19 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Ambos dedicaron su vida al Derecho y desempeñaron los cargos de rector en la Universidad de Sevilla y en la Universidad Complutense, respectivamente

España pierde dos figuras clave de la Transición: Fallecen Manuel Clavero y Gustavo Villapalos

La política y el mundo académico de nuestro país despiden a dos figuras de gran relevancia para la Transición Española. Manuel Clavero, quien desempeñó un papel fundamental en el momento de la reorganización administrativa del Estado con los gobiernos de Adolfo Suárez, fallecía el lunes 14 de junio en Sevilla, a los 95 años de edad. Tan solo un día después, lo hacía Gustavo Villapalos, de 71 años, quien fuera rector de la UCM y Consejero de Cultura de Madrid en el Gobierno de Ruiz-Gallardón.

El pasado lunes 14 de junio fallecía a los 95 años de edad, en su Sevilla natal, Manuel Clavero, hombre clave durante la Transición española por su fundamental papel en la reorganización administrativa del Estado durante los gobiernos de Adolfo Suárez y después de toda una vida dedicada al derecho, en la especialidad de Administrativo, de la que fue catedrático de la Universidad de Sevilla. 

Tan solo un día después, lo hacía Gustavo Villapalos, de 71 años, quien fuera rector de la Universidad Complutense de Madrid, además de político, académico y Catedrático de Historia del Derecho y de las Instituciones.

Manuel Clavero, el hombre que pensó la España autonómica 

Prestigioso abogado y catedrático de Derecho Administrativo en Salamanca y Sevilla, universidad esta última de la que fue rector por elección entre 1971 y 1975, si por algo ha destacado la trayectoria de Manuel Clavero, nacido en Sevilla el 25 de abril de 1926, fue por su papel en la configuración de la España de las autonomías. El artífice del "café para todos", contribuyó con su trabajo a extender el autogobierno a todas las regiones españolas, y no solo a las llamadas nacionalidades históricas. 

Manuel Clavero. 

Clavero había llegado a Unión de Centro Democrático (UCD) desde las filas del Partido Social Liberal de Andalucía (PSLA), donde había militado con el que más tarde fue presidente de la patronal andaluza, Manuel Otero Luna. Diputado al Congreso por Sevilla entre 1977 y 1982, en la Transición a la democracia en España ocupó el primer Ministerio para las Regiones (1977-1979) y, durante la primera legislatura constitucional, lideró el Ministerio de Cultura, un cargo del que dimitió en plena pugna para que Andalucía accediera a una autonomía plena como la que el Gobierno del que formaba parte estaba dispuesto a conceder a Cataluña, País Vasco y Galicia.

Antes, entre 1965 y 1967, había sido decano de la Facultad de Derecho, así como rector de la Universidad Hispalense entre 1971 y 1975. Bajo su mandato se fundó la Facultad de Económicas y Empresariales y otros importantes organismos de la Universidad de Sevilla ligados con el Derecho, como el Instituto de Desarrollo Regional y el Instituto García Oviedo. 

Medalla de oro del Instituto de Academias de Andalucía y miembro de las reales academias de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes de Córdoba; de las Buenas Letras de Sevilla y de Jurisprudencia y Legislación de Sevilla, Manuel Clavero fue igualmente profesor en la Facultad de Derecho Comparado de Estrasburgo y, a lo largo de su vida, publicó numerosos libros y trabajos sobre diversos aspectos del mundo del derecho.

Dirigentes políticos, diputados autonómicos y miembros del Gobierno andaluz, así como decenas de ciudadanos, acudieron este martes a dar el último adiós al exministro de la UCD e Hijo Predilecto de Andalucía  en la capilla ardiente que acogía su féretro en el Salón de Plenos del Parlamento autonómico. El funeral tuvo lugar en la basílica del Gran Poder, de la que Manuel Clavero era devoto.

Gustavo Villapalos, una carrera vinculada a la UCM 

Nacido en Madrid, el 15 de octubre de 1949, Gustavo Villapalos cursó sus primeros estudios en el Colegio Nuestra Señora del Recuerdo de la Compañía de Jesús en Chamartín. Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, obtuvo el Premio Extraordinario de la Licenciatura. Un reconocimiento que también logró en su Doctorado, con la calificación de "sobresaliente cum laude". 

De la Universidad Complutense, Villapalos sodía decir que "a ella le debo todo lo que soy". De hecho, fue catedrático de Historia del Derecho y de las Instituciones, luego decano en su Facultad y más tarde rector de la Universidad, entre 1987 y 1995,  año en el que pasó a dirigir la Educación madrileña hasta 2001, desde donde dio forma al deseo de Gallardón de crear un nuevo campus en Madrid.

Gustavo Villapalos. 

Gustavo Villapalos fue Doctor Honoris Causa de tres universidades españolas y dieciséis extranjeras, entre las que destacan la Universidad de Lisboa, la Universidad París XIII, la Universidad de Bratislava, la Universidad Carolina de Praga, la Universidad San Luis (Missouri), la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad Francisco de Vitoria (Madrid), la Universidad Rey Juan Carlos (Madrid) y de la Universidad de La Plata (Argentina).

Sus convicciones religiosas le llevaron a firmar un convenio con el arzobispado de Madrid, durante su mandato en la Complutense, para aumentar la presencia de capillas y oratorios católicos en la universidad.

Pero además, fue miembro de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, consejero de la Caja de Ahorros de Ronda, miembro correspondiente de la Academia Portuguesa de la Historia, presidente de la Fundación Laboral del Fénix Mutuo, y formó parte de numerosas sociedades internacionales de Historiografía e Historia del Derecho, como la Gorres Gesselschaft, de Alemania.

La Universidad Complutense de Madrid, a la que Gustavo Villapalos unía un fuerte vínculo, ha decretado un día de luto oficial en memoria del fallecido, durante el cual las banderas de la institución educativa ondearán a media asta. 

COMPARTIR: