17 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Sala Goya del Círculo de Bellas Artes reúne en esta muestra más de 200 piezas pertenecientes a estos grandes creadores

Los grandes dibujantes periodísticos en España: Madrid acoge la exposición sobre OPS, El Roto y Rábago

El Cierre Digital en
/ Los artistas presentan su exposición en el Círculo de Bellas Artes.
El Círculo de Bellas Artes reúne más de 200 piezas pertenecientes a OPS, El Roto, Rábago. La exposición se puede visitar por la sala Goya del Círculo de Bellas Artes, en Madrid.Valerio Rocco, director del Círculo de Bellas Artes, agradeció la colaboración con el Centro José Guerrero de Granada para hacer posible esta exposición. Esta muestra es una de las más completas sobre el trabajo de Andrés Rábago que se han exhibido hasta el momento. 

Sus visiones sobre lo que ocurre en el mundo son críticas. Sus miradas son agudas y lo reflejan en forma de dibujo. El Círculo de Bellas Artes reúne más de 200 piezas pertenecientes a OPS, El Roto, Rábago. La exposición se puede visitar por la sala Goya del Círculo de Bellas Artes, en Madrid.

Valerio Rocco, director del Círculo de Bellas Artes, agradeció la colaboración con el Centro José Guerrero de Granada para hacer posible esta exposición. Esta muestra es una de las más completas sobre el trabajo de Andrés Rábago que se han exhibido hasta el momento. 

“En  la muestra sobre el trabajo de Andrés Rábago se observan tres facetas artísticas, tres diferentes martillos, tres herramientas de destrucción de los poderes establecidos, a través de la crítica, de la sátira y del humanismo, para lograr en la España de la dictadura y de la transición una sociedad más igualitaria, libre y justa”, ha comentado Francisco Baena, director del centro el Centro José Guerrero de Granada para hacer posible esta exposición. Baena ha recordado que conoció a Andrés Rábago en los Talleres de Arte Actual que se impartían en el CBA los años ochenta. 

Mirada crítica

En estas tres facetas artísticas a lo largo de una trayectoria que abarca medio siglo, en la obra de Andrés Rábago se pueden rastrear temas, motivos y símbolos que han persistido, con variaciones, en la producción de sus tres heterónimos y que inciden en distintos aspectos de la realidad, plasmados de diferentes maneras (el bosque, los pájaros, la vigilancia, la familia, la figura del doble, las guerras, el arte, los sombreros, etc).

OPS tiene una mirada crítica y mordaz con la que retrata el inconsciente de un país y de una época, los últimos años de la dictadura franquista. Sus viñetas se sitúan en un contexto estilístico próximo al surrealismo y al movimiento Pánico y ponen en tela de juicio su herencia ideológica y sus consecuencias.  Las imágenes que ofrece están faltas de palabras, obedeciendo a un silencio marcado por la censura.

Muchos de los textos que aparecen en los dibujos del Roto podrían recogerse en un libro de aforismos y funcionar de manera autónoma.  Estos se aproximan a poética beckettiana del absurdo a través de un deslumbrante y paradójico uso del lenguaje.

20230316121149_IMG_9415_1_2

Exposición "OPS, El Roto, Rábago. Una microhistoria del mundo".

Su trabajo comenzó a mediados de los años 70 y sigue dibujando  hasta nuestros días, Estos quieren denunciar los abusos de poder, subraya las taras ideológicas aún presentes en nuestro país heredadas de la dictadura y cuestiona los postulados actuales del neocapitalismo y la sociedad digital. El El Roto “es un poeta satírico que hace un epigrama diario, un poeta ensimismado y observador del mundo que dibuja cada día un haiku visual, un panfletario que madruga para que cada mañana aparezca pegada por las paredes del periódico la tinta fresca de un pasquín incendiario, un francotirador que cada día dispara un solo tiro que da siempre en la diana” , comenta Antonio Muñoz Molina

Los lienzos de Rábago

El tercer heterónimo es el pintor Rábago, que se sitúa en una zona próxima a lo espiritual y se ocupa de los aspectos que trascienden la mirada automática y superficial de lo que convencionalmente se denomina «realidad». “Rábago busca una nueva aproximación a ese  territorio del que el ser humano fue desalojado tras la crítica de los maestros de la sospecha (Nietzsche, Freud y Marx), los sangrientos acontecimientos históricos que salpican el siglo XX y el nefasto papel de las jerarquías eclesiásticas occidentales.

Rábago pretende recuperar esa dimensión de lo humano y posibilitar una ventana (el cuadro) por la que pueda filtrase una luz a la vez física y simbólica. En sus lienzos percibimos una atmósfera de calma y sencillez, que no se deriva tanto de lo que sus personajes hacen en silencio, sino de lo que el silencio hace con sus personajes”, escribe Óscar Curieses, escritor y comisario de la muestra.

Para Curieses, la faceta del pintor Andrés Rábago trabaja de forma distinta con respecto a los otros dos heterónimos, “se ocupa del humanismo y de la dimensión espiritual de los seres humanos que el sistema está machacando”.

En una reflexión sobre su trabajo en el presente, Andrés Rábago ha explicado que “no sé si lo que estoy haciendo ahora es más bien arte de futuro o arte del pasado, pero creo que ya no quedan más formas. Necesitamos una pintura transmisora de tradición, de pensamiento y religión que nos aproxime a lo superior. El futuro está en que el arte vuelva a elevarnos a otros territorios. Esa es mi apuesta”.

COMPARTIR: