05 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La intérprete de Concha en 'Aquí no hay quien viva' y hermana de Elisa Montes y Terele Pávez se consagró como una de las más relevantes de España

Quince años sin Emma Penella: La laureada actriz vinculada a la muerte de Lorca

La actriz Emma Penella.
La actriz Emma Penella.
Se cumplen quince años sin la actriz Emma Penella. La intérprete es recordada por su aparición en películas como "La estanquera de Vallecas", "Fortunata y Jacinta" o "La regenta". Además, interpretó algunos personajes que a día de hoy siguen siendo recordados, como Concha, la vecina cañera de la serie 'Aquí no hay quien viva'. Casada con el productor Emiliano Piedra, la actriz siempre ha arrastrado el vínculo de su progenitor con la muerte de Federico García Lorca.

Son muchas las sagas del panorama cinematográfico español cuyos integrantes han dejado un gran legado. A una de estas pertenece Emma Penella, una de las actrices más relevantes de la década de los cincuenta y cuya carrera en el mundo de la interpretación fue decisiva. 

Al cumplirse el decimoquinto aniversario del fallecimiento de la actriz a causa de una insuficiencia renal, Emma Penella continúa siendo una de las actrices más recordadas en nuestro país y uno de los personajes más queridos. 

La actriz es recordada por su interpretación en algunas películas como “Fortunata y Jacinta”, “La regenta” o “Padre nuestro”. Aunque uno de sus personajes más populares fue Concha, de la serie Aquí no hay quien viva, producida por Jose Luis Moreno.  

El 27 de agosto de 2007, la actriz fallecía a causa de una insuficiencia renal a los 76 años en uno de sus mejores momentos profesionales. A pesar de sus problemas de salud, la actriz continuaba trabajando, dejando claro que era una de las mejores actrices a nivel nacional. 

Los comienzos en María Guerrero y su vínculo con la muerte de Lorca

Los inicios de la actriz en el mundo del cine no fueron fáciles. Su familia, bastante tradicional, no se lo puso nada fácil. Emma Penella nació en 1931 en Madrid y fue hija de Magdalena Penella Silva y del político de ideología ultraderechista Ramón Ruiz Alonso, cuya figura ha pasado a la historia por estar implicado en la detención y fusilamiento del escritor Federico García Lorca.

Emma Penella.

Su familia siempre ha estado ligada al mundo del arte y de la música, ya que fue nieta del compositor Manuel Penella Moreno y bisnieta del también músico Manuel Penella Raga. Sin embargo, Emma siempre sintió más atracción por el mundo del cine. Al igual que sus hermanas, también actrices: Elisa Montes, madre de la también artista Emma Ozores, y la desaparecida Terele Pávez.

El teatro María Guerrero acogió los primeros papeles de la actriz. Pero también participaba en películas, la primera en 1949, en el filme La Duquesa de Benamejí junto a Amparo Rivelles. Le siguieron cintas como El verdugo, Carne de horca o El amor brujo. A pesar de que tanto ella como sus hermanas se dedicaron de lleno al mundo del cine, únicamente aparecieron juntas en la película La cuarta ventana.

Sus hermanas y su matrimonio con Emiliano Piedra

La actriz siempre tuvo algo especial que hizo que algunos de los directores más exitosos a nivel nacional la convirtieran en su actriz fetiche. Es el caso de Luis García Berlanga o Eloy de la Iglesia, con quien trabajó en películas como La estanquera de Vallecas, una cinta que consagró a Emma Penella como una de las intérpretes más relevantes del género quinqui.

Elisa Montes, Terele Pávez y Emma Penella.

Al igual que sus hermanas, las actrices Elisa Montes y Terele Pávez, decidió cambiarse el apellido por la vinculación de su padre con la muerte de Federico García Lorca. Compartían la pasión por las tablas, aunque en cuanto a su personalidad eran absolutamente distintas. Al trío de actrices le acompañaba un fuerte carácter y la pasión por el mundo de la interpretación. 

Emma Penella y José Luis Manzano.

La actriz era muy recelosa de su intimidad. Contrajo matrimonio con el productor cinematográfico Emiliano Piedra, con el que tuvo a sus tres hijas : Emma, Lola y Emiliana. Tras el fallecimiento del que fuera su marido, la actriz recogió en 1992 el Goya de honor que le otorgaron. Entre ovaciones, la actriz destacó que “era un Goya de amor”.

COMPARTIR: