29 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Autsaider reedita la autobiografía del mito del boxeo español, que fue campeón nacional del peso welter en 1975

'Mear Sangre' la obra de 'Dum Dum' Pacheco: "No le deseo a nadie pasar por la cárcel"

'Dum Dum' Pachecho con su libro.
'Dum Dum' Pachecho con su libro.
En los años 70, cuando el boxeo era uno de los deportes más populares de España, 'Dum Dum' Pacheco fue uno de los púgiles más importantes. Su leyenda no venía solo del ring, había delinquido en su juventud y había pasado por la cárcel. Por eso, en 1976, solo con 27 años, ya tuvo material para publicar un libro de memorias donde relataba la violencia extrema de su infancia y de la cárcel hasta que logró destacar en los gimnasios. Ahora Autsaider ha reeditado esta obra titulada 'Mear Sangre'.

Según explica Mery Cuesta en el epílogo, tomando como referencia al artista Jean Dubuffet, es una obra nacida en la marginalidad social, sin desbastar ni destilar, ajena a corrientes estéticas codificadas y a cualquier precepto de urbanidad burguesa.

Podría adscribirse también a un tremendismo basado al 100% en hechos reales, como la escena que inspira el título, que se debe al color rojizo que adquirió una vez su orina tras recibir una buena paliza en el cuadrilátero.

La historia narra un gravísimo error, derivado de las malas compañías y de habitar un contexto propicio a la delincuencia, que le hizo recalar siendo apenas un niño en la cárcel de Carabanchel.

Durante unos años, José Luis Pacheco, no levantó cabeza: al poco de salir, lo detenían de nuevo por ser un pertinaz reincidente. En bucle. Por más que intentaba enmendar su conducta y por más promesas de no volver a meterse en problemas que se hacía a sí mismo cuando estaba en el agujero, al final, como si un sino implacable le persiguiera, terminaba otra vez ‘a la sombra’.

El suyo era uno de esos casos que se daban por perdidos. Otro quinqui imberbe de aquella España en transición que acabaría baleado por la policía o cosido a navajazos en el transcurso de una reyerta juvenil. Pero sin embargo, 'Dum Dum' logró sobreponerse a ese destino gracias a la literatura y el boxeo.

'Dum Dum' Pacheco boxeando.

Gracias a mearsangre.com ElCierreDigital.com ha conseguido una entrevista con el protagonista de una vida y una obra que dan mucho que hablar, 'Dum Dum' Pacheco.

¿Cómo fue 'Dum Dum' Pacheco de joven?

De joven era muy rebelde, teníamos una pandilla con Ángel Luis, El Apache… los Ojos Negros. Nosotros inventamos la moda de los pelos largos y los botines. Hacíamos lo que nos daba la gana. Me metí en muchos líos. Mi vida ha sido muy movida. 

¿Cómo empezó a escribir Mear Sangre?

Empecé en la cárcel a escribirlo de mi puño y letra. Todo lo que allí se cuenta es verdad. Lo escribí con el corazón.

¿Por qué decidió ponerle ese nombre?

Las vivencias que cuento en el libro son muy fuertes, era un título que le iba bien, “Blancanieves y los siete enanitos” no pegaba, como solía decir de broma en las entrevistas.

¿De qué se habla en el libro?

Habla de los primeros años de mi vida que fueron muy duros. De mi paso por la cárcel para que vea la gente la terrible experiencia que es y que no vale la pena ir. No hay nada que compense el ir a la cárcel. 

¿Nos puede contar alguna anécdota del libro?

Pasan muchas cosas, empieza cuando soy un niño, imagínate. No puedo elegir una. Lo de la cárcel llama mucho la atención porque es muy duro. Ahora todo el mundo me pregunta por las pandillas. Hay mucho interés por los Ojos Negros. Que compren Mear Sangre y así se enteran bien de todo.

¿De todas las historietas/episodios de su vida que se cuentan en el libro tiene alguna favorita?

Mi momento favorito es el boxeo, ganaba todos los combates por KO, era el número uno.

Muchas de las aventuras que se cuentan en el libro de Dum Dum Pacheco tienen lugar en la cárcel de Carabanchel, un sitio donde llegó a conocer muy bien las celdas de castigo.

¿Por qué entró en la cárcel?

Por un error. Me metí en muchos líos en los que era culpable pero cuando me metieron en la cárcel yo no había hecho nada. Tuvimos un accidente con un coche robado que no había robado yo. Al día siguiente vinieron a mi casa y me llevaron preso. Tenía dieciséis años.

¿Qué tal su estancia allí? ¿Tiene alguna anécdota que quiera contar?

La cárcel es lo peor. No le deseo a nadie pasar por allí. Había un preso de confianza, Carrión, que nos hacía la vida imposible a todos. Como había sido policía lo tenían ahí en las celdas bajas vigilando. Cuando le dieron la libertad, él no la quería. Sabía que había mucha gente fuera a la que había hecho mucho daño. Al poco de salir, esperando el metro, le empujaron a las vías y lo mató el tren.

Allí dentro decidió borrarse un tatuaje. ¿Cómo se le ocurrió esta idea?

No me gustaba lo que ponía (“madre sufriste para que yo naciera. Y nací para hacerte sufrir”), no quería hacer sufrir a mi madre y decidí quemármelo con un cigarro y con sal. Se infectó mucho, fue un desastre.

En 'Mear Sangre' también cuenta que en su vida mezclaba el sexo con el boxeo, una mala combinación según su propia opinión.

¿Cómo fue su vida sexual?

Lo he pasado muy bien. He estado con muchas mujeres famosas pero no te lo voy a contar por respeto, ni tampoco voy a decir ningún nombre.

Boxeo

¿Alguna vez pensó en dejar de boxear?

Cuando tuve el accidente pensé que no iba a volver a boxear. Luego volví pero cojeando, hice pocos combates, ya veía que el boxeo se acababa para mí. 

¿Qué ha significado el boxeo en su vida?

El boxeo me lo ha dado todo. Fueron los años más bonitos de mi vida.

COMPARTIR: