04 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Además, su abogado Fernando Osuna está preparando un denso y argumentado recurso de casación que presentará ante el Tribunal Supremo

Javier Santos alerta a la OMS de las incoherencias en el caso de la no paternidad de Julio Iglesias

Javier Santos.
Javier Santos.
Javier Santos pone en conocimiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras entidades internacionales cientificas la disfunción producida en su caso de filiación y reclamación de paternidad al cantante Julio Iglesias. “La ciencia y la Justicia tienen que ir de la mano”, asegura el abogado de Javier Santos, Fernando Osuna.

“El mundo científico dice que todo ordenamiento legal que obstruya el derecho a la verdad en los asuntos de filiación, atenta contra los derechos constitucionales. Conocer la verdad biológica frente a una supuesta paternidad o maternidad es un derecho y para ello se debe acudir al estudio científico que permite despejar toda duda con certeza absoluta”, asegura el abogado Fernando Osuna.

“Si Julio Iglesias es padre de Javier Santos, ahí está la prueba de ADN coincidente al 99 por ciento, mantener lo contrario sería como decir que el río Ebro no pasa por Zaragoza. La Justicia en este caso, no en otros, tiene que ceñirse o ir de la mano de la Ciencia y no al revés. ¿Por qué no viene el cantante a hacerse voluntariamente la prueba de ADN? La respuesta es bien sencilla, sabe que el análisis genético lo va a convertir en padre.  La cosa juzgada en estos casos decae, no prevalece. Hay que averiguar la verdad científica, la verdad material, saber si una persona es hijo de otro. Esta afirmación la mantienen los tribunales europeos y españoles”, explica el letrado.

Osuna y Santos están convencidos de que el derecho a conocer la verdadera filiación es el derecho a la identidad de la persona humana; en la actualidad y gracias a la ciencia el concepto jurídico de filiación legítima, ya sea matrimonial o extramatrimonial, se encuentra ligado y al alcance de la verdadera y única realidad biológica.

Julio Iglesias. 

El establecimiento con certeza de una paternidad o de una maternidad, ante las instancias judiciales, reclama la existencia de normas que permitan que todo individuo sea tenido como hijo de quien biológicamente lo procreó o fecundó. Así queda recogido en la Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos:

“Artículo 1. El genoma humano es la base de la unidad fundamental de todos los miembros de la familia humana y del reconocimiento de su dignidad intrínseca y su diversidad. En sentido simbólico, el genoma humano es el patrimonio de la humanidad.

Artículo 14. Los Estados tomarán las medidas apropiadas para favorecer las condiciones intelectuales y materiales propicias para el libre ejercicio de las actividades de investigación sobre el genoma humano y para tener en cuenta las consecuencias éticas, legales, sociales y económicas de dicha investigación, basándose en los principios establecidos en la presente Declaración”.

Los puntos fuertes de Javier Santos que cuentan a su favor son, según su defensa: El ADN le da la razón, no hay una cosa juzgada, el tiempo juega en contra del cantante, el Tribunal Supremo ha cambiado mucho en favor de los hijos no reconocidos, la filiación es material de orden público y tiene naturaleza de derecho constitucional reconocido en el derecho nacional e internacional, las pruebas de juicio de 1991, Javier Santos no es hijo biológico del que fue marido de María Editte, el evidentísimo parecido físico entre Julio Iglesias y Javier Santos, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo favorable a la verdad científica por encima de la cosa juzgada, en igual sentido el Tribunal Constitucional y el Supremo y por la tenacidad y persistencia en este conflicto que dura más de 30 años.

COMPARTIR: