25 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La sobrepoblación de especies en Cabañeros ha provocado la transmisión de enfermedades como la tuberculosis, que pueden afectar al ser humano

Los Parques Nacionales alertan de la degradación del ecosistema tras prohibir la caza

Parque Nacional de Cabañeros.
Parque Nacional de Cabañeros. / Parque Nacional de Cabañeros
La falta de control cinegético está provocando problemas entre el ecosistema y las especies de ungulados, pudiendo llegar a provocar enfermedades en el ser humano. Desde la Plataforma ‘Afectados por Parques Nacionales’ reclaman que el Gobierno tome medidas urgentes para proteger a los espacios naturales más importantes de nuestro país. Así, la sobrepoblación de especies en Cabañeros ha provocado la transmisión de enfermedades como la tuberculosis.

El Parque Nacional de Cabañeros, situado entre las provincias de Toledo y Ciudad Real, corre peligro tras la falta de controles cinegéticos, que sí se establecieron en 2020. Según ha denunciado la Plataforma de Afectados por Parques Nacionales, este espacio de alto valor natural está pasando por una “tendencia de degradación” que debe ser frenada "a través de la disminución de densidad de ungulados para propiciar la evolución de formaciones más maduras". 

El informe señala que desde que se excluyó la caza de los controles poblacionales, se ha generado una sobreexplotación que pone en riesgo la viabilidad de los ecosistemas Cabañeros. Tanto es así, que la Comunidad de Castilla-La Mancha trató de obligar a los propietarios de fincas privadas a cazar al menos 5.000 muestras mediante un plan de caza que fue rechazado por los propios propietarios.

El problema con la caza no es actual. En 2014 se aprobó la Ley de Parques Nacionales 30/2014, que establecía que el ejercicio de la caza no podía llevarse a cabo en sitios protegidos como los parques nacionales. A pesar de anunciar esta normativa, el Gobierno solicitó una moratoria de seis años para establecer los acuerdos que permitieran desarrollar esta ley.

Práctica de la caza en España.

La moratoria finalizó en 2021 tras lo cual, se estableció definitivamente la prohibición de la caza en los parques naturales. Los propietarios de las fincas privadas no recibieron en ningún momento indemnizaciones ni se establecieron acuerdos técnicos para poner base a la ley de convenio entre propietarios y cazadores. Por esta razón, la situación empeora con el paso del tiempo y las consecuencias en el ecosistema aumentan. 

El último borrador del Plan de Control de Ungulados, elaborado por el Ministerio de Transición Ecológica, menciona que “gran parte de los ecosistemas del Parque Nacional de Cabañeros, que mantienen un hábitat de interés, no tienen asegurada su sostenibilidad a corto y medio plazo”. 

Consecuencias por la falta de control cinegético

El plan de la Plataforma de Afectados por Parques Nacionales define que “la disminución de herbívoros propiciaría las condiciones para que los hábitats de interés comunitario obtengan un estado de conservación favorable". Este vuelve a ser uno de los objetivos planteados en la designación de los espacios de Red Natura 2000 y uno de los propósitos de conservación del propio Parque Nacional de Cabañeros. 

Respecto a los efectos que causa la actual sobrepoblación de ungulados, el informe destaca que se “facilita enormemente la transmisión de determinadas enfermedades entre la especie, como es la tuberculosis”. En definitiva, el documento recuerda que la situación aumenta el riesgo de zoonosis, es decir, el riesgo de que enfermedades de los animales se transmitan al hombre. 

El informe insiste en la importancia de los efectos causados por esta sobreabundancia de población: disminución de la calidad de la alimentación y por tanto, de la viabilidad de sacar adelante a las crías. Situación que empeora cuando mayores son las necesidades de las hembras lactantes, pudiendo provocar la aparición de enfermedades. 

Ausencia control cinegético, grandes catástrofes 

El control cinegético es la clave para que el número de individuos de determinadas poblaciones disminuyan de manera eficaz sin tener que recurrir a alternativas más costosas, como es la última propuesta de un plan de caza que tenía escasa viabilidad económica. Y se alerta de que la falta de controles poblacionales puede provocar el aumento de muestras de entre el 25% y el 30% en ciervos, algo superior en gamos y muflones y el 50% en jabalíes.

Una especie de jabalí en un Parque Natural de España.

“La ausencia de control podría llegar a ser catastrófica para el medio” señalan. La Asociación de Afectados por Parques Nacionales subraya que ya se han encontrado indicios visibles de los efectos de una sobrepoblación en Cabañeros. Según señala la plataforma, el Parque Nacional de Cabañeros ya tiene zonas de alto valor ecológico que han quedado sin vegetación

Desde la plataforma aseguran que" esta situación irá empeorando a medida que pasen los meses sin que el Gobierno de Pedro Sánchez tome medidas" para cambiar la situación y "se establezca un acuerdo con los propietarios de fincas privadas, que llevan más de una década sin cerrar este convenio", denuncian. 

COMPARTIR: