21 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según Tom Hanks, que pone voz al muñeco protagonista, "Toy Story 4 es una de las mejores películas que he visto en mi vida”

Pixar estrena por todo lo alto su nueva y mejor película para grandes y pequeños: Toy Story 4

Toy story 4, la mejor de toda la saga.
Toy story 4, la mejor de toda la saga.
Pixar vuelve con la difícil tarea de superar el impresionante éxito que tuvo “Los Increíbles 2” (2018). Un film que se convirtió en la película de animación más taquillera de la historia con 1,2 billones de dólares. Nunca he sido una gran fan de Pixar pero me rindo ante “Buscando a Nemo”, “Los Increíbles”, “Monstruos S.A” o “Up”. Por alguna razón los juguetes animados de Toy Story nunca me convencieron, no conecté con ellos de la misma forma que con la familia superheroica o con Marlin.

Aún así, sabía que tenía pendiente esta saga por todas las alabanzas que se llevó la tercera (y, supuestamente, última entrega). Así que me tocó ver bien las tres entregas porque solo tenía algunas imágenes en mi memoria (de la misma forma que cuando me senté a ver hace cuatro o cinco años las de “El señor de los Anillos” o “Star Wars”).

 

Y tras haber visto las tres, me parecen increíbles…¡todas! Eso sí, reconozco que la tercera se lleva la palma con esa versión animada de “La Gran Evasión”, ese villano y esos dos finales que creo que son los dos mejores momentos de la saga. Han sabido dar a los dos protagonistas desarrollo en cada entrega (más especialmente a Woody),  vemos nuevos dilemas y decisiones definitorias para los personajes.  Además hay lecturas a varios niveles, como la de que nunca se sepa nada del padre de Andy (el niño que juega con los juguetes). A pesar de ser juguetes, estamos viendo a unos personajes enfrentarse a la inevitable realidad de que la persona en torno a la que gira su vida, algún día les abandonará.  

Sí que es verdad que todas siguen, hasta cierto punto, una misma estructura: un prólogo irreal o en forma de flashback, un accidente o secuestro que sirve de detonante para una aventura en la que los juguetes visitan nuevos espacios y tienen un fecha próxima para volver a casa. Sin embargo, en cada nueva película Woody (al que pone la voz Tom Hanks) tiene que enfrentarse a un gran cambio al principio del filme y al final elegir ante la encrucijada que los guionistas preparan para él. Esa capacidad de Woody para tener que adaptarse es lo encomiable del personaje.

Sinopsis: Woody siempre ha tenido claro cuál es su labor en el mundo y su prioridad, cuidar a su dueño, ya sea Andy o Bonnie. Pero cuando Bonnie añade a Forky, un nuevo juguete de fabricación propia, a su habitación, arranca una nueva aventura que servirá para que los viejos y nuevos amigos le enseñen a Woody lo grande que puede ser el mundo para un juguete.

Tanto Hanks como Tim Allen (voz de Buzz Lightyear) no estaban dispuestos a hacer cualquier entrega, solo si el guion merecía la pena. El guion debía estar a punto o no podrían contar con ellos y por lo tanto no habría película. Tras haberla visto, entiendo que se la hayan jugado porque es la mejor cuarta entrega junto con “Mad Max: Furia en la carretera” o “Harry Potter y el Cáliz de Fuego” que se haya hecho.

Esta entrega de Toy story ha gustado más que las anteriores.

 En esta cuarta entrega, a la que todos le tenían mucho miedo, se consigue algo de lo que hablé cuando vi “Creed 2”. Cuando sales de verla te das cuenta de que por muy cerrada que creyeses que estaba esta historia, faltaban algunos temas fundamentales por cerrar. Los responsables de Pixar (recientemente comprada por Disney) consiguen que esta nueva historia no se sienta episódica, del tipo: esta es la nueva historia que nos hemos inventado para crear más metraje de estos personajes que te encantan. Para nada, este cuarto volumen termina resultando fundamental para la saga.

Por otro lado, la animación es increíble, para mí la historia es lo que importa pero a veces parece que si ésta flojease no importaría tanto, dada la belleza de algunos planos que parecen absolutamente reales. Puede que el final pille a algunos por sorpresa, a mí me parece el paso lógico, hay un villano a la altura y Buzz todavía tiene cierta caracterización, algo que se agradece. Hay ciertos temas que se tocan como el existencialismo de los juguetes que la hacen muy profunda y la vuelta de un personaje que revoluciona toda la historia.

Después de “Toy Story 3”, creo que es la mejor secuela que ha hecho Pixar. Si tuviera que ordenarlas por calidad, puede que: 3, 1, 4 y 2. Estoy seguro del primer puesto pero no tanto del resto.

Los dos trailers que han publicado me parecen muy buenos, pero creo que este revela un poco menos.

PS: Al parecer, hay guiños a todas las películas de Pixar en el filme.

COMPARTIR: