, nos saludamos cordialmente con afecto, respeto y recordando siempre los tiempos vividos en nombre de las viejas luchas.

¿Cuál es la verdadera situación de su pleito interpuesto por usted contra el colaborador televisivo Kiko Hernández y Telecinco?

Se pasó de la acción del procedimiento penal al civil. Actualmente se encuentra incurso en recurso de apelación en la Audiencia Provincial de Ciudad Real, y por lo que a mí respecta voy a mantener mi lucha hasta las más críticas coyunturas, en lo que creo debe ser la defensa de mis derechos constitucionales. Actualmente le he interpuesto una nueva querella criminal tanto a él como a Telecinco en los Juzgados de lo Penal de Madrid e interpondré tantas querellas como estime oportuno, sin tregua ni descanso, por lo que Telecinco y Kiko Hernández ya sabrán a qué atenerse. Sin referir que se han elevado otros procedimientos por otras vías administrativas para su inmediata sanción.

¿Qué es realmente y que naturaleza tiene la Real Imperial y Soberana e Ínclita Orden Militar de Caballería de Alfonso XIII?

Nuestro estamento es una orden ecuestre de estricta e invariable dignificación de la memoria y augusta persona del rey de España Don Alfonso XIII, inspirada en base firme en el origen auténtico de lo que fueron las órdenes militares españolas, todas ellas hoy extinguidas por dos decretos de nuestra Segunda República. La estructuración de la Soberana Orden Militar de Alfonso XIII ha sido ideada desde hace años con un orden, mantenimiento y fin último, haciendo hincapié en la perimétrica fuerza de toda esa estructura, concebida desde el conocimiento expreso de lo que tiene y debe ser auténticamente una orden de caballería; cuidando todos sus detalles externos e internos, materiales y espirituales.

¿Cómo nace dicha Orden y cuáles son los objetivos y fines que busca?

Fue en el año 2000 cuando se concibe e inicia la idea de la inmediata creación de dos estamentos con su pre fundación: uno de carácter académico y el otro ecuestre. Ambos siempre puestos bajo la titularidad del Rey Alfonso XIII, sustentados por el alto patronazgo y la tutela como fundador-legitimador y creador del mismo -pues estuvo siempre la persona del propio hijo del monarca español- su Alteza Real el Infante de España Don Leandro Alfonso de Borbón Ruiz Austria.

Estos estamentos tomaron definitiva forma como entidades reconstituyentes el 23 de mayo de 2003, hasta su definitiva legalización dada en el Sacro–Convento-Castillo de Calatrava La Nueva (Ciudad Real) el día 21 de junio de 2009. En consecuencia, le guste o disguste a quien proceda, nuestra orden militar de caballería cuenta con dos situaciones que la sitúan en un estatus de incontestabilidad e irrevocabilidad a todas luces, para que quede claro: su inherente legitimidad irrenunciable por derecho, dimanada, otorgada y concedida por nuestro propio fundador el Infante de España don Leandro.

 

Dicho esto, nace en las referidas fechas el Real Instituto de Estudios Históricos Políticos de Ciencias y Artes Alfonso XIII al mismo tiempo que la Real Imperial y Soberana e Ínclita Orden Militar de Caballería de Alfonso XIII, de los Pobres Caballeros de la Realeza y Majestad de Cristo, ambos con aspectos, definición y titular común, así como con vasos comunicantes institucionalmente hablando. Como los buenos vinos, nuestra orden militar de caballería, atravesó varios e insalvables tiempos, estando sometida por imperativos circunstanciales a la maduración ad experimentum de la misma. Creímos que un proyecto tan estimable, serio y primoroso, era muy prudente para que perdurase y subsistiera en el tiempo, necesitaría obligadamente del inherente cálculo, valoración, estimación, reflexión, supervisión y del consenso de todos los que hemos terminado por poner en pie este ambicioso proyecto. En efecto, era determinante un periodo de expiación, maduración, y valoración para consigo misma tras salvar muchas dudas y obstáculos antes de oficializar y poner en pleno rendimiento y servicio la Orden Militar de Alfonso XIII, la cual hoy está firmemente consolidada

¿Qué cargo ocupa usted en la orden actualmente?

Comencé inicialmente siendo su primer Gran-Canciller –segunda jerarquía de la orden- y su ideólogo cofundador. Me mantuve en ese cargo y sobre mis hombros gravitó la gran responsabilidad de darle cuerpo y vida en todos los órdenes, desde sus símbolos, lemas, uniformidad, imagen corporativa, jerarquización, cuerpo jurídico, derecho premial, ceremonial y ritual para consagrar, armar, vestir y cruzar a los futuros caballeros neófitos. Reformamos su carta magna, es decir, sus nuevos Establecimientos, Ordenanzas y Reales Constituciones, dotando a la misma de lo necesario y en todos los ámbitos.

Fue precisamente en el atardecer del 24 de junio de 2018 cuando por sorpresa en el Capítulo General el Consejo Supremo de la Orden y sin yo esperarlo, me eligió como su II Gran Maestre, tras una larga vacante de tres años, habida desde la muerte de mi predecesor el Infante don Leandro-Alfonso, acaecida el 18 de junio de 2016.

"He interpuesto una nueva querella criminal tanto a Kiko Hernández como a Telecinco en los Juzgados de lo Penal de Madrid e interpondré tantas como estime oportuno, sin tregua"

¿Qué tipo de actividades lleva a cabo la citada orden?

Ahora mismo lo determinante es consolidar propiamente la orden. Estamos comprometidos a su vez a cumplir y hacer cumplir nuestros fines, en la defensa de la fe, la santificación personal, el auxilio de los más desfavorecidos en lo material y espiritual, defensa de la hispanidad, y otros sucedáneos determinados en nuestros Establecimientos, Ordenanzas y Reales Constituciones. Ciertamente se observan todas las normas, rubricas, ceremonial e imagen. Es muy importante para mí hacer valer que nuestra orden militar de caballería es una orden de origen puramente cristiana y católica, aunque mantengamos nuestra propia soberanía por ser la nuestra una “ORDINIS NULLIUS”, es decir: sin dueño. No existe ningún poder temporal al cual esté sometida la misma a obediencia o jurisdicción, solo el Gran Maestre junto con todos sus caballeros que conforman el Sacro Colegio de Caballería de la Soberana Orden Militar de Alfonso XIII, son quienes detentan el poder y la autoridad de la misma (sin permitir injerencias de poderes externos, ni del papado ni de la corona).

Liberto López de la Franca. 

¿Entonces ni el Rey Felipe VI ni el Papa Francisco pueden ejercer supremacía ni poder sobre ustedes?

¡Así es! Como nosotros no obramos ni accionamos injerencia sobre el ejercicio del poder real, ni poder pontificio, tanto en Zarzuela como en el Vaticano. En esa estricta y lógica norma de reciprocidad de mutuas tutelas de nuestras soberanías. Ni el monarca ni el Papa tienen autoridad sobre nosotros ni nosotros cerca de ellos o sus sucesores. Ellos en su lugar y nosotros en el nuestro.

¿Parece la de ustedes una orden militar de caballería más república que monárquica? ¿Por lo trasluzco no son ustedes ni cortesanos ni beatos?

¡Es como debe y tiene que ser! Nunca he sido cortesano ni beato y lógicamente no voy a poner la cabeza de la Orden en manos del verdugo. No deseo que nos contaminen la misma con “príncipes floreros”, que buscan más el postureo ante los hombres que la actitud autentica ante Dios. Nuestra Orden tiene dos lemas, “El honor de España, el honor de Dios" y "Christus Vincit, Regnat, Imperat y Defendit”. Por encima de Dios no hay absolutamente nada, y en ese honor de Dios debe transferirse al honor y dignidad del hombre, bajo la dictadura del relativismo que lo tiene reo desde hace décadas. Y solo bajo la paternidad humana debe y tiene que estar imperando la paternidad divina. Es mi responsabilidad mantener a mi orden en su ideario purista, sin mácula alguna siendo libre, justa y soberana

¿Cómo se puede ingresar en la orden militar de Alfonso XIII?

Por cuatro cauces establecidos. El primero por derecho de gracia maestral y prioral, el segundo por justicia o sangre, el tercero por derecho académico (reservado al Real Instituto Alfonso XIII) y el cuarto por nobleza personal.

¿Tiene sentido en la sociedad actual la orden militar de caballería de Alfonso XIII o otras de su misma entidad y categoría como las de Santiago, Calatrava, Alcántara y Montesa, Santo Sepulcro, San Juan de Jerusalén o la de Malta?

Las órdenes militares cobran ahora más que nunca actualidad. Interpreto, que cualquier orden militar de caballería debe ser fiel a la tradición, a su íntima historia. Algunas no se reconocen hoy día ni a sí mismas, y creo deberían emprender de inmediato su reforma, como hizo Santa Teresa de Jesús con el Carmelo. Vislumbrando lo que se nos viene encima, deben volver de facto a la tradición y a la raíz, pues no tendrían sentido en la sociedad actual, sin su esperada reforma. Las amenazas que se ciernen sobre nuestra sociedad occidental están paramétricamente ligadas a las que acontecieron en tiempos medievales. Hay una gran crisis en el terreno de las ideas.

Liberto López de la Franca. 

¿Cuántos caballeros articulan hoy su orden militar de caballería?

El Sacro Colegio de Caballería de Alfonso XIII, es ante todo restringente y cerrado, tiene un numero clausus, que es un total de 113 caballeros. Es decir 100 caballeros más sus 13 dignidades y consejeros-ministros.  Reconozco que no es fácil el acceso a la misma, es más bien de ámbito exclusivo y reservado. Sobre esta mesa de despacho como podrá ver hay alrededor de unos doscientos treinta y dos expedientes acumulados desde septiembre a octubre. No todos los candidatos accederán, quizás por goteo se admitirán veinte, no lo sé, de los cuales quizás solo seis serán aptos. Los demás expedientes se archivan. Actualmente solo componemos la Orden unos veinte caballeros y siéndole sincero no tenemos ninguna prisa o premura en ir implementando las vacantes hasta llegar al “número clausus” de 113.

Es primordial conocer muy bien al aspirante o candidato a caballero neófito, sus inquietudes, su espiritualidad, su compromiso con la orden y su amor a España y su defensa sin reservas a la memoria del Rey Alfonso XIII. Su origen como bautizado en la iglesia católica y que sea un hombre de buenas costumbres, buen creyente y que reúna absoluta idoneidad, así como que se cumplan estrictamente todos los requisitos que marque la norma según el derecho establecido. Tras ello debe hacer una declaración jurada de no pertenecer a la masonería o a sectas u otros sucedáneos. Esto último es fundamental y de estricto cumplimiento para todos los que deseen formar parte de nuestro estamento nobiliario y ecuestre.

 

Liberto López de la Franca. 

 ¿Qué proyectos han sido culminados actualmente y cuáles son los que tienen en ciernes para su orden?

Han sido muchos los logros alcanzados hasta hoy, como por ejemplo nuestra uniformidad, nuestro propio derecho premial, la adquisición de una imagen sagrada de las denominadas “Vírgenes Negras”, pieza del siglo XIII llamada de origen Nuestra Señora de Sion y más adelante denominada como Virgen del Oro, la cual ha sido restaurada y consolidada por la Dirección General de Bellas Artes, Conservación y Restauración del Patrimonio Cultural Histórico Artístico y Bibliotecas del CGRAIE, pasando a formar parte de nuestro patrimonio espiritual, y consagrada como nuestra Patrona, Abogada, Fundadora y Protectora. El Consejo Supremo decidió darle una nueva advocación, para que sea llamada y denominada de ahora y en adelante como Nuestra Señora de los Torneos (de los juicios de fe, de los juicios del valor de los caballeros, de los Juicios de Dios).

También hemos adquirido un crucificado óleo sobre tabla obra de José de Ribera (el Españoleto), llamado Nuestro Padre Jesús Rey de los Cielos –vulgo Cristo de los Caballeros-, así como una pintura obra de Rembrandt, de la circuncisión de Cristo, o la obra donada por el actual Gran-Canciller, de una espléndida pintura de María Magdalena.  Y otros muchos logros que alargarían sin pretenderlo mi respuesta. Un proyecto que deseo hacer frente a corto plazo, es la fundación de cenobios, abadías y monasterios creados por nuestra orden y pleno espíritu monástico, la regla del Císter, San Bernardo de Claraval bajo el espíritu de nuestro santo patrón el Beato Narciso de Estenaga y Echevarría, Obispo-Prior de las Órdenes Militares Españolas, mártir de la fe.

COMPARTIR: