26 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El alicantino Jesús García Orts, autor de la más completa biografía de la actriz, habla sin tapujos para 'Elcierredigital.com': "Sufrió acoso laboral"

La verdad de Lina Morgan: "El problema de sus amores era que estaban casados y ella no quería vivir con ellos"

El Cierre Digital en Lina Morgan.
Lina Morgan. / Imagen cedida por Jesús García Orts.
Lina Morgan es una de las personalidades del espectáculo más populares y a la vez más desconocida. Jesús García Orts, autor de su más completa biografía, 'De Angelines a Excelentísima Señora' (Editorial ECU), explica para 'Elcierregital.com' algunos de los puntos más desconocidos y polémicos de la trayectoria de la recordada actriz: sus amores, sus difíciles comienzos, sus relaciones con compañeros del teatro y todas las polémicas que rodearon sus últimos momentos y su herencia.

Lina Morgan es uno de los grandes mitos populares del cine, el teatro y la televisión en España. También fue una mujer que protegió su vida fuera del escenario con tanto celo que acabó siendo protagonista de todo tipo de rumores sobre cómo era realmente su carácter y su vida sentimental. El alicantino Jesús García Orts ha investigado todos los detalles de la vida de la artista en una completísima biografía sobre la madrileña: De Angelines a excelentísima señora (Editorial ECU). García Orts pone luz sobre la vida de la vedette en conversación con Elcierredigital.com y, además, muestra parte del álbum que atesora sobre la recordada intérprete. 

- ¿Por qué fue tan misteriosa en todo lo que tenía que ver con su vida privada? 

- Simplemente, por cuidarse a ella misma y a su familia. Ella consideraba que no tenía que contar esas cosas a ella. Es de las pocas actrices que ha sido portada de las revistas del corazón sólo por su trabajo. Además, tampoco quería hacer daño a terceras personas. 

Lina con Miguel Bosé. 

- Uno de los rumores que siempre la han perseguido es el de su homosexualidad. ¿Por qué se mantiene eso?

- La primera que estaba al tanto de lo que se decía de ella era la propia Lina. Nunca le gustaba entrar al trapo. Le daba igual. Le dolía más que hablaran de temas de salud que de otras cosas. 

-  Sacando el tema de la salud, una de las cosas que no se entendió fue que ocultara la muerte de su hermano José Luis. 

- La vida de José Luis le pertenecía a él, no era famoso. Los tres hermanos: Julia, José Luis y Lina eran inseparables y tenían, respecto a estos temas, una forma de pensar similar. Lo que hizo Lina fue defender la privacidad de su hermano. Lina quiso mucho a José Luis y no asimiló bien su muerte. Y quería pasar el proceso en privado. El propio José Luis le dijo: "si me pasa algo, que nadie se entere". Cuando él fallece, Lina estaba rodando un especial con Valerio Lazarov para TVE y no quería que su trabajo se viese con los ojos del morbo.

Lina con Alfonso Guerra y Antonio Gala. 

- Algunos amigos se lo echaron en cara. Por cierto, en ese sentido el final de José Luis recuerda al de la propia Lina. 

- Lo puedo llegar a entender, pero tenían que haberlo aceptado, aunque les molestase. En el caso de Lina, Daniel Pontes y Jesús Cimarro llegaron a un acuerdo porque, aunque ella quería que ni se informase de la muerte, no dejaba de ser una estrella, una mujer muy importante en el teatro y en el cine. 

- ¿Qué papel jugó Daniel Pontes en los últimos años de vida de Lina Morgan?

- Juega un papel decisivo. Es la persona encargada como tutor legal de decidir por ella. Aunque no acababa de llegar a su vida, él aparece en el 84. Era taxista y se encargaba todas las noches de llevar a la madre de Lina del teatro a casa. Daniel entró como chófer y secretario de José Luis. El de Lina era Abelardo, al contrario de lo que se ha dicho. A raíz de una serie de cosas que ocurren, Daniel llega a ser el hombre de confianza de Lina. Realmente, fue un marrón porque 'la jefa', como él la llamaba, depositó en él toda la confianza en un momento muy decisivo. Él siguió los pasos que dejó marcados ella. 

- ¿Por qué su imagen en los medios es tan mala? 

- Él no ha hablado por fidelidad a Lina. Contar todas las cosas supone explicar algunos datos que a ella no le gustaría que lo hiciera. Él es heredero universal. Recibe un legado estupendo con cosas que ojalá alguna vez estén en un museo, pero eso también suponía hacer frente a una serie de cosas económicas que a lo mejor no estaban tan claras como parece. 

Portada de la biografía de Lina Morgan. 

- Otra persona clave es Ángel Gutiérrez. ¿Qué papel juega él?

- Ángel conoció a José Luis cuando trabajaba en un hotel de botones y luego se reencuentran cuando compran el teatro de La Latina y lo llama para que forme parte del consejo de administración. Cuando muere José Luis, Lina delega mucho en Ángel. Él lo conocía todo del teatro y sabía capear con los medios de comunicación. Tenía experiencia. Sin embargo, dejó de tener la confianza de Lina y la depositó en Daniel. Creo que cada uno hizo lo que pudo, pero hay cosas que han pasado después entre ellos que se me escapan. 

- La verdad es que fue muy llamativo cómo se repartió la herencia de Lina, que no le dejara nada a la fundación del padre Ángel, por ejemplo. 

- Llama todo la atención, eso es cierto. Hay que tener en cuenta que para Lina su familia era la gente que estaba en su casa. Con respecto al padre Ángel, es sorprendente, pero recordemos que Daniel es heredero universal pero también dejó gran parte a Abelardo y creo que dejó una cláusula para dar unas cantidades a entidades benéficas e imagino que ahí esté incluida de la del padre Ángel. 

Con Juanito Navarro. 

- Volviendo a la vida privada de Lina. ¿Quién fue su gran amor?

- Fue mujer de grandes amores, pero pocos. El más importante fue el empresario ganadero Juan Antonio Martínez Uranga 'Choperita'. Pasado el tiempo, ella tenía una foto guardada. Su primer amor fue José Luis, un chico de buena familia que tenían una tienda de electrodomésticos en Callao. La familia de él estaba en contra de la relación porque, en ese tiempo, las vedettes tenían mala fama. Años más tarde, cuando Lina se hizo muy famosa y firmó un contrato de publicidad con la casa Philips, en la tienda de esta familia les colocaron una figura gigante de la propia Lina. 

Su último amor fue el productor Julián Esteban, que la contrató como protagonista de cuatro películas. Le hizo muchos regalos, entre ellos, un abrigo de lince, valorado en 3 millones de pesetas, y un automóvil. El problema, tanto de Esteban como de 'Choperita', es que estaban casados. Ella nunca quiso vivir con ellos para no romper una familia. Suena contradictorio, pero era una mujer muy religiosa y de formación conservadora. Martínez Uranga llegó a ofrecerle que se instalaran ambos en América, pero ella se negó. Más allá de estas historias mantuvo un romance con un jugador del Atlético de Madrid que al final se casó con otra y con Gustavo Biosca, según Jesús Mariñas. 

Lina con José Sacristán en una imagen promocional de 'Señora doctor' (1973). 

- ¿Cómo era su carácter en el ámbito laboral? Muchos compañeros han hablado de ella. 

-  Cada uno cuenta la feria como le ha ido. Mucha de esa gente que ha hablado mal de ella han acudido a Lina para pedirle trabajo. Lo cierto es que Lina se formó en el teatro de revista y aprendió lo bueno y lo malo. Ella lo pasó muy mal. Sufrió acoso laboral. Le pusieron muchas trabas en el camino, de todo tipo. Por ejemplo, si la primera vedette se quejaba de que la quitaba protagonismo se enfadaban. 

- Mucho se ha hablado de la relación de amistad y posterior enfado con Juanito Navarro. ¿Qué pasó entre ellos? 

- No la descubrió como él presumía. La ayudó mucho, eso sí. Trabajaron por primera vez en el año 60, sustituyendo a Addy Ventura. En el 64, Lina tuvo varios fracasos y Juanito habló con Colsada y le convenció para que la fichase. A Lina se le ocurre hacer la parodia de la canción Di, papá, de José Guardiola, con Antonio Casal. Luego lo empieza a hacer con Juanito y tienen un éxito tremendo. Llegan a actuar para Carmen Polo. Nunca fueron pareja artística como tal. No hubo un contrato como tal. De los dos, acaba despuntando Lina Morgan. Empieza hacer cosas en televisión y a protagonizar películas y empezaron los piques y los celos entre ellos. Lina quería independizarse y formar su compañía, estaba harta de hacer los mismos libretos constantemente y decide irse con la compañía de Zori-Santos. Se reconciliaron hacia el final de José Luis. Juanito se enteró de la muerte en directo, en un programa de María Teresa Campos, y se enfadó mucho. Finalmente, hicieron las paces por mediación de Raúl Sender. 

- ¿Qué papel jugó en su vida Matías Colsada? 

- Él nunca creyó en ella. La contrató y luego la despidió, muy al principio de su carrera. La versión oficial es que era un tema laboral pero lo cierto es que Lina estuvo casi dos años sin trabajar. Es creíble que Colsada se encaprichara de ella, lo hizo con muchas artistas. Luego, cuando trabajaron juntos, nunca creyó que Lina pudiera ser una estrella. Cuando volvió a trabajar para Colsada fue el actor Adrián Ortega que confió en sus cualidades para la revista en el espectáculo Mujeres odiosas. Sin embargo, en cuanto Colsada recibía quejas de la primera vedette porque Lina se llevaba todos los aplausos, la retiraba. Cuando Lina y José Luis arrendaron primero y luego compraron el teatro La Latina, que era propiedad de Matías Colsada, les puso unas condiciones tremendas. Lina tenía que hacer temporada en sus teatros mientras José Luis se encargaba de La Latina en Madrid. Al final, el éxito que conseguía Lina hizo que, para sorpresa de Colsada, se hiciera con el teatro y pagara hasta la última peseta. A Angelines López le costó mucho ser Lina Morgan. 

COMPARTIR: