21 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La exmodelo no puede denunciar al torero porque ya no existe el delito de abandono de hogar en España y la separación no es tan amistosa como parece

Las causas que retrasan el divorcio millonario entre Enrique Ponce y Paloma Cuevas

Enrique Ponce y Paloma Cuevas.
Enrique Ponce y Paloma Cuevas.
Los abogados especialistas en divorcios del bufete Abogados Cebrián explican para elcierredigital.com los flecos y cuestiones legales del divorcio de Enrique Ponce y Paloma Cuevas y las implicaciones legales del mismo.

Es noticia el “recado” en redes sociales que la empresaria Paloma Cuevas ha mandado al que aún es su marido, el torero Enrique Ponce, en el que literalmente indica que "no todos los tesoros son de oro y plata. Los tesoros más grandes que yo tengo son de carne y hueso: mis hijos".

Se ha especulado mucho con la verdad de la ruptura de Enrique y Paloma, y una parte de la sociedad ha tendido a posicionarse de manera empática en favor de Paloma, mientras que Enrique ha sufrido cierto linchamiento social.

Muchos han arremetido contra Enrique duramente por entender que ha roto un matrimonio que se consideraba ejemplar. En cambio, son muchos los compañeros de profesión que se han divorciado sin tanta repercusión.

Ana Soria y Enrique Ponce.

Lo que más se ha criticado es que Enrique haya comenzado una relación con Ana Soria, una joven que hasta que comenzó la relación con Enrique, era anónima. Enrique Ponce y Ana Soria mantienen una relación sentimental que empezó con discreción, pero que poco a poco se ha ido dando a conocer con naturalidad, ofreciendo contenidos en los que demuestran su mutuo amor sin ningún tipo de reparo.

Infidelidad de Enrique Ponce a Paloma Cuevas

¿Ha existido infidelidad de Enrique Ponce a Paloma Cuevas? "Ahora se ha puesto de moda hablar de deslealtad sentimental en vez de infidelidad. Es un término inadecuado, pues la lealtad hace referencia a cualquier tipo de relación en general, mientras que la infidelidad se refiere específicamente a las relaciones sentimentales", explica el abogado especialista en divorcios, Alberto García Cebrián.

La infidelidad, para empezar, es subjetiva. Habría personas que considerarían que en una misma situación existe infidelidad y otras no. La clave para poder determinar si, efectivamente, Enrique Ponce fue infiel a Paloma Cuevas, es saber si ha estado teniendo relaciones sentimentales de manera simultánea con Ana y Paloma.

Pues bien, Enrique Ponce ha manifestado que cuando comenzó su relación sentimental con Ana ya había terminado la relación con Paloma, la clave fue no haber hecho pública dicha ruptura y sin embargo, filtrarse la información de que ya había comenzado su relación con Ana.

Es el problema de las personas con trascendencia pública. En este caso la polémica radicó en hacerse pública la nueva relación sin haberse hecho pública la ruptura que se mantenía en la intimidad, y ello generó un tsunami de especulaciones.

     Enrique Ponce y Paloma Cuevas.

Ni Paloma ni Enrique han manifestado en ningún momento que haya existido infidelidad, de manera que, hasta que alguno de ellos, en su caso, confirme que se han mantenido ambas relaciones, no existe infidelidad alguna en el matrimonio, pues si bien es cierto que aún no están divorciados, ya estaban separados de hecho.

Abandono de hogar de Enrique Ponce

Se ha llegado a afirmar que Enrique Ponce protagonizó un delito de abandono de hogar que Paloma Cuevas decidió no denunciar. Nada más lejos de la realidad. "Para empezar, el delito de abandono de hogar no existe en España desde el año 2005", aclaran desde Abogados Cebrián.

En España es legal tanto la infidelidad como residir en domicilios diferentes y relacionarse sentimentalmente con otras personas, otra cosa es que socialmente no esté bien visto por cuestiones morales.

Paloma Cuevas "no es que no haya querido denunciar a su marido por abandono de hogar, realmente no es posible que ni ella ni nadie en España denuncie a su cónyuge por dicho motivo", señalan desde Abogados Cebrián.

Meses atrás todo apuntaba a que el matrimonio llegaría a un divorcio amistoso, pero los meses van pasando y a día de la fecha no han comunicado que hayan comenzado la tramitación.

Al parecer existen discrepancias, y lo que parecía un matrimonio roto, pero cordial, ahora parece que está atravesando dificultades para llegar a un entendimiento, tanto en su esfera jurídica como familiar.

Es por ello que las voces que apuntaban en su momento que no se trataba una ruptura cordial, puedan cobrar sentido y fuerza al demorarse tanto la firma del divorcio, y al interpretar el mensaje de Paloma Cuevas como la puntilla que marca distancia con Enrique, apuntando de forma palmaria que la ruptura no es armoniosa.

El abogado Alberto García Cebrián.

"De entrar en esta dinámica se puede estar poniendo en peligro el divorcio amistoso, empezando a ver posible que el entendimiento no llegue a materializarse y que, después de una ruptura polémica, el divorcio pueda acabar resolviéndose en proceso contencioso, para que sea un juez el que imponga las medidas de las que tanto se esta especulando", añade el abogado Alberto García Cebrián.

Ana Soria

Enrique Ponce y Ana Soria mantienen una relación sentimental conocida por ser Enrique un personaje público y ahora, haberse convertido ambos, como pareja, en personas públicas y de interés social.

El morbo que se desató al imaginar que Enrique Ponce estaba llevando una doble vida, y que había sido pillado teniendo relaciones extramatrimoniales con una mujer mucho más joven que él, ha dado lugar a numerosas conversaciones en todo tipo de tertulias sociales.

La cuestión que ya parece aclarada es que Enrique Ponce no ha mantenido relaciones extramatrimoniales, pues su relación con Paloma Cuevas ya había terminado en la práctica. Técnicamente, podría considerarse relación extramatrimonial o adulterio al seguir siendo matrimonio, pero ambos habían terminado su relación y por tanto, estaban separados de hecho.

Incluso se llegó a criticar que la nueva pareja ocultara su relación, pero lo que realmente ocurrió es que trataron de no hacerla pública por consideración a Paloma, a los hijos comunes, el entorno y, en definitiva, por no dar qué hablar.

Y precisamente fue esto lo contraproducente pues, al querer reservar su relación en la intimidad en cuanto trascendió, todos los medios se hicieron eco y la repercusión fue mucho mayor de lo que hubiera sido si se hubiera comunicado o hecho pública la ruptura previamente, no dando lugar a un escándalo en el que se ha dicho de todo. Pero no todo ha sido verdad ni se ha tratado con el rigor que merece.

COMPARTIR: